Entradas

Donde estan las grandes transacciones de oficinas de Madrid

¿Dónde están las grandes transacciones de oficinas de Madrid?

Nos queremos referir hoy a lo que ha acontecido durante el primer trimestre del año en el mercado de oficinas de Madrid, tras una despedida de 2015 ciertamente optimista, en la que el mercado auguraba un crecimiento continuado de todos los indicadores y una consolidación de la anhelada recuperación. Para hacer este breve análisis, compararemos algunas variables básicas entre el primer trimestre de 2015 y 2016 respectivamente.

El primer y principal dato positivo de la comparación entre el primer trimestre de 2015 y 2016 es que las rentas prime han subido prácticamente 2 euros, desde los 25,75 a los 27,5 euros/m²/mes, según JLL. Es una buena noticia para los promotores e inversores cuyas expectativas son las de un crecimiento continuado de las rentas para la totalidad del mercado; dicha expectativa se cumple además en todas las zonas, incluyendo las secundarias y periféricas.

El jarro de agua fría llega con la contratación. Frente a los aproximadamente 130.000 m² alquilados durante el primer trimestre de 2015 nos encontramos con una caída del 27%, cerrando el mismo trimestre de 2016 con solamente 98.000 m² contratados.

El stock ha aumentado ligeramente durante los últimos doce meses, desde los 15.115.079 m² hasta los 15.272.154 m², también según la consultora JLL. Debido a que la absorción neta ha sido positiva (se han alquilado más oficinas de las que se han desocupado), a pesar de dicho incremento del stock se ha pasado de una disponibilidad del 11,09 % a una tasa de vacío del 10,48%.

En el primer trimestre de 2015, el 43% de las transacciones estuvieron representadas por arrendamientos superiores a los 5.000 m² y dos de ellas sumaron 20.000 m² cada una. Nos estamos refiriendo al alquiler de Dentix en Campo de las Naciones —de 8.200 m²—, el traslado de KPMG a Torre de Cristal —de 20.000 m²— y el arrendamiento de BNP en Avenida de América —también de 20.000 m²—.

En el primer trimestre de 2016, en cambio, solamente se ha producido una “gran operación”, y ésta ha sido de 5.300 m². Nos referimos a la operación de Avintia en Pozuelo de Alarcón.

A pesar de que estos datos puedan parecer poco halagüeños, la realidad es que, descontado el efecto distorsionador de las grandes operaciones, entre el Q1 del 2015 y del 2016, crece la demanda de “pequeños” —inferiores a 5.000 m²— espacios, algo de lo que el mercado sí puede alegrarse. Al fin y al cabo, un mercado es más sano cuanto menos dependa de los “macro-movimientos” de las grandes corporaciones.

Lo que sí cabe preguntarse es, si se han venido sucediendo grandes operaciones de arrendamiento en todos los trimestres desde 2013, casi sin excepción, a qué puede deberse la total ausencia de ellas en este comienzo de año.

Los habrá que lo achaquen al clima político, con tanta influencia sobre lo económico. Los habrá que no vean más que una situación circunstancial o coyuntural sobre la que no cabe hacer mayor lectura. Otros dirán que en el último trimestre de 2015 se produjeron muchas operaciones de tamaño muy relevante —E&Y en Titania, Idental en Rivas Vaciamadrid, Roche en Campo de las Naciones, etc.— y que, debido a ello, se ha producido una cierta sequía en el comienzo de año.

¿Tú qué opinas? ¿Crees que la ausencia total de operaciones grandes de arrendamiento en Madrid es motivo de preocupación? ¿Supone un cambio de tendencia? ¿Las grandes empresas puede que estén esperando a ver qué sucede en junio con las elecciones generales?