¿Qué es el workplace y cuáles son sus tendencias?

En el mundo de las oficinas se utiliza con alegría el término workplace, el cual, como muchos anglicismos, hemos incorporado a nuestro vocabulario de una manera muy natural. El propósito de la entrada de hoy es acotar bien el significado de dicha palabra y que termines de leer estas líneas con una idea clara de qué es el workplace, cuáles son sus tendencias y cómo pueden afectarte a ti. Empecemos pues por el principio.

Si lo traducimos literalmente del inglés, workplace significa “lugar de trabajo” por lo que, a priori, esta acepción no se circunscribe exclusivamente al mundo de las oficinas. Un lugar de trabajo puede ser también un laboratorio, una tienda, una fábrica o incluso la barra de un bar. Ahora bien, la realidad es que workplace se asocia comúnmente con el ámbito laboral cuyo desarrollo tiene lugar dentro de una oficina y no se refiere únicamente al espacio físico que se ocupa; workplace lo constituye el espacio, las personas que hacen uso de él y las relaciones existentes entre ellas.

El concepto workplace es utilizado por las empresas para atraer talento. Las compañías compiten entre sí por ser galardonadas como un “great place to work” y esto es cada día más importante en sus campañas de marketing interno y externo. Las firmas aspiran a que sus empleados confíen y se sientan a gusto en ellas, en la esperanza de que esto redunde en beneficio de todos. En resumidas cuentas, la mejora de las condiciones del workplace es entendida como un ingrediente fundamental para el incremento de la productividad de sus empleados. Y parece lógico:

Great workplace = empleados felices = clientes felices = mayores beneficios = empresa feliz

Es por ello fundamental estar atento a las tendencias que afectan al workplace e intentar adaptarse al cambio. Si efectivamente se pretende favorecer un ambiente de trabajo saludable (en todos los sentidos) en el que los empleados no se sientan desconectados de la empresa o desmotivados, hay que hacer un esfuerzo y mantenerse al día. Éstas son pues algunas de las tendencias del workplace que te afectan tanto si eres empleado como si eres empleador.

Los sistemas y herramientas serán cada vez más colaborativas

Teniendo en cuenta que los mercados se internacionalizan cada vez más y que también lo hacen las empresas, veremos un incremento de plataformas y sistemas que permitan a los empleados colaborar y trabajar en equipo, independientemente del lugar en el que se encuentren o la distancia que los separe.

La nube sigue creciendo

El uso de la nube para almacenar y gestionar información se ha consolidado en el ámbito doméstico, pero en el mundo de la empresa todavía queda camino por recorrer. A pesar de ello, son cada vez más las compañías que abandonan el uso de servidores locales y apuestan por servidores externos gestionados por terceros. Ello favorece además la colaboración entre unidades de negocio deslocalizadas, tal y como describíamos en el punto anterior.

El workplace en sí, se transforma

En este punto sí que nos referimos al espacio físico y éste está experimentando cambios drásticos. Se sigue abandonando el modelo de cubículos con empleados aislados entre sí en favor de conceptos de espacio más diáfanos en el que todos interactúan y se relacionan.

Los avances en materia de comunicación y telefonía reducen también las necesidades de espacio de algunas empresas, puesto que no es tan necesario acudir al lugar de trabajo para realizar el trabajo, valga la redundancia. En el futuro no se tratará tanto de estar “presente” sino de estar “conectado”.

Las reuniones presenciales pierden fuelle

¿Por qué desplazarme hasta la oficina para asistir a una reunión con el departamento comercial de mi empresa cuando puedo conectarme con videoconferencia? Esta tecnología se integrará cada vez más con el mundo empresarial y se popularizarán sistemas como la “tele-presencia” de Cisco, pionera en este mercado.

 

Como conclusión, es interesante apuntar que en todas las tendencias subyace la necesidad de colaboración como motor de cambio del workplace. Las empresas se globalizan cada vez más y buscan la conexión ENTRE sus empleados y CON sus empleados. Se aspira a que el lugar de trabajo no sea una fuente de frustración o de descontento, sino más bien al contrario. La buena conciliación de la vida laboral y la personal es cada vez más prioritario para muchas empresas, lo cual es motivo de alegría para todos; ¿no te parece?