Productividad en las oficinas: cómo incrementarla a través del diseño

Son muchos los espacios de trabajo en los que entramos e inmediatamente sentimos sensación de agobio, o incluso tristeza. Esto suele ser debido, entre otras cosas, a un pésimo diseño. Evidentemente, prestar atención a los elementos decorativos no solo proporcionará un ambiente de trabajo más atractivo visualmente, sino que, además, impulsará la motivación de los empleados. Si conseguimos crear una atmósfera agradable e inspiradora, esto se verá reflejado en la productividad.

En el mercado inmobiliario podemos encontrar multitud de inmuebles en los que ubicar tus oficinas. Muchos de ellos, ya de por sí, contarán posiblemente, con una distribución funcional y estética de sus elementos. Pero, si esto no fuera así, podemos seguir estos útiles consejos.

Cómo convertir la oficina en un espacio altamente productivo

  1. Intimidad vs. intercambio: el primer punto para tener en consideración es la disposición del espacioen el que se va a trabajar. No será lo mismo un puesto de atención al cliente, atención telefónica o una empresa en la que principalmente se trabaje a través del intercambio de ideas o brainstorming. Para este tipo de puestos, se contará con lugares más retirados en los que se pueda ofrecer al cliente un buen servicio. Sin embargo, si se necesita comunicación grupal y fluidez de ideas, sin lugar a dudas, se debe mantener un flujo abierto.
  2. Gama de colores: no hay por qué tener miedo a utilizar el color como estrategia para mantener la moral y el buen ánimo de nuestros empleados. Hay multitud de estudios sobre la influencia de los colores en nuestra mente. Tonalidades de verdes, azules, vainillas y/o grises, en sus versiones más suaves, pueden ser los aliados perfectos si los combinamos con pequeños toques de color en los puestos de trabajo.
  3. Luz: una buena iluminación influye directamente en los trabajadores. La luz natural produce bienestar, intenta maximizar su aprovechamiento. Lo idóneo es contar con una luminosidad natural, pero si no es posible, una buena luminaria y unos niveles óptimos pueden reducir la fatiga visual manteniendo a los empleadosen un ambiente adecuado. Se suele recomendar una iluminación de unos cuatrocientos lux para oficinas.
  4. Materiales naturales y naturaleza: trasladar este concepto a la oficina mediante el uso de materiales naturales nos servirá de apoyo para recrear un entorno más natural. Por otro lado, la posibilidad de permitir a los empleadosparticipar en el diseño mediante la utilización de plantas que embellezcan el lugar es siempre un aspecto positivo para tener en cuenta.
  5. Ergonomía: el uso de material ergonómico para la oficina ayuda a mantener una buena higiene postural. Invertir en este aspecto repercutirá positivamente en el bienestar de los trabajadores, estando en un nivel de salud óptimo para sus funciones.

La decoración de interiores se incluye en diferentes ámbitos de nuestra vida. Aprovecharla en nuestro beneficio siempre será un éxito.