Noticias del mercado inmobiliario de oficinas locales y naves

Distintos lugares para nuevas aperturas de locales

A la hora de llevar a cabo la apertura de nuevos locales para poner en funcionamiento cualquier tipo de actividad económica es fundamental tener presente cuál es el lugar más idóneo para ello. Esto se debe a que, entre los principales objetivos que nos marcamos, el de obtener beneficios es fundamental.

Son muchas las ocasiones en las que el centro de la ciudad no es el lugar más apropiado para un determinado negocio, pese a que existe un gran número de ciudadanos que no piensa de esta forma y cree que solo triunfan aquellos negocios que están a la vista de muchas personas.

Un ejemplo de ello lo tenemos, por ejemplo, en la puesta en marcha de una papelería. En este caso concreto, tendremos que pensar en nuestros potenciales clientes. Por ello, los alrededores de un centro de enseñanza, pese a que esté alejado del núcleo urbano, puede ser el lugar más apropiado.

Del mismo modo, es importante pensar en cuántos negocios de papelería hay en una zona determinada. Si hay muchos lo mejor es optar por otro lugar o pensar en vender otro tipo de producto en nuestro local.

Hay que tener presente que muchas veces existen en las ciudades lugares que son de un gran interés turístico, pese a que se encuentren lejos del centro histórico. Es ahí donde existe un gran filón económico. Podemos desmarcarnos del resto, ofreciendo aquellos servicios o productos que no existen en la zona.

Además, es probable que los precios de los locales sean más bajos que los que se fijan en el centro de las ciudades. Esto último viene a ser otra importante ventaja.

La descentralización del turismo

En relación a lo expuesto, Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, ha propuesto este verano una descentralización del turismo para que aquellos que visitan la ciudad que regenta no se concentren en el centro de la capital.

La idea es la de hacer visibles otras zonas de la ciudad y que la almendra central no sea siempre la única protagonista. De hecho, Carmena afirma que una ciudad como Madrid está repleta de preciosidades y que no todas se encuentran situadas en el centro.

Por ello, Carmena ha destacado distintas iniciativas como la transformación en el Palacio de los Niños del Palacio de la Quinta de los Molinos o la apertura del Museo de El Capricho a fines de 2018.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, coincide con Carmena en que hay que aunar fuerzas para que el turismo no sea masificado, sino de calidad.

Esto que ocurre con Madrid o Barcelona es extensible a otras muchas ciudades españolas en las que existen locales esperando a ser abiertos en zonas maravillosas, cuyo entorno ofrece un sinfín de oportunidades de expansión económica.

Productividad en las oficinas: cómo incrementarla a través del diseño

Son muchos los espacios de trabajo en los que entramos e inmediatamente sentimos sensación de agobio, o incluso tristeza. Esto suele ser debido, entre otras cosas, a un pésimo diseño. Evidentemente, prestar atención a los elementos decorativos no solo proporcionará un ambiente de trabajo más atractivo visualmente, sino que, además, impulsará la motivación de los empleados. Si conseguimos crear una atmósfera agradable e inspiradora, esto se verá reflejado en la productividad.

En el mercado inmobiliario podemos encontrar multitud de inmuebles en los que ubicar tus oficinas. Muchos de ellos, ya de por sí, contarán posiblemente, con una distribución funcional y estética de sus elementos. Pero, si esto no fuera así, podemos seguir estos útiles consejos.

Cómo convertir la oficina en un espacio altamente productivo

  1. Intimidad vs. intercambio: el primer punto para tener en consideración es la disposición del espacioen el que se va a trabajar. No será lo mismo un puesto de atención al cliente, atención telefónica o una empresa en la que principalmente se trabaje a través del intercambio de ideas o brainstorming. Para este tipo de puestos, se contará con lugares más retirados en los que se pueda ofrecer al cliente un buen servicio. Sin embargo, si se necesita comunicación grupal y fluidez de ideas, sin lugar a dudas, se debe mantener un flujo abierto.
  2. Gama de colores: no hay por qué tener miedo a utilizar el color como estrategia para mantener la moral y el buen ánimo de nuestros empleados. Hay multitud de estudios sobre la influencia de los colores en nuestra mente. Tonalidades de verdes, azules, vainillas y/o grises, en sus versiones más suaves, pueden ser los aliados perfectos si los combinamos con pequeños toques de color en los puestos de trabajo.
  3. Luz: una buena iluminación influye directamente en los trabajadores. La luz natural produce bienestar, intenta maximizar su aprovechamiento. Lo idóneo es contar con una luminosidad natural, pero si no es posible, una buena luminaria y unos niveles óptimos pueden reducir la fatiga visual manteniendo a los empleadosen un ambiente adecuado. Se suele recomendar una iluminación de unos cuatrocientos lux para oficinas.
  4. Materiales naturales y naturaleza: trasladar este concepto a la oficina mediante el uso de materiales naturales nos servirá de apoyo para recrear un entorno más natural. Por otro lado, la posibilidad de permitir a los empleadosparticipar en el diseño mediante la utilización de plantas que embellezcan el lugar es siempre un aspecto positivo para tener en cuenta.
  5. Ergonomía: el uso de material ergonómico para la oficina ayuda a mantener una buena higiene postural. Invertir en este aspecto repercutirá positivamente en el bienestar de los trabajadores, estando en un nivel de salud óptimo para sus funciones.

La decoración de interiores se incluye en diferentes ámbitos de nuestra vida. Aprovecharla en nuestro beneficio siempre será un éxito.

 

Todo sobre logística 4.0

Las tecnologías están cambiando casi todos los trabajos y negocios y otro tanto pasa con la logística. Es necesario entender que el mundo online empieza a tener un peso bastante similar al offline y hemos de tener en cuenta que las industrias deben hacerse a esta idea cuanto antes para poder seguir avanzando, día a día, en sus negocios. Queremos aprovechar aquí para hablar sobre una de las últimas tendencias del momento, el almacén 4.0.

Qué son y cómo se desarrollan los almacenes4.0

Estos responden a un cambio en el sistema industrial. Ahora se avanza en favor de la digitalización y esta apunta a cambiar el funcionamiento físico de muchos de los ecosistemas de producción. Uno de los más afectados será la cadena de suministros.

Automatizar este ecosistema significa apostar por su total transparencia. Esta depende del número de pasos que iban desde el desarrollo del producto hasta su llegada a las manos del cliente. Con la capacidad tecnológica de la actualidad, este sistema cambia en cada uno de sus puntos, ya que el proceso que se daba en ellos puede ser mejorado y, en la mayoría de los casos, automatizado.

Ahora bien, la manera de lograr este proceso es el punto en el que se encuentra la complicación. Consiste en abrir una serie de programas o interfaces que permiten que la producción de los productos, su empaquetamiento y su distribución puedan ser no solo más eficientes, sino también mucho más personalizados, además de contar con una mayor precisión del futuro nivel de demanda. De manera que no se produzca stock.

Todo esto pasa por la utilización de almacenes o naves inteligentes, el uso del Big Data para estar al tanto de las tendencias del mercado y apostar por una visibilidad logística real. Todo ello produce una red de procesos perfectamente retroalimentados, de manera que la información que se aporta, por un lado; resulta de utilidad, por el otro.

Sus ventajas para la industria

En primer lugar, este tipo de procesos hace que mejore la productividad, ya que esta se amoldará, realmente, a las exigencias del mercado y no habrá ni stock ni falta de productos. También se consigue un mayor nivel de satisfacción de los clientes al mejorar la producción y personalización de los envíos y hacerlos de manera inteligente. Y, finalmente, hemos de mejorar todos los procesos de la cadena de producción, al apostar por métodos más eficientes.

En conclusión, la logística 4.0 supone adaptar los ecosistemas actuales a las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Todo ello se traduce en una manera más eficiente de realizar el trabajo y mayor satisfacción. Por tanto, cada vez más empresas e industrias se fijan en estos procesos para afrontar su futuro.

Consejos para traspasar negocios en locales

Un traspaso es arrendar o vender un local o locales en el que se está ejerciendo una actividad económica. Ya sea que optemos por una u otra, resulta una buena estrategia si se acumulan deudas o si un impedimento se extiende en un largo periodo para seguir con el negocio. También podemos realizarlo en caso de jubilaciones o para descansar de una actividad a la que se le hemos dedicado una vida entera.

Traspasar un local es una decisión muy importante difícil que debemos tomar por necesidad, no por capricho. Lo más importante es hacerlo bien, y dependiendo de algunos factores (actividad del local, clientes, deuda, resultados, etc.), al no cotizar en el mercado, es complicado valorar a la empresa. Por lo tanto, la oferta que hagamos cerrará el precio y es el punto de partida para una intensa negociación. La oferta debe ser buena, pero a la vez ventajosa para ambas partes.

Consejos a seguir para traspasar un local

  1. Vigilar las deudas y los gastos.Antes de un posible traspaso lo ideal es renegociar con el banco las condiciones de los créditos y el calendario de pago de deudas. Es mejor que estén distribuidas en varios años, a largo plazo, para que el futuro comprador vea más atractiva la empresa. Por otro lado, todos los gastos que asumía la empresa y que pueden ser personales hay que intentar minimizarlos lo máximo posible, con lo que se reducen gastos para que la empresa desde fuera se vea más rentable.
  2. Reformar el local o realizar mejoras (sobre todo si el local es nuestro). Pintarlo, redistribuir el espacio o comprar nuevos muebles dan una mejor imagen del local y con ello el interés.
  3. Eliminar lo menos rentable.Debemos centrarnos en lo más rentable para evitar que los gastos no afecten a las cuentas.
  4. Tener buena comunicación entre empleados propios de la situación.Desde el inicio del proceso o idea del traspaso, debemos hablar con los empleados, si los hay. Debemos evitar que decaiga el ánimo pensando en que el nuevo proyecto no puede contar con ellos o que tengan miedo de una nueva situación. De ser posible, hay que atar sus condiciones y puestos.
  5. Asesorarse por parte de profesionales. Es importante realizar la negociaciónde venta a través de profesionales para no mezclar la parte sentimental del proyecto con la empresarial. De esta manera, habrá una mejor ayuda para poder contar con un buen cuaderno de ventas que resuma nuestra posición en el mercado, la historia y las previsiones de futuro que pueda generar.

 

En definitiva, si queremos realizar el traspaso de un negocio, hay que considerar una serie de factores que pueden hacer más atractivo la negociación y, con ello, que el cambio de manos del local sea un éxito.

Pasos a seguir para poner en marcha los locales franquiciados

Las franquicias, tanto para locales comerciales como de hosteleria, son una gran oportunidad para emprendedores con poca capacidad de inversión, ya que, tienen un modelo de negocio exitoso y consolidado. Además, los franquiciados no necesitan invertir en promoción, papelería o marketing, ya que, de eso suele encargarse la empresa franquiciadora. En la actualidad muchas empresas de éxito deciden adoptar este modelo para expandirse, por eso, es importante conocer los pasos a seguir para franquiciarse, ya que es una buena oportunidad para emprender.

Fases a cumplir en el proceso de apertura de locales franquiciados

Para tener éxito hace falta realizar un buen plan de acción con los pasos a seguir, además de informarse bien de las oportunidades y franquicias que hay y pueden ser rentables.

  1. Contacto y acuerdo con la franquicia

​Una vez se ha estudiado la viabilidad de todas las opciones y se ha tomado una decisión, se procederá a reunirse con la empresa fanquiciadora para presentar el proyecto y evaluarse mutuamente. Si se llega a un acuerdo, se deberá firmar un precontrato en el que la empresa franquiciadora reservará una zona para el franquiciado mientras este pone a punto el local. Además, este deberá pagar una parte del canon por el uso de la marca, que se terminará de abonar en la firma del contrato final.

  1. Encontrar local para la franquicia

Usualmente, la central dará instrucciones al franquiciado para la elección idónea del local, qué espacio deberá tener y en qué lugar de la ciudad es mejor abrir. Una vez el franquiciado haya visitado varios, tendrá que presentar a la empresa franquiciadora sus favoritos para tomar una decisión. En algunos casos, la central contrata directamente un local para el franquiciado, ahorrándole así, mucho tiempo.

  1. Planificando la financiación de la franquicia

Si no se cuenta con los fondos suficientes, será necesario pedir un préstamo para pagar todos los gastos que se producirán antes de la apertura. Muchas franquicias suelen tener acuerdos con entidades bancarias con beneficios para los franquiciados, de esta forma, consiguen créditos menos exigentes y con más garantías. De todas formas, es recomendable emprender esta aventura con un colchón de dinero propio para no depender totalmente del banco.

  1. La firma del contrato definitivo

Si ya se ha conseguido superar todos los pasos anteriores, se puede decir que el franquiciado está capacitado para la apertura de su nueva franquicia. En este punto, el franquiciado y la central deberán firmar el contrato definitivo, en el que constará la identificación de ambas partes, el contrato de arrendamiento del local y la liquidación completa del canon de entrada.

Una vez completado todo esto se puede comenzar a trabajar duro para ganar dinero, y quién sabe, en un futuro crear una franquicia propia.

l futuro del sector inmobiliario tras el brexit y las elecciones

¿A qué se debe el auge de las SOCIMI en los últimos años? Ventajas de crear una

La creación de SOCIMI ha experimentado en España un boom inesperado en los últimos años. Las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario son un tipo de sociedad creada por la Ley 11/2009, como respuesta a la mala situación del sector, para favorecer el mercado del alquiler inmobiliario mediante beneficios fiscales. Y facilitando el acceso a los particulares a pequeñas inversiones mediante acciones.

En los últimos años, son muchas las empresas que han optado por crear una, lo que ha provocado una trayectoria creciente en las estadísticas sobre las SOCIMI. Este auge se debe, en parte, al cambio de regulación en 2012, que aportaba más beneficios fiscales a las sociedades, pero también, al boom de los alquileres vacacionales y de oficinas. Aprovechando los precios a la baja de los inmuebles por la crisis, estas sociedades han sabido aprovechar el momento para adquirir inmuebles y rehabilitarlos para usarlos como residencias vacacionales y oficinas, debido a la gran rentabilidad que suponen.

La recuperación económica ha propiciado la creación de empresas, lo que ha facilitado el aumento de alquileres de oficinas. Además, la sensación de seguridad que se vive en España, frente a otros destinos, así como los precios y el clima, la han catapultado a los primeros puestos del ranking de destinos turísticos, lo que ha hecho crecer la demanda de viviendas turística

Beneficios de crear una SOCIMI

Las SOCIMI suponen una gran ventaja tanto para los que la crean como para los que invierten en una de ellas. En primer lugar, cabe destacar que tributan a un tipo especial del 0% en el Impuesto de Sociedades. Además, cuentan con una bonificación del 95% en el ITP por la compra de viviendas y terrenos destinados al arrendamiento. Por otro lado, estarán exentas del ITPAJD para operaciones de creación y aumento del capital social, así como las donaciones no dinerarias hechas a nombre de la sociedad.

Pero las SOCIMI, también suponen un atractivo para pequeños inversores debido a sus beneficios respecto a la inversión directa. El principal aliciente es su liquidez, es tan fácil invertir como desinvertir, al contrario que en la compra-venta, donde se depende de terceros y la oferta y la demanda. Otra ventaja es la gestión profesional de la inversión, ya que las SOCIMI están gestionadas por especialistas en el sector, por lo que, las inversiones son más seguras. Además, al diversificar la inversión, se actúa con mucho menos riesgo, ya que, al invertir en la sociedad, no en un inmueble concreto, se evita el riesgo que supone adquirir una vivienda que puede sufrir una caída en su valor, o incidentes varios.

Como se puede observar, este tipo de sociedad inspirado en el modelo anglosajón de las REIT, supone grandes ventajas, por lo que se prevé que el auge siga en alza.

oficina disponible para el alquiler

El crecimiento en los alquileres de oficinas, ¿oportunidad de inversión?

Tras unos años nefastos para el sector inmobiliario, en los últimos años se ha ido experimentando un crecimiento económico que está haciendo repuntar el mercado. Esto se debe en gran medida gracias a los alquileres turísticos, ya que, han sido muchos los que han invertido en viviendas para darle este uso, pero otra oportunidad de inversión que está en alza es la compraventa de oficinas.

¿Por qué la compra de oficinas es una buena inversión en este momento?

Los datos del primer trimestre de 2017 son rotundos, por ejemplo, en Madrid, los alquileres de oficinas aumentaron un 62 %, además los precios de los arrendamientos de oficinas han crecido de forma generalizada. En Barcelona, también se ha experimentado un crecimiento destacable en la contratación bruta de oficinas, un 29 % respecto al año anterior. Y en ciudades como Valencia, Málaga, Granada y Sevilla, también se registran datos muy positivos, que avalan la oportunidad de inversión.

Esto se debe, según la agencia Aguirre Newman, a las buenas expectativas empresariales y el crecimiento de los negocios en Internet. Pero, las expectativas siguen siendo buenas, ya que, debido a la creciente demanda y a la poca disponibilidad de inmuebles dedicados a este uso, los precios siguen subiendo. La subida de las rentas en los alquileres ha provocado que el precio medio por metro cuadrado de oficinas en Madrid sea de 28,50 €/m2/mes, aunque algunos contratos han llegado a los 35 €/m2/mes. Por otro lado, en Barcelona los precios se sitúan en una media de 18,50 €/m2/mes.

Esta tendencia ha provocado que muchas empresas, incluso particulares, decidan rehabilitar edificios y viviendas en venta, para introducirse en el mercado inmobiliario de oficinas. De esta manera, la rentabilidad es notable, ya que, edificios que se habían devaluado, con una rehabilitación sencilla para uso empresarial, se revalorizan día a día.

Según la agencia Aguirre Newman, las expectativas hasta finales de 2018 son positivas, debido a la correlación entre el crecimiento del PIB y el comportamiento en el mercado de oficinas. En Madrid, se esperan superar los 500.000 m2 de contratación bruta para oficinas, además de una subida generalizada en los precios debido a la disminución de la disponibilidad. Por otro lado, en Barcelona, se prevén que se alcanzarán los 390.000 m2 para finales de 2017.

Cómo cabe esperar, las operaciones más grandes y la rehabilitación de edificios, han sido efectuadas, en su mayoría, por los fondos de inversión y las Socimis. Pero también destacan las oportunidades que hay para pequeños inversores, sobre todo, en zonas menos céntricas, donde muchas PYMES buscan una oficina en la que establecerse de manera más económica. Las oportunidades son múltiples, y la rentabilidad que se espera permite ser optimistas a inversores, que siguen en busca de inmuebles a los que sacarle rentabilidad.

Los locales de la zona centrica recuperan la actividad gracias a las grandes cadenas

Las grandes superficies instaladas en el extrarradio ya no están de moda. Ahora son los locales de la zona centrica los que concentran a mayor número de potenciales clientes. Por eso las grandes marcas han cambiado su estrategia de expansión. La primera en ver el cambio de tendencia fue Carrefour, que hace diez años situó sus nuevas aperturas en locales más pequeños del centro de la ciudad. En 2017, el 80 % de los consumidores no quiere tardar más de 10 minutos en llegar a la tienda o al eje comercial.

Leroy Merlin, hábitos del cliente como motor de avance

Recientemente, Leroy Merlin anunció la apertura de un nuevo establecimiento en el centro de Barcelona, muy cerca de donde ya está instalado MediaMarkt, y también en Madrid, en un local cercano al paseo de la Castellana. Según Juan Sevillano, director de desarrollo de Leroy Merlin España, “la idea es continuar la expansión en la zona centro de otras capitales de España”. Según indica la propia empresa, esta nueva estrategia responde al cambio de hábitos de sus clientes, que no quieren perder más de 10 minutos en el trayecto hasta la tienda.

Ikea, el centro urbano como banco de pruebas

Ikea es otra de las empresas del sector retail que se ha sumado a la tendencia urbana. La apertura en la céntrica y exclusiva calle Serrano de Madrid se debe a un cambio de estrategia: “como respuesta a lo que demandan los clientes, estamos más cerca de ellos, nos adaptamos a los nuevos hábitos de compra y facilitamos los servicios de personalización y asesoramiento”, asegura la empresa en un comunicado al que se puede acceder a través de su página web.

El caso de Ikea es bastante peculiar. El local del centro de Madrid sirve también como laboratorio de nuevas experiencias de compra que, en función del feedback de los clientes, podrían instaurar en otros centros Ikea de España.

Decathlon, desarrollo basado en la cercanía con los clientes

Por último, otra de las grandes firmas que apuesta firme por la expansión en los centros urbanos es Decathlon. En la memoria de actividad de 2016 detallan que, de las 18 nuevas aperturas en nuestro país, 12 fueron bajo el sello “Decathlon City”, en los ejes comerciales del centro y en locales de menor tamaño. La empresa francesa mantiene desde hace años una estrategia comercial fundamentada en la “búsqueda de cercanía con sus clientes”

Los grandes ejes comerciales han recuperado clientes porque los consumidores priman el tiempo al precio o la variedad. Las estrategias comerciales y también de expansión y desarrollo de las grandes superficies han superado un punto de inflexión: tras el auge de los centros comerciales en la periferia, ahora las marcas vuelven a los locales urbanos para reconquistar a sus clientes.

Las grandes superficies instaladas en el extrarradio ya no están de moda. Ahora son los locales de la zona centrica los que concentran a mayor número de potenciales clientes. Por eso las grandes marcas han cambiado su estrategia de expansión. La primera en ver el cambio de tendencia fue Carrefour, que hace diez años situó sus nuevas aperturas en locales más pequeños del centro de la ciudad. En 2017, el 80 % de los consumidores no quiere tardar más de 10 minutos en llegar a la tienda o al eje comercial.

Leroy Merlin, hábitos del cliente como motor de avance

Recientemente, Leroy Merlin anunció la apertura de un nuevo establecimiento en el centro de Barcelona, muy cerca de donde ya está instalado MediaMarkt, y también en Madrid, en un local cercano al paseo de la Castellana. Según Juan Sevillano, director de desarrollo de Leroy Merlin España, “la idea es continuar la expansión en la zona centro de otras capitales de España”. Según indica la propia empresa, esta nueva estrategia responde al cambio de hábitos de sus clientes, que no quieren perder más de 10 minutos en el trayecto hasta la tienda.

Ikea, el centro urbano como banco de pruebas

Ikea es otra de las empresas del sector retail que se ha sumado a la tendencia urbana. La apertura en la céntrica y exclusiva calle Serrano de Madrid se debe a un cambio de estrategia: “como respuesta a lo que demandan los clientes, estamos más cerca de ellos, nos adaptamos a los nuevos hábitos de compra y facilitamos los servicios de personalización y asesoramiento”, asegura la empresa en un comunicado al que se puede acceder a través de su página web.

El caso de Ikea es bastante peculiar. El local del centro de Madrid sirve también como laboratorio de nuevas experiencias de compra que, en función del feedback de los clientes, podrían instaurar en otros centros Ikea de España.

Decathlon, desarrollo basado en la cercanía con los clientes

Por último, otra de las grandes firmas que apuesta firme por la expansión en los centros urbanos es Decathlon. En la memoria de actividad de 2016 detallan que, de las 18 nuevas aperturas en nuestro país, 12 fueron bajo el sello “Decathlon City”, en los ejes comerciales del centro y en locales de menor tamaño. La empresa francesa mantiene desde hace años una estrategia comercial fundamentada en la “búsqueda de cercanía con sus clientes”

Los grandes ejes comerciales han recuperado clientes porque los consumidores priman el tiempo al precio o la variedad. Las estrategias comerciales y también de expansión y desarrollo de las grandes superficies han superado un punto de inflexión: tras el auge de los centros comerciales en la periferia, ahora las marcas vuelven a los locales urbanos para reconquistar a sus clientes.

 

Optimizar el espacio en oficinas abiertas o cerradas

La organización y el aprovechamiento del espacio son aspectos esenciales a la hora de diseñar una oficina, ya sea un lugar de trabajo en el que se atiende al público o uno en el que solo los trabajadores tienen acceso.

Hay muchos tipos de oficinas, dependiendo de la labor que en ella se realice, su número de empleados o de clientela potencial, los metros con los que cuente, etc.

Debemos atender a múltiples variables para conseguir un equilibrio perfecto entre estética, funcionalidad y comodidad del espacio de trabajo, favoreciendo así un buen ambiente laboral y un fomento de la productividad que se verá reflejado en las cuentas de la empresa.

Aspectos esenciales del diseño de oficinas

Factores como una buena iluminación, la elección de los colores adecuados en las paredes y mobiliario de cada espacio, la existencia de zonas de descanso o la ergonomía de los asientos convertirán nuestra oficina en un espacio agradable. Algo de suma importancia, pues es el lugar donde pasamos buena parte del día.

A la hora de buscar una mejor optimización del espacio de la oficina es esencial el papel del mobiliario. Debemos exigirle que se adapte perfectamente a las actividades que se desempeñen, que pueden ser diversas dependiendo, por ejemplo, de si se trata oficinas abiertas o cerradas al público, lo que implica una u otra distribución y una mayor o menor necesidad de amplitud en las zonas de paso.

Los muebles han de ser sólidos para asumir la carga de trabajo diario constante, versátiles para ser capaces de asumir cualquier cambio que se produzca en la oficina, de una estética limpia que favorezca la concentración y, desde luego, funcionales, para beneficiar en todo momento el cumplimiento de las tareas y facilitar el mantenimiento del orden.

Hoy en día, cualquier oficina cuenta con escritorios donde se desarrolla gran parte del trabajo. La importancia de las telecomunicaciones hace imprescindible la presencia de un ordenador y, posiblemente, otros equipos electrónicos, lo que convierte en vital que las mesas cuenten con el espacio suficiente dedicado a la computadora y a todo el cableado que conlleva. Un buen sistema de conectividad que facilite la alimentación eléctrica y mantenga los cables a raya será un valor seguro a la hora de optimizar el espacio de un despacho.

Las estanterías, armarios y cajoneras serán aliados perfectos para garantizar el espacio de almacenamiento y ayudar a mantener el orden en las zonas de trabajo activo.

Las nuevas tendencias en el diseño de oficinas tienden a primar los espacios abiertos, sin barreras físicas ni espacios jerarquizados y donde el flujo de personas sea natural. Esto favorece ampliamente al aprovechamiento del espacio, pues lo libera de tabiques y cubículos.

Estas son algunas de las claves para hacer un uso eficaz de nuestra oficina y conseguir un espacio de trabajo óptimo.

Optimización de espacio en locales comerciales y hostelería

Es posible tener un restaurante o un local comercial con el mejor menú o los mejores productos. También puede ser que se encuentren en pleno centro de la ciudad y con los precios más competitivos, pero si no despiertan ningún tipo de interés, de nada sirve.

Disponer de un amplio local es el sueño de la mayoría. No obstante, esto no es siempre posible. Aun así, esto no debe ser ningún obstáculo. En la actualidad, existe el denominado interiorismo comercial a través del que se proyectan todo tipo de espacios atendiendo a la iluminación, las formas, los colores o los materiales.

Tener en cuenta el exterior y la iluminación

Un buen consejo, si la ley lo permite, es el de aprovechar el espacio de entrada a los locales tanto comerciales como de hostelería, para atraer todas las miradas. En el exterior, las plantas, las pizarras con buenas frases u originales carteles, por ejemplo, sirven para hacerle una descripción al cliente de qué se va a encontrar en el interior del negocio.

La luz es básica también en los espacios pequeños. Si hay luz natural, se debe aprovechar lo más posible. Unas vidrieras permiten que entre el máximo de luz. Si, por el contrario, da demasiado sol en la fachada se puede optar por un toldo.

Pensar en vertical y utilizar los colores

Para dar sensación de amplitud espacial se recomienda colocar los productos en distintos niveles. Otra estrategia para tener presente es la del aprovechamiento del techo y de las paredes. Estas últimas pueden servir para colgar estanterías, elementos decorativos o ilustraciones, que vayan en consonancia con la estética de la marca.

En cuanto a los colores, en los espacios pequeños se aconsejan los claros porque dan mayor visión espacial. Los colores fuego, amarillo y rojo se deben evitar, dado que son muy estimulantes y empequeñecen cualquier espacio. Si se utilizan será en rincones pequeños.

La importancia del mobiliario

Las miradas deben estar centradas en el producto tanto en lo concerniente a alimentación y bebidas como a la venta de un determinado artículo. Por ello, es aconsejable no emplear materiales que resten espacio y resalten demasiado.

Es mejor utilizar siempre elementos naturales, como las cerámicas y las maderas en tonos neutros, sin recargar los espacios.

El mobiliario puede ser hecho a medida, convertible o dinámico para ganar espacio. Esto permite que haya variaciones en la decoración y una funcionalidad mayor.

Son muy importantes, en lo que a locales de hostelería se refiere, las sillas. Estas deben ser lo bastante cómodas y amplias para que los clientes estén a gusto. El respaldo se recomienda que sea alto, lo que también garantiza la comodidad del comensal en el transcurso de su estancia. No obstante, no deben impedir el trabajo de los camareros.