información sobre la inversión en locales comerciales

Ferias inmobiliarias en España para el año 2016

El sector inmobiliario es en la actualidad uno de los más importantes en España, con tendencias en aumento. Precisamente para dar a conocer las numerosas opciones que salen en el mercado existen distintas ferias inmobiliarias como el SIMA en Madrid.

Ferias internacionales del sector inmobiliario

– SIMA. Del 21 al 23 de octubre, el Salón inmobiliario internacional de Madrid abre sus puertas en el Ifema Feria de Madrid. Esta feria internacional es una de las más importantes en nuestro país y ofrece una gran variedad de opciones de vivienda nueva y de segunda mano. También cuenta con ofertas no residenciales, de ámbito industrial, comercial, oficinas y locales, así como naves y adquisición de suelo. En cuanto a los servicios, ofrece información sobre financiación, certificados energéticos, interiorismo, reformas o valoración de inmuebles.

– FIVA, feria inmobiliaria de Valladolid 2016. Es otro evento ineludible para el sector inmobiliario de este año, y los interesados pueden visitarla entre los días 7 y 9 de octubre. Aquí, tanto profesionales como particulares pueden conocer a los grandes referentes del sector y descubrir las numerosas oportunidades de financiación e inversión en productos y servicios inmobiliarios de todos los tipos. Abarca, además de las viviendas, locales comerciales, parkings, oficinas…

– Salón Inmobiliario de Barcelona o Barcelona Meeting Point 2016. Se celebra entre los días 19 y 23 de octubre en Fira Barcelona, Montjuic. En este encuentro anual se dan cita los promotores inmobiliarios, entidades financieras, constructoras, arquitectos, ingenieros… más importantes del país. El objetivo principal es dar a conocer los grandes proyectos inmobiliarios, pero también podremos encontrar entidades que ofrecen financiación para invertir en distintos proyectos ya concluidos.

– SIMed Málaga. El Palacio de Ferias y Congresos de Málaga celebra entre el 11 y el 13 de noviembre su Salón inmobiliario del Mediterráneo para reducir el stock de viviendas de la zona de la Costa del Sol y Málaga, por lo que ofrece grandes oportunidades en el sector. Entre las opciones que incluye están, además de inmobiliarias, viviendas de primera y segunda mano, estudios o lofts y también oficinas, solares y locales comerciales de todos los tipos para el desarrollo de actividades profesionales.

– Feria de la vivienda y la decoración de Aragón. Este Salón Inmobiliario organizado entre el 11 y el 13 de noviembre en la Feria de Zaragoza es el mayor evento inmobiliario de todo Aragón. Aquí se puede acceder a todo tipo de opciones del sector donde se incluyen desde viviendas, pasando por naves industriales, hasta inmuebles destinados a empresas y oficinas.

Estas son solo algunas de las citas ineludibles para los profesionales y particulares que quieran conocer lo último en el sector inmobiliario en España. Una oportunidad de oro para adquirir las mejores ofertas con una financiación irrepetible.

Estas son Franquicias con éxito en España

A pesar de los tiempos de crisis, hay negocios que están al alza y demuestran que es posible montar un negocio y ser exitoso. En los últimos años muchos emprendedores han decidido lanzarse por su propia cuenta al mercado laboral. En este contexto, las franquicias están triunfando. Pertenecer a una franquicia tiene sus ventajas, ya que permite contar con una idea que ya tiene éxito, y consiguiendo ya sea en alquiler o en venta locales, es posible llevar a cabo una buena inversión, con menos recursos que si el emprendedor decide montar la empresa solo. Pero, ¿cuáles son las franquicias más exitosas en España? ¿Cuáles son las más rentables?.

A continuación, una lista de los negocios de franquiciado que son más rentables en la actualidad.

Alimentos, ocio y sobre todo originalidad destacan en las franquicias más rentables

El mayor deseo cuando el emprendedor monta su empresa es sacarle provecho. El mayor riesgo, es la incertidumbre acerca de si su negocio tendrá clientes suficientes y será rentable. Las que vienen a continuación son ideas de negocios que están ganando popularidad y se están situando en lo más alto. Hay ideas para todos los gustos, ya que son varios sectores los que han exprimido el ingenio para atraer como un imán a la clientela.

En primer lugar, se sitúan los establecimientos de comida. Es el caso de Twister Patata. Al encanto tradicional de las patatas fritas, le suma el innovador placer de degustarlas sazonadas con diferentes tipos de salsa. Es interesante invertir en este negocio porque no se necesita un local demasiado grande y porque las patatas son un alimento que ya ha conquistado a los consumidores de todo el mundo. El aderezo de las salsas es un incentivo al cliente.

Otro negocio de éxito es Cervecerías 100 Montaditos, del Grupo Restalia. Aunque exige una inversión más alta, la gran variedad de productos atrae millones de clientes en varios continentes. Además, Restalia tiene otros negocios de éxito, como sus cervecerías La Sureña y The Good Burger, donde las hamburguesas no son concebidas como comida rápida sino como producto gourmet. Son negocios muy rentables.

La empresa Granier tiene más de 20 años de experiencia en la fabricación de pan artesanal. Por eso, ha decidido abrir cafeterías-panaderías, donde ofrecen a sus clientes hasta 65 variedades de pan diferentes.

Otros negocios triunfadores son los dedicados al cuidado del cuerpo, como los gimnasios Rockgym o Altafit Gym Club. Exigen alta inversión en tecnología y personal profesional, pero sus servicios de máxima calidad y a bajo costo, atrae a muchos clientes.

Perfumerías, artesanías, tecnologías y eventos son otras modalidades de franquicias muy rentables para invertir pues son productos que gustan y nunca pasan de moda.

La importancia del escaparate en los locales a pie de calle

La importancia del escaparate en los locales a pie de calle

La importancia del escaparate en los locales a pie de calle. Son innumerables los factores que se han de tener en cuenta a la hora de gestionar un escaparate, y más, si este se encuentra en un local cuya fachada da a pie de calle. Si todos los aspectos son tenidos en cuenta y se trabajan de forma óptima, todo ello repercutirá en la imagen del establecimiento, pero sobre todo en las ventas.

El tamaño del escaparate

Cuando no se tenga un local en propiedad y la opción sea el alquiler, podemos realizar la búsqueda de un local con un escaparate lo más grande que sea posible. Nuestro escaparate es una superficie donde exponemos nuestro género por ello, cuanto mayor sea, mucho mejor, pues podremos poner a la vista más artículos.

Asimismo es importante resaltar que nuestro escaparate está vendiendo la imagen de nuestra empresa de forma constante, las 24 horas al día los 365 días al año, de ahí que sea tan importante centrarse en él.

La decoración

Muy importante también es la armonía y la expresión que se recree en la decoración de nuestro escaparate, ya que esto hará que los deseos de comprar en nuestro negocio crezcan. Pero puede darse la situación contraria, que desaparezcan.

Por ello se aconseja que sea dinámica, para crear en el cliente potencial la necesidad de comprar el género en el momento, ante la posibilidad de que el artículo no esté disponible si la toma de decisión se alarga.

La iluminación

Siempre teniendo en cuenta la normativa vigente de cada ciudad, la iluminación de un escaparate ha de ser la más adecuada al estilo de nuestra marca, pero sin que pase desapercibida. Debe llamar la atención, pero nunca siendo estridentes.

Es importante no uniformar la luz en todo el escaparate y colocar luces directas sobre los artículos que más nos interese vender. También es fundamental utilizar la luz para crear un camino visual de modo que el escaparate esté ordenado y el cliente sepa hacia donde tiene que mirar.

El tipo de fachada

Es un factor esencial puesto que, además del escaparate, es importante la situación del acceso a nuestro negocio.  En la fachada debemos dirigir nuestra atención a la puerta, que debe ser sencilla y no muy llamativa, ya que, como dicen los expertos, la mejor puerta de entrada es la que no existe.

El escaparate debe ser amplio, las luces deben estar dirigidas a los artículos que más nos interesa vender y el rótulo, o el toldo si lo hay, han de imprimir el carácter de la marca y ser llamativos. Pero para que el resultado sea el esperado todos estos elementos han de funcionar junto con la fachada, que debe congregarlos en armonía.

 

 

Elegir el local comercial perfecto para tu negocio

Elegir el local comercial perfecto para tu negocio

¿Cómo elegir el local comercial correcto? ¿Cómo acertar en cuestión de localización, tamaño y longitud de fachada? ¿Existe alguna metodología a seguir que sirva para no equivocarse en la búsqueda y selección? ¿Es imprescindible la ayuda de un profesional o es tan sencillo como buscar carteles a pie de calle o anuncios en internet y llamar por teléfono a los anunciantes? Si regentas una tienda o negocio, es probable que en algún momento te hayas formulado preguntas como éstas.

Los costes de adecuación de un local comercial y la puesta en funcionamiento de una tienda son altos (o muy altos). Dependiendo de qué productos o servicios ofrezcas al público, dichos costes de implantación pueden ser incluso más altos que los de una oficina y, para mayor gravedad, los contratos de arrendamiento de los locales suelen ser más largos que los de las oficinas. Todo esto supone un compromiso mayor con la inversión, haciendo que elegir el local comercial correcto sea un asunto de suma importancia; una buena decisión en este sentido esconde muchas veces la llave del éxito.

Debido a ello, nuestro propósito de hoy es darte algunos consejos para elegir el local comercial idóneo y que la aventura de abrir una tienda, un restaurante, un gimnasio o un parque infantil (por citar sólo algunos ejemplos) arranque con buen pie y que la derivada inmobiliaria de tu negocio no sea un lastre para el negocio, sino todo lo contrario.

Vaya por delante que hoy no cubriremos los aspectos normativos relacionados con la licencia de apertura de los locales comerciales, por haber sido tratados aquí anteriormente.

Elegir el local comercial perfecto; “lo que bien empieza, bien acaba”

1.- Visualiza el espacio. Antes de ni siquiera pensar en localizaciones para tu tienda, has de hacer un esfuerzo por imaginar y visualizar el espacio. ¿Qué vas a vender o qué servicios vas a ofrecer? ¿Vas a exponer mercancía o productos? ¿Cómo captas los clientes? ¿Necesitas llamar la atención de los transeúntes con un escaparate que sea visible? ¿Precisas superficie de almacén o trastienda?

Estas preguntas son fundamentales llegado el momento de elegir el local comercial y su objetivo es empezar a comprender qué superficie o tamaño de local necesitas, así como qué configuración ha de tener.

2.- Estudia la demografía. Luego vuelve a estudiar la demografía. ¡Y no olvides estudiar la demografía! Aunque empleemos el humor para recalcar este punto, no podemos ser más serios al insistir en ello. Elegir el local comercial perfecto depende en su mayor medida de que conozcas bien quiénes son tus clientes potenciales, qué patrones de consumo siguen, cuál es su poder adquisitivo, dónde viven, qué edad tienen o de qué género son. Hasta que no entiendas de manera clara y meridiana quién es tu comprador “tipo”, es inútil hacer cábalas sobre qué local comercial te conviene más.

3.- Analiza a la competencia. ¿Quiénes son tus competidores y dónde están? ¿Compiten directamente con tu modelo de negocio o podrían ser complementarios al tuyo? ¿Hay una alta concentración de tiendas similares a la tuya en las zonas o calles que estás estudiando?

En este apartado será determinante la sensibilidad y conocimiento que tengas del sector en el que operas, para detectar posibles cambios en modas o tendencias que puedan jugar a tu favor o en tu contra. Por ejemplo, en ocasiones las tiendas de un determinado sector se agrupan por barrios o zonas, atrayendo mucho público del que tu negocio se podría beneficiar. Ahora bien, para ello deberás ser capaz de ofrecer algo diferente y distintivo que invite a la gente a entrar en tu local, en lugar de -o además de- hacerlo en el del vecino.

4.- Averigua si existe alguna asociación de comerciantes en la zona, así como qué beneficios comporta pertenecer a ella. Existen agrupaciones muy activas, con acciones llamativas de promoción del área comercial en la que se encuentran. También son una buena manera de defender los derechos de una colectividad, en cuestiones como limpieza urbana, obras en la vía pública, etc.

5.- Conoce los accesos mediante transporte público, así como con transporte privado; ¿existen líneas de autobús o metro cercanas? ¿Hay oferta de aparcamiento en la zona? ¿Qué distancia hay que andar desde la parada o parking más cercano? Si es preciso, conoce todas las zonas que estás estudiando, y conócelas empleando todos los medios de transporte, todos los días de la semana. De nada sirve que sea muy fácil aparcar delante de tu futura tienda en días entre semana, si el grueso de tus ventas se concentrará en sábado y domingo, cuando aparcar es harto complicado.

6.- Intenta conocer los planes urbanísticos futuros de las zonas que estás estudiando, antes de elegir el local comercial y comprometerte con él. ¿Se van a producir obras en el barrio que podrían impactar en tus ventas? ¿Se va a soterrar alguna calle o peatonalizar alguna zona? ¿Podrían darse obras que molestaran a los viandantes o que complicaran el acceso a tu tienda?

Busca toda la información que puedas en internet, pero recomendamos también que consultes a la asociación de comerciantes correspondiente (si existe) o que entres en alguna tienda vecina y preguntes por ello; recibirás información, casi con toda seguridad desinteresada y de primera mano.

Realizadas las averiguaciones anteriores y hechas todas las pesquisas necesarias, es el momento de levantar el teléfono y empezar a llamar a los números que hayas visto en carteles por la calle o que hayas localizado a través de nuestro buscador.

Tampoco es éste un mal momento para llamar a un profesional inmobiliario que te pueda asesorar…

Buena suerte.

Las 9 imparables tendencias del retail

La semana pasada escribíamos sobre las tendencias que afectan al mundo del workplace en general y al de las oficinas en particular. Quedó bastante claro que ciertas “mega-tendencias” relativas a nuestro lugar de trabajo terminarán afectándonos a todos, lo queramos o no, y que nuestra única alternativa es la de adaptarnos a ellas.

Con las tendencias del retail y nuestro comportamiento, tanto como compradores como vendedores, pasa algo muy parecido; se trata de renovarse o morir. Las tendencias del retail son ciertamente imparables y lo más recomendable es conocerlas con algo de detalle, para que los cambios inminentes no nos sorprendan en fuera de juego y tengamos tiempo para adaptarnos a ellos.

A continuación te exponemos las tendencias del retail que nos afectan a todos, independientemente del país o mercado en el que nos encontremos.

Tendencias del retail: un tren al que todos deben subirse

1.- El universo online sigue creciendo

No es realmente una novedad pero sí es una tendencia del retail que se viene imponiendo a lo largo de los últimos años y que inexorablemente seguirá creciendo. Los operadores comerciales no solamente continuarán potenciando sus propias plataformas de venta a través de Internet sino que también incrementarán su presencia en plataformas externas de terceros tales como Amazon o eBay.

2.- El retail como experiencia

Las tiendas y los centros comerciales aspiran a algo más que a ser un lugar en el que se compran productos o consumen servicios. El consumidor de hoy día tiene unos gustos cada vez más variados y sofisticados y no se conforma con los patrones de consumo tradicionales. Los grandes operadores han entendido que se debe ofrecer una “experiencia” novedosa, interactiva y hasta divertida al público, calando en su subconsciente y consiguiendo una clientela recurrente. Por ejemplo, la integración del móvil en la compra en tienda, ofreciendo información de productos, precios o hasta geolocalización, es una de las tendencias del retail al alza y algo muy valorado por los usuarios.

3.- Los nuevos formatos de entrega

Queda claro que la venta online y el correspondiente envío a domicilio ha hecho mucho daño al formato de consumo tradicional de compra física en tienda. Ahora bien, comienzan a aparecer nuevos patrones de consumo que afectan particularmente a la entrega del producto. Por ejemplo, algunas grandes cadenas de distribución ofrecen la venta online con recogida en tienda, un sistema que ha crecido del 3% en 2013 a más del 60% en 2014. Esta tendencia del retail ofrece un formato que elimina los temores de muchos relacionados con los retrasos en los tiempos de envío o los posibles daños que puede sufrir la mercancía.

4.- La venta multi-canal como obligación

El consumidor de hoy día exige comodidad y flexibilidad para comprar cuando quiera, como quiera y donde quiera, lo cual ha obligado a que los operadores de retail y vendedores de toda índole deban estar presentes obligatoriamente en todos los canales de distribución. Esto significa que las tiendas físicas tradicionales han debido dar el salto a Internet pero, curiosamente, también significa que algunas plataformas online han debido plantar su bandera en el mundo offline.

El ejemplo más curioso y llamativo de esta tendencia es el de las tiendas físicas de Amazon; ¿por qué Amazon, la tienda que prácticamente destruyó la librería tradicional, está optando ahora por abrir librerías tradicionales? La respuesta es doble; porque puede y porque la tienda física es la única manera de que los clientes puedan probar sus productos antes de comprarlos.

En resumidas cuentas, cada canal de distribución tiene sus ventajas e inconvenientes y los vendedores no pueden permitirse el lujo de no estar presentes en todos ellos.

5.- Inversión creciente en talento

Los operadores de retail, tanto offline como online, empiezan a cuidar cada vez más de sus plantillas, procurando retener talento y esforzándose por formar a sus trabajadores. Lo hacen conscientes de que los trabajadores son precisamente la cara visible de sus empresas y que, como tales, han de ofrecer una imagen seria, profesional y motivada.

Consecuencia directa de ello, algunas grandes empresas como Gap o Wal-Mart han incrementado los salarios mínimos que pagan a sus empleados. De todas las tendencias del retail, es la única que centra sus esfuerzos en los RR.HH.

6.- El teléfono móvil como complemento de la compra física

Está demostrado que el 75% de los compradores en tienda utilizan su teléfono móvil, para comprobar las características de un producto determinado, las ofertas y descuentos de la tienda e incluso para comparar con los precios de la competencia. Los operadores son conscientes de ello y empiezan a desarrollar aplicaciones propias para su uso en tienda, facilitando la compra, ofreciendo anuncios y notificaciones o permitiendo el pago por móvil.

7.- Los nuevos métodos de pago siguen batallando

Siguen batallado por penetrar en el mercado puesto que la tradicional tarjeta de crédito (y débito) se mantiene todavía con fuerza. Los nuevos métodos y aplicaciones de pago son a priori más seguros pero resta ver si se consolidarán tan rápidamente como todos creían y si terminarán jubilando a los métodos tradicionales.

8.- Las tiendas físicas multi-formato

Por motivos puramente urbanísticos y también por razones de masa crítica, una tienda IKEA de gran formato de 30.000 m2 no tiene cabida en cualquier población pero, ¿tendría sentido un mini-IKEA? Desde luego que lo tendría, hasta el punto de que pronto veremos IKEA’s urbanos en algunas ciudades, como respuesta a las quejas de clientes en todo el mundo por la lejanía de las grandes tiendas. De nuevo, el consumidor está en el centro de la ecuación y se le intenta facilitar la compra con la oferta de todo tipo de formatos.

9.- Las redes sociales invaden el comercio

Como no podía ser de otra manera hoy en día, las redes sociales constituyen un gran escaparate de productos y servicios comercializables, hasta tal punto que empresas como Facebook o Instagram empiezan a lanzar botones de “comprar ahora”, encontrando una vía adicional de monetización de contenidos para sus clientes. Las marcas buscan además la complicidad (previo pago) de personas influyentes o líderes de opinión para que ejerzan de embajadores de sus productos en sus diferentes canales en las redes.

¿Estás preparado para todos estos cambios?

La licencia de apertura en un local comercial

Buscar un local comercial es, a primera vista, sencillo, ¿no? Los locales comerciales están todos a pie de calle y es muy fácil discernir los que están disponibles de los que no lo están. Un local vacío es muy probable que cuente con un gran cartel anunciando el teléfono del propietario o intermediario y no tienes más que llamar, citarte con quien corresponda y valorar la adecuación del inmueble a tus necesidades.

Si repites la operación anterior y visitas suficientes locales, dispondrás de los datos necesarios para tomar una decisión meditada, razonada e informada. Procedes a negociar y firmar el contrato de arrendamiento y conseguido este primer hito del gran sueño de abrir tu propio negocio, decides buscar un técnico que te ayude con las obras del local y con la consecución de la pertinente licencia de apertura.

Si el relato anterior coincide más o menos con tu situación o con lo que tienes planeado hacer, es nuestra obligación decirte que hay una forma mucho más prudente (¡y correcta!) de proceder.

La licencia de apertura; empezar la casa por el tejado

A veces nos dejamos llevar por la euforia cuando encontramos “el local de nuestros sueños” pero la obtención de la licencia de apertura puede suponer un gran escollo y su obtención es imprescindible para iniciar tu actividad. De aquí se desprende nuestro primer consejo: localiza un técnico para estudiar tu licencia de apertura ANTES de comprometerte con cualquier local comercial.

Para empezar, es posible que la actividad que pretendes realizar en el local ni siquiera esté permitida urbanísticamente y que, en ningún caso, optes a una licencia de apertura. La segunda gran limitación es que la comunidad de propietarios del edificio en el que se encuentra el local tampoco permita tu actividad. ¿Imaginas el sofoco de descubrir esto DESPUÉS de firmar un contrato de alquiler?

Ahora bien, suponiendo que urbanísticamente tu actividad esté permitida y que la comunidad de propietarios tampoco se oponga, es muy probable que el local necesite ser adaptado a la normativa vigente en ese momento.

Las posibles obras de adaptación necesarias cubren aspectos tales como el control de incendios y el acceso para minusválidos, pero también hay que cumplir en materia de aislamiento térmico, evacuación de humos, aislamiento acústico, salubridad, climatización, ventilación y accesos. Éstos de hecho son sólo ejemplos de una larga lista de requisitos con los que tu local deberá cumplir; ¿has tenido en cuenta el coste derivado de las potenciales obras de adaptación que deberás acometer para adaptar el local comercial a normativa y conseguir por ende la licencia de apertura?

El asunto se complica más todavía puesto que la normativa y los requisitos para conseguir la licencia de apertura pueden variar significativamente según el municipio en el que te encuentres.

La licencia de apertura; algunas puntualizaciones

Queremos por ello hacerte algunas puntualizaciones que esperemos allanen el camino y que te sirvan para entender mejor el proceso de obtención de la licencia de apertura.

1.- Si la actividad de tu local es considerada por la ley como “inocua”, el proceso será más barato y rápido. Una actividad inocua es aquella que no provoca ni daños ni molestias a los vecinos o a los ciudadanos en general (una tienda de zapatos, por ejemplo).

2.- Si la actividad de tu local es considerada por la ley como “calificada”, quizá tengas que invertir más dinero y tiempo del que esperabas para conseguir la licencia de apertura. Una actividad calificada, en contraposición a la inocua, sí puede provocar molestias y hasta resultar peligrosa (un restaurante, por ejemplo), debiéndose eliminar los riesgos potenciales inherentes a dicha actividad.

3.- No se puede desarrollar actividad en el local hasta que sea concedida la licencia de apertura. Sin excepción.

4.- Has de tramitar la petición de licencia en la localidad en la que se vaya a instaurar el negocio.

5.- Para actividades inocuas y con carácter general, éstos son los documentos a presentar:

  • Planos de emplazamiento, planta y sección del local, con detalle de los elementos de control de incendios (extintores, salidas y luces de emergencia, etc.)
  • Documento que acredite la posesión del local (en arrendamiento o en propiedad)

6.- Para las actividades calificadas:

  • Relación de los vecinos colindantes al local comercial
  • Proyecto firmado por un técnico (un arquitecto, un arquitecto técnico o un ingeniero, por ejemplo) especializado y con competencia. En este proyecto se detallarán las medidas y actuaciones necesarias para adaptar el local comercial a las normativas detalladas anteriormente.

7.- Todo lo anterior aplica también en ampliaciones de locales y en traspasos.

Como conclusión, insistir en que estos consejos y recomendaciones están escritos pensando en la generalidad de la licencia de apertura. Cada circunstancia particular será diferente y requerirá acciones específicas. Es vital que te lleves de aquí un mensaje primordial; nunca asumas compromisos con el propietario de ningún inmueble hasta haber hecho la consulta pertinente con un técnico especializado.

¡Hasta pronto!