Oficinas: cómo el diseño es clave para la productividad

En la actualidad, el diseño ya no es esclavo tan solo del buen gusto. A la hora de elegir el
mobiliario perfecto para las oficinas, cada vez son más las empresas que relegan las cuestiones de
estilo a un segundo plano y destinan sus principales esfuerzos en asegurarse un espacio ideal para
el trabajador en el que se logre recrear un espacio propicio para una sana productividad.
Pero esto no quiere decir que no se realicen diseños fieles a las nuevas tendencias y con un
marcado gusto a la hora de elegir los elementos que formarán parte del mobiliario de trabajo de sus
empleados. Además de eso, también se persigue que el trabajador posea un puesto en el que sus
necesidades de iluminación, calidad del aire, temperatura y otras claves psicológicas estén
cubiertas para que su eficiencia y productividad no se vean amenazadas por la falta de bienestar.
¿Qué favorece al trabajador en cuestiones de diseño de oficinas?
Lo ideal es contar con oficinas con grandes ventanales por los que no solo entre luz natural, sino
que permita también admirar el paisaje, reduciendo con ello la percepción de ‘encierro’ del trabajador
y manteniendo a raya sus niveles de estrés y ansiedad.
Respecto al mobiliario, los colores claros son el ‘must have’ en este sentido. El blanco, los tonos
grises claros y los azules son entendidos como tonalidades que aportan tranquilidad y equilibrio a
quienes los admiran. Aun así, los colores vivos y alegres también son recomendables para que el
empleado no pierda la vitalidad con el trascurso del día. En relación a los materiales, los expertos
recomiendan la madera, a poder ser vista, dado que la percepción psicológica es de conexión con la
naturaleza. Y entrando en temas más de decoración que de diseño, tener plantas naturales en la
oficina descarga el ambiente y ayuda a los trabajadores a tomar una actitud positiva y relajada.
Las claves del éxito:
– Buena calidad del aire. Bajos niveles de CO2 y correcta ventilación aseguran hasta un 11% de
incremento de productividad.
– Buena temperatura. El exceso de calor cansa al trabajador y el frío le impide concentrarse. Se
recomienda una temperatura entre los 22 y 24 grados.
– Buena iluminación (a poder ser natural y con vistas al exterior).
– Fuera contaminación acústica. Los ruidos son fuente de nerviosismo y ansiedad para los
trabajadores, mantener esto a raya asegura su productividad.
– Estrategia de diseño. Se recomienda no ‘amontonar’ a los empleados y dotarles de lugares
espaciosos para desarrollar su trabajo sin limitaciones.
¿Qué empresas cuidan mejor a sus empleados?
Conocedores de la importancia de cuidar el diseño de los espacios de trabajo encontramos empresas
como Liberty Seguros, Adecco, Lilly, Novartis, BBVA o ING, que han sido incluidas por este motivo en
el prestigioso listado de ‘Great Place to Work’.

Ferias inmobiliarias en España para el año 2016

El sector inmobiliario es en la actualidad uno de los más importantes en España, con tendencias en aumento. Precisamente para dar a conocer las numerosas opciones que salen en el mercado existen distintas ferias inmobiliarias como el SIMA en Madrid.

Ferias internacionales del sector inmobiliario

– SIMA. Del 21 al 23 de octubre, el Salón inmobiliario internacional de Madrid abre sus puertas en el Ifema Feria de Madrid. Esta feria internacional es una de las más importantes en nuestro país y ofrece una gran variedad de opciones de vivienda nueva y de segunda mano. También cuenta con ofertas no residenciales, de ámbito industrial, comercial, oficinas y locales, así como naves y adquisición de suelo. En cuanto a los servicios, ofrece información sobre financiación, certificados energéticos, interiorismo, reformas o valoración de inmuebles.

– FIVA, feria inmobiliaria de Valladolid 2016. Es otro evento ineludible para el sector inmobiliario de este año, y los interesados pueden visitarla entre los días 7 y 9 de octubre. Aquí, tanto profesionales como particulares pueden conocer a los grandes referentes del sector y descubrir las numerosas oportunidades de financiación e inversión en productos y servicios inmobiliarios de todos los tipos. Abarca, además de las viviendas, locales comerciales, parkings, oficinas…

– Salón Inmobiliario de Barcelona o Barcelona Meeting Point 2016. Se celebra entre los días 19 y 23 de octubre en Fira Barcelona, Montjuic. En este encuentro anual se dan cita los promotores inmobiliarios, entidades financieras, constructoras, arquitectos, ingenieros… más importantes del país. El objetivo principal es dar a conocer los grandes proyectos inmobiliarios, pero también podremos encontrar entidades que ofrecen financiación para invertir en distintos proyectos ya concluidos.

– SIMed Málaga. El Palacio de Ferias y Congresos de Málaga celebra entre el 11 y el 13 de noviembre su Salón inmobiliario del Mediterráneo para reducir el stock de viviendas de la zona de la Costa del Sol y Málaga, por lo que ofrece grandes oportunidades en el sector. Entre las opciones que incluye están, además de inmobiliarias, viviendas de primera y segunda mano, estudios o lofts y también oficinas, solares y locales comerciales de todos los tipos para el desarrollo de actividades profesionales.

– Feria de la vivienda y la decoración de Aragón. Este Salón Inmobiliario organizado entre el 11 y el 13 de noviembre en la Feria de Zaragoza es el mayor evento inmobiliario de todo Aragón. Aquí se puede acceder a todo tipo de opciones del sector donde se incluyen desde viviendas, pasando por naves industriales, hasta inmuebles destinados a empresas y oficinas.

Estas son solo algunas de las citas ineludibles para los profesionales y particulares que quieran conocer lo último en el sector inmobiliario en España. Una oportunidad de oro para adquirir las mejores ofertas con una financiación irrepetible.

Tipos de oficinas en función de la empresa

Las oficinas son el lugar de trabajo donde se suele pasar la mayor parte del tiempo. Por este motivo y porque, muchas veces la sede de las oficinas también es la carta de presentación de la empresa, cada oficina debe estar adecuada a las necesidades de la actividad de la compañía.

No todas las oficinas ni su disposición sirven para todas las actividades. No requieren el mismo tipo de espacio un despacho de abogados y una agencia de publicidad, por ejemplo. La forma en que desarrollan su actividad no se parece y las necesidades a cubrir son muy diferentes.

Así pues, a la hora de elegir oficina o de diseñar el espacio, hay que tener muy clara cuál sería la mejor disposición para que nuestra actividad se desarrolle perfectamente. Actualmente las fórmulas más comunes son:

Oficinas abiertas: se trata de instalar la oficina en espacios abiertos, sin tabiques ni barreras visuales, para que los empleados puedan ver más allá de lo que tienen en frente, dando además una sensación de amplitud. Las profesiones más creativas suelen decantarse por este tipo de espacios ya que les da la posibilidad de poner las ideas de forma conjunta siempre, son espacios en los que no hay barreras para comunicarse y compartir el trabajo.

Oficinas cerradas: en este tipo de oficinas, los empleados disponen quizás de más privacidad. Es necesario para algunos trabajos en los que se utilice constantemente el teléfono y se necesite un poco más de intimidad o menos sonido de ambiente. Son las oficinas perfectas para aquellas profesiones donde se trate información más confidencial, como pueda ser un despacho de abogados, gabinetes psicológicos, o consultas médicas.

Oficinas modernas: son una tendencia que está cada vez más en auge y cuyo diseño han puesto de moda compañías tan importantes como Google o Airbnb. Son espacios en los que, aparte de trabajar, también se pueden realizar otras actividades gracias a algunos de los elementos de los que se dispone. Además, existen salas de todo tipo en las que poder descansar o tener reuniones menos convencionales. Muy útiles estos espacios para aquellas empresas que necesiten que los trabajadores estén largas jornadas y también para aquellas profesiones que requieran una altísima concentración durante unas horas, con la consecuente necesidad de esparcimiento tras el esfuerzo.

Estos son algunos de los tipos de oficinas y tendencias más comunes y también algunos de los factores que han de considerarse a la hora de instalar una oficina, para posteriormente y cuando finalice la instalación sea adecuado al tipo de empresa del que se trate.

¿Cuáles son las mejores oficinas del mundo?

Frente a las frías y grises oficinas tradicionales y convencionales, que aunque sorprenda aún no han quedado atrás, hay empresas que apuestan por espacios que funcionan como estímulos para los trabajadores, quienes van a trabajar más motivados, concentrados o relajados.

Algunos ejemplos de las mejores oficinas del mundo

A continuación, una serie de ejemplos de las que son consideradas las mejores oficinas del mundo para trabajar:

  1. Llama poderosamente la atención cómo las oficinas del estudio de arquitectura español Selgas Cano se funden con un bosque. La inclusión de la luz natural y el gusto por compartir las ventajas de la localizacion forman parte del decálogo de las mejores oficinas.
  2. Las instalaciones de Lego, en Dinamarca, crean un universo de los bloques de la marca de juguetes que inspira al trabajador. La personalización, sin duda, ejerce un rol fundamental.
  3. Algo parecido se puede decir de las de Pixar, donde el trabajo se convierte, en ocasiones, en juego.
  4. Gummo o Pallotta Teamworks son ejemplos de aprovechamiento de estructuras preexistentes, convirtiéndolos en espacios únicos y de alto rendimiento.
  5. En cuanto a la modernidad y preparación de espacios de esparcimiento y socialización, Google o Facebook se llevan la palma. También destacan en la generación de actividades que estimulan las habilidades sociales y laborales (lúdicas, corporativas, etc.). Es habitual que las empresas que apuestan por generar centros laborales de esta índole operen en el sector tecnológico o se muevan en el terreno de las startups. Funcionalidad, ergonomía y vanguardismo están entre sus características definitorias.
  6. En la línea del espíritu juvenil y fresco de la marca, hay que destacar el centro de oficinas de Red Bull en Santa Mónica. Una gigantesca pista de skate divide las instalaciones en dos partes y se erige en protagonista indiscutible.
  7. Por último, Zynga, como marca en auge del sector de los videojuegos, deleita diariamente a sus empleados con unas oficinas que se asemejan al decorado de una aventura virtual.

En definitiva, estas instalaciones ya están creando tendencia, de modo que, dentro de unos años, algunas de sus claves de diseño se pueden convertir en el acervo común de la arquitectura laboral.

La medicion de oficinas y los diferentes sistemas existentes

La medición de oficinas y los diferentes sistemas existentes

La medición de oficinas y los diferentes sistemas existentes son fundamentales para clarificar la transparencia del mercado inmobiliario. Este dato es muy importante porque sirve para definir no solamente las operaciones comerciales de estos inmuebles, sino también para constatar cuáles son sus rentabilidades reales. Este último apartado tiene una gran incidencia sobre el rendimiento de las oficinas. No en vano fijarán los costes por empleado y de construcción, entre otros parámetros, sin olvidarse tampoco del elemento derivado de la inversión en estos activos inmobiliarios, que cobra mayor pujanza en los últimos años.

Diferentes estándares de medición

En la actualidad existen varios estándares para la medición de oficinas que se caracterizan fundamentalmente por emplear diferentes metodologías, que podrán ser muy útiles en función del cálculo realizado, pero sobre todo por la finalidad a que están destinados estos activos inmobiliarios.

Así pues, no es lo mismo sus efectos catastrales que los que están destinados a su venta ya que tendrán un tratamiento diferente, reflejándose en las diferentes mediciones realizadas hasta ahora. Lugar donde los metros cuadrados de las oficinas serán un valor determinante para llegar a las conclusiones de estos estudios.

Se trata de sistemas de medición internacional que emplean los diferentes organizadores, que no son peores o mejores entre sí, sino que directamente reflejan la realidad de estos inmuebles. Se aplican como paso necesario de una financiación hipotecaria o, incluso, para formalizar las coberturas de sus seguros. En algunos casos, cada vez más frecuentes, puede llegar a estar pactada entre los propietarios y los beneficiaros de las oficinas. Como puede comprobarse son muchos los criterios en los que se basa estos sistemas de medición, no uno solo.

¿Cómo se determina la valoración de las oficinas?

Para su valoración se han implantado varios estándares de medición de oficinas, que tienen

diferentes finalidades y parámetros de cálculo distintos. Uno de los más conocidos es el

ANSI/BOMA, el cual ha sido aceptado internacionalmente y cuya principal aportación reside en la facilitación de una clasificación más específica de las oficinas, diferenciándolas por su uso.

Otro sistema de gran penetración en el mercado inmobiliario es RICS, cuya diferencia con el anterior está en que su valoración se fundamenta en las superficies alquilables, que serán diferentes en función de la tipología del inmueble.

Estos sistemas se diferencian de ATASA en tanto que establece tres espacios objetos de medición, sin tener en cuenta el inmueble.

Y, finalmente, el estándar AEO, que está adaptado a las peculiares características del mercado de oficinas en España. En donde prima, por encima de otras consideraciones de otra índole, la uniformidad de criterios en lo que a las zonas comunes de la superficie destinada al alquiler se refiere.

Las cinco claves para el diseno de la oficina

Las 5 claves para el diseño de la oficina

En la actualidad, el diseño de las oficinas ha evolucionado mucho desde los años de la
industrialización, aquí damos las 5 claves para el diseño de la oficina.

Las tendencias de hoy indican que el diseño y la funcionalidad deben ir de la mano.
Pasamos más de la mitad de nuestro día en la oficina. Por eso, debería ser un espacio funcional para
poder desempeñar nuestro trabajo, pero al mismo tiempo cómodo y agradable para poder
concentrarnos mejor y ser más productivos.
5 claves básicas
Para poder planificar el espacio, hay que tener en cuenta algunos aspectos clave a la hora de decidir
el tipo de mobiliario, su ubicación y su funcionalidad.
1. Tener claro el uso de la oficina. Puede que sea una sede de una gran compañía o quizás un
espacio compartido de coworking. A lo mejor es una pequeña oficina individual. El primer paso es
decidir qué tipo de oficina necesitamos para acertar en la compra del mobiliario.
2. Ubicación del mobiliario. Lo más importante es aprovechar al máximo la luz natural. Los más
privilegiados serán quienes puedan tener luz y ventilación de una ventana o un patio. En ese caso, se
deberá colocar la mesa de trabajo de la persona que más tiempo va a estar allí en el sitio más
ventilado y luminoso. Los compañeros que van a estar entrando y saliendo de las oficinas no
necesitan disponer del mejor lugar, puesto que no lo van a disfrutar durante toda la jornada laboral.
3. Espacio de almacenaje. Una oficina no es un trastero y tampoco es un archivo. Es un lugar de
trabajo donde queremos estar cómodos. Por eso, el orden es fundamental. No podemos permitir que
los papeles, informes o materiales nos obliguen a estar en cada momento despejando la mesa. Para
evitarlo, hay que planificar cuántos armarios vamos a necesitar para guardar archivadores, carpetas,
material de oficina, consumibles varios y también algunas cosas personales (como un neceser de
aseo). Cuantos menos elementos queden a la vista, más ordenada estará la oficina y más agradable
será trabajar en ella.
4. Zona de reuniones. Muchas veces, los trabajos se hacen en equipo. Para poder compartir
conocimiento, dudas, proyectos y alegrías, es necesario tener una mesa de reuniones. Es mejor que
tenga forma redonda, puesto que fomenta la interacción tanto con compañeros como con clientes.
Las sillas de esa mesa no deben tener ruedas ni ser giratorias, pero, si no hay presupuesto para más,
las sillas de la mesa de trabajo servirán. Simplemente, cuando haga falta reunirse con más gente, hay
que acercar las sillas necesarias y el centro de reuniones estará listo.
5. Zona de descanso. O un sitio más privado donde poder desconectar del ordenador y tomar un té,
una chocolatina o algo más básico. Muy recomendable para estirar las piernas.

Los edificios de oficinas mas grandes del mundo

Los edificios de oficinas más grandes del mundo

Recientemente hemos sabido de un proyecto increíble denominado Next Tokio. Se trata de un proyecto urbanístico de Japón cuya implementación incluye la construcción de un rascacielos de una milla de altura. Una milla son 1.600 metros… La Torre de Cristal de Madrid, el edificio más alto de España, cuenta con unos “míseros” 249 metros de altura, por lo que la cuenta es fácil. Necesitaríamos más de seis Torres de Cristal para igualar en altura a este monstruo.

Un monstruo bello, en el que cada 320 metros habrá cubiertas al aire libre dedicadas a la restauración, el ocio, las compras, hoteles y servicios públicos de diversa índole. Vivirán en la torre hasta 55.000 personas y formarán parte de lo que se denominará un “eco-distrito”. La energía que necesite el inmueble se generará por métodos sostenibles y renovables. El agua se recogerá de las nubes a través de las fachadas. Se estima que pudiera estar terminado para el año 2045, si se consiguen los permisos pertinentes para su construcción.

Te podrá parecer ciencia ficción, pero en 2020 está prevista la terminación de “The Jeddah Tower”, otra mole que en este caso “sólo” llegará hasta los 1.000 metros. La construcción ya ha empezado y avanza rápidamente.

Todo lo anterior invita a que hagamos un repaso de cuáles son los edificios más grandes del mundo hoy día, dedicados total o parcialmente al uso de oficinas. Hacemos énfasis en la palabra grandes porque, aunque suele coincidir que los edificios de oficinas más altos son los de mayor superficie construida, no siempre es éste el caso. Vayamos pues con ello.

Ranking de edificios de oficinas

1.- Burj Khalifa. Su construcción arrancó en 2004 y fueron necesarios 5 años para su finalización. Desde entonces, es el edificio más alto del mundo, con unos abrumadores 828 metros de altura. También es mastodóntico en cuanto a superficie, arrojando un total de 309.476 metros cuadrados. Se encuentra, cómo no, en Dubai. No queremos perdernos en los detalles técnicos, pero sí quisiéramos reseñar un apunte; en un día claro, cuando la marea está baja, desde lo alto de la torre pueden divisarse las costas de Irán.

2.- Shanghai Tower. Nos trasladamos a Shanghai para conocer este recién inaugurado edificio de 632 metros de altura y 420.000 metros cuadrados de superficie. Se acaba de incorporar al ranking dado que su construcción ha finalizado en 2015. Según los técnicos encargados de su diseño, es el primer mega-rascacielos que cuenta con doble-fachada, una característica que le permite ser muy eficiente en lo que a control térmico se refiere.

4.- Taipei 101. Seguimos en China. La silueta de este edificio es muy reconocible dado que incorpora elementos de diseño tradicional del país. Proyectado para resistir terremotos (como todos los edificios de esta lista), alcanza los 509 metros de altura y los 412.500 metros cuadrados de superficie. Tiene además el honor de ser el edificio verde más alto del mundo. Su certificación LEED Platino así lo atestigua.

5.- Petronas Towers. Las Torres Petronas de Kuala Lumpur son muy carismáticas, por el simple hecho de que son gemelas idénticas. Ambas presumen de llegar hasta los 452 metros de altura y contar con 395.000 metros cuadrados de superficie. Obra del laureado César Pelli, el puente que une ambas torres es el segundo puente de dos alturas más alto del mundo. Como curiosidad arquitectónica, este puente no está fijado a ninguna de las dos estructuras. Está diseñado para deslizarse hacia adentro de cada una de las torres, evitando así posibles roturas.

6.- Willis Tower. Completada en 1973, la Willis Tower, conocida más comúnmente como la Sears Tower, mide 442 metros y cuenta con una superficie de 416.000 metros cuadrados, todo ello repartido en 108 plantas. Durante casi 25 años fue el edificio más alto del mundo, desde el momento en que superó a las Torres Gemelas de Nueva York. Se encuentra en Chicago.

7.- Two International Finance Centre. Regresamos a Oriente, hasta la isla de Hong Kong, donde encontramos este edificio de 412 metros de altura y 185.805 metros cuadrados de superficie. César Pelli vuelve a ser parte del equipo de diseño de un proyecto que incluye a sus pies el centro comercial IFC, una mole de 80.000 metros cuadrados repartidos en 4 plantas. Como anécdota, sobra la fachada de este edificio de oficinas se colgó la lona publicitaria más grande del mundo, cubriendo 50 plantas completas del inmueble, en 2003.

8.- CITIC Plaza. Localizado en China, con 390 metros de altura y 205.239 metros cuadrados de superficie es, desde su construcción en 2009, el edificio de oficinas más alto del mundo construido mayoritariamente de hormigón.

9.- 111 Eighth Avenue. Llegamos al edificio de oficinas más antiguo de nuestro ranking. Ubicado en Nueva York y propiedad de Google, no es muy alto (80 metros) pero su superficie total es de 270.000 metros cuadrados. Es, de hecho, el cuarto edificio más grande de la ciudad en términos de su superficie. En sus orígenes sirvió los propósitos de la autoridad portuaria correspondiente, atendiendo hoy necesidades muy diferentes. Aunque Google lo comprara en 2010, todavía no ha podido rescindir algunos de los contratos de arrendamiento existentes antes de la adquisición y que siguen en vigor a fecha de hoy.

10.- Shun Hing Square. China; ¡otra vez! 384 metros de altura y 280.000 metros cuadrados de superficie repartidos en 69 plantas. La principal curiosidad de este edificio es el ritmo al que se construían las plantas; ¡4 cada 9 días! Es, además, el edificio más alto del mundo que cuenta con el menor número de plantas, y también el edificio más fino del mundo, con un ratio anchura/altura de 1:9.

Lo malo de los rankings es que hay que actualizarlos constantemente, particularmente cuando se trata de rascacielos y edificios de oficinas; está claro que existe una carrera por llegar más allá de las nubes. Nuestras disculpas si hemos obviado algún edificio muy evidente.

El coworking; preguntas y respuestas

El coworking; preguntas y respuestas

¿Qué es el coworking?

El coworking consiste, literalmente, en trabajar en compañía de otros profesionales con los que no se guarda necesariamente ninguna relación, en espacios abiertos y flexibles, dotados de una infraestructura y servicios comunes, normalmente gestionados o mantenidos por una empresa u organización.

Se basa en la filosofía de que, por muy distantes que puedan ser dos personas en su línea de negocio o especialidad profesional, trabajarán mejor si lo hacen juntas que si lo hacen por separado, siempre y cuando sean personas que hagan suya y disfruten de la flexibilidad en el espacio de trabajo.

¿Dónde nació el coworking?

Aunque existen diferentes personas en el mundo que se atribuyen la creación del término “coworking”, literalmente traducido del inglés como “trabajar en compañía”, se podría decir que esta filosofía empezó a institucionalizarse en EE.UU., allá por el año 2005. Algunas start-up de San Francisco decidían agruparse y trabajar bajo un mismo techo, compartiendo gastos pero, sobre todo, compartiendo ideas y conocimiento.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del coworking?

Como todo en la vida, la respuesta a esta pregunta depende mucho del prisma desde el que pretendas responderla. Si eres un trabajador autónomo, sientes cierto aislamiento trabajando por tu cuenta y necesitas espacio a un coste reducido, el coworking es la solución a todos tus problemas.

Este tipo de espacios son además una excelente forma de conocer a otros profesionales en una situación parecida a la tuya, pertenezcan o no a tu sector o mercado. Se suele decir que los espacios de coworking son un hervidero de ideas, precisamente por la heterogeneidad de los que los ocupan.

Las desventajas son pocas, teniendo en cuenta que existe una “mega-tendencia” hacia la economía colaborativa, de la que las oficinas no están exentas. Ahora bien, sí es cierto que, para organizaciones más rígidas o convencionales, en las que la marca, la personalización y la jerarquización del espacio es importante, el coworking no es la solución más adecuada.

¿Cómo de grande es el mercado y cuál es su crecimiento futuro?

Según un estudio reciente en la materia, se estima que existen cerca de 8.000 centros de coworking en todo el mundo. Pueden parecer pocos, pero el número de centros crece a ritmos del 40% anual, muestra evidente de que existe una concentración muy baja de operadores. Aproximadamente 500.000 personas en todo el mundo trabajan en espacios de coworking.

¿Influye el coworking en el diseño de las oficinas?

Definitivamente sí y, si te detienes a pensarlo, dicha influencia ya está muy presente en el mundo de las oficinas. En una época no tan lejana, los cargos directivos de las compañías ocupaban todos su despacho y el resto de los mortales se atrincheraba en cubículos.

Hoy día los espacios son en general más abiertos, con menos despachos cerrados y más zonas abiertas y comunes. Esto se hace en las compañías para, precisamente, evitar el aislamiento, fomentar el trabajo en equipo, incrementar el “cross-selling” y mejorar en términos de productividad; todo esto es atribuible a la influencia del coworking.

¿Qué tipo de empresas o sectores son más favorables al coworking?

El coworking brilla especialmente en los, países o zonas con alta concentración de start-ups, particularmente en sectores de la rama creativa o digital. Ello es debido a que las empresas que han nacido al calor de internet, son más favorables a métodos de trabajo colaborativos y multidisciplinares, debido precisamente a su juventud. Sus estructuras son menos rígidas y por ende se adaptan muy bien a este tipo de espacios informales.

¿Qué diferencia existe entre un centro de negocios y un espacio de coworking?

La diferencia fundamental reside en la colaboración; la empresa que se instala en un centro de negocios no precisa necesariamente de interactuar o colaborar con otros clientes del centro, el cual permite alquilar espacios independientes y, hasta cierto punto, personalizables.

Ahora bien, dado el crecimiento de la tendencia del coworking, muchos centros de negocios están incorporando esta filosofía a su modelo de negocio, ofreciendo a sus clientes espacios abiertos y diseñados para el trabajo en equipo…aunque sea con desconocidos.

¿Y tú? ¿Eres de coworking o trabajas en una oficina convencional?

9 tendencias en oficinas para 2016

Si has podido ver nuestros resúmenes de noticias de 2015 (oficinas, retail, naves/logística) habrás comprobado que el año 2015 ha disfrutado de mucha actividad. Creemos que hay motivos para ser optimistas y deseamos que 2016 sea definitivamente el año de la consolidación, cumpliéndose todas las expectativas de mejoría. El sector inmobiliario está muy ligado al desarrollo económico del país y muchas veces es considerado como termómetro del crecimiento. Si el sector va bien significará que España va bien, y viceversa.

Es por ello que, con la mirada puesta ya en el próximo año, queremos compartir aquí las tendencias en oficinas que empujan con más fuerza. Algunas de ellas ya han hecho su aparición, pero otras no son tan conocidas y, teniendo en cuenta que muchos de nosotros pasamos casi un tercio de nuestras vidas dentro de una oficina, nunca está de más saber qué nos depara el futuro inmediato en este sentido.

9 tendencias en oficinas; 2016 seguirá la senda marcada por el 2015

1.- Los espacios colaborativos. En un mundo en el que cada vez es más importante la productividad de los equipos y la colaboración entre todos ellos, las oficinas empiezan a diseñarse teniendo en cuenta este particular. Los cubículos o las mesas independientes se sustituyen en algunos casos por grandes mesas compartidas, dando cabida a pequeños grupos de trabajadores. El objetivo último de este tipo de configuraciones es fomentar el diálogo y el trabajo colaborativo.

2.- Oficinas abiertas. Es una de las tendencias en oficinas que sigue consolidándose y es de hecho la precursora de los espacios colaborativos. Se prescinde de los despachos cerrados y se elimina la asignación de espacio atendiendo a la jerarquía dentro de la empresa. Todos los trabajadores tienen el mismo trato en este sentido y la eliminación de paredes y mamparas permite una mayor optimización de los metros cuadrados ocupados.

3.- Espacios multi-función. La creatividad es un valor al alza y el esfuerzo por espolearla será cada vez mayor. Teniendo en cuenta que los trabajadores de una empresa son más creativos cuando se sienten cómodos y relajados, se empiezan a crear espacios multi-función dentro de las empresas que favorezcan un ambiente distendido, sin dejar por ello de ser profesional. Por ejemplo, en las cafeterías corporativas de algunas grandes empresas empiezan a instalarse pantallas de uso libre y conectividad plena en cada mesa, permitiendo que un equipo pueda tomar un café o almorzar a la vez que comparte y discute un documento o presentación en pantalla.

4.- Espacios de ocio. En las tendencias en oficinas para 2016 no todo es trabajo y, de nuevo, siguiendo la premisa de que empleados felices equivale a empleados productivos, es necesario dar entrada también al ocio en la oficina. Futbolines, canchas de mini-basket o boxes de video-juegos serán cada vez más habituales dentro del workplace.

5.- Incorporación de la naturaleza al centro de trabajo. El ser humano tiene unos instintos básicos que responden a unas necesidades muy concretas, como pueden ser la luz natural o el contacto con la naturaleza. La atención de estas necesidades ha sido casi siempre descuidada en el entorno de trabajo, pero esto no es así en la oficina del futuro. Soluciones tales como las cubiertas y fachadas verdes o los huertos verticales comienzan a hacer su aparición. Algunos edificios de oficinas se diseñan con la premisa de que la luz natural llegue a todos los puestos de trabajo y se intenta que todos los empleados dispongan de vistas al exterior.

6.- Salas de privacidad. La implementación de los espacios abiertos o colaborativos en las empresas conlleva un aumento de las necesidades de espacios para reuniones, ya sean formales o informales. Un tipo de espacio en concreto cada vez más demandado son las salas de privacidad; pequeñas salas o boxes para una o dos personas con capacidades para videoconferencia.

7.- Personalización del espacio de trabajo. En las grandes empresas existen manuales de imagen corporativa y guías de estilo que no permiten desvirtuar o cambiar los parámetros de diseño de sus oficinas que puedan afectar a la marca. Ahora bien, dado que los empleados pasan tantas horas en el lugar de trabajo y que cada vez se tienen más en cuenta factores como la comodidad, la felicidad y la creatividad, empiezan a abrirse algunas vías de personalización del workplace. Dentro de ciertos límites, se permite a los trabajadores la personalización de sus puestos de trabajo, para incrementar su engagement con la empresa.

8.- Puesta al día tecnológica. El proceso de aceleración tecnológica en el que estamos todos inmersos y la competitividad cada vez más feroz entre empresas no ha lugar a que las oficinas se queden atrás en cuestión de comunicaciones y conectividad. La actualización y puesta al día de todos los sistemas tecnológicos e informáticos será cada vez más una prioridad en todas las compañías.

9.- Iniciativas verdes. Entre las tendencias en oficinas para 2016 no podían faltar las iniciativas verdes. Lo hemos mencionado en el punto relativo a la incorporación de la naturaleza al centro de trabajo, pero la sostenibilidad es mucho más que eso. Las empresas están cada vez más comprometidas con el respeto por el medioambiente y ponen en marcha iniciativas claras y medibles en este sentido. Se fomenta cada vez más el uso del transporte público y se ponen a disposición de los empleados infraestructuras para un mejor uso de la bicicleta, incorporando duchas y vestuarios al espacio de trabajo. Los inquilinos valoran cada vez más los edificios que cuentan con certificaciones medioambientales de reconocido prestigio y en general se entiende que este tipo de inmuebles favorecen también la productividad.

No nos queda más que desearte un feliz año nuevo y preguntarte; ¿crees que se consolidarán estas tendencias en oficinas a lo largo de 2016? ¿Existe alguna tendencia que no hayamos reseñado que consideres digna de mención?

¿Qué es el workplace y cuáles son sus tendencias?

En el mundo de las oficinas se utiliza con alegría el término workplace, el cual, como muchos anglicismos, hemos incorporado a nuestro vocabulario de una manera muy natural. El propósito de la entrada de hoy es acotar bien el significado de dicha palabra y que termines de leer estas líneas con una idea clara de qué es el workplace, cuáles son sus tendencias y cómo pueden afectarte a ti. Empecemos pues por el principio.

Si lo traducimos literalmente del inglés, workplace significa “lugar de trabajo” por lo que, a priori, esta acepción no se circunscribe exclusivamente al mundo de las oficinas. Un lugar de trabajo puede ser también un laboratorio, una tienda, una fábrica o incluso la barra de un bar. Ahora bien, la realidad es que workplace se asocia comúnmente con el ámbito laboral cuyo desarrollo tiene lugar dentro de una oficina y no se refiere únicamente al espacio físico que se ocupa; workplace lo constituye el espacio, las personas que hacen uso de él y las relaciones existentes entre ellas.

El concepto workplace es utilizado por las empresas para atraer talento. Las compañías compiten entre sí por ser galardonadas como un “great place to work” y esto es cada día más importante en sus campañas de marketing interno y externo. Las firmas aspiran a que sus empleados confíen y se sientan a gusto en ellas, en la esperanza de que esto redunde en beneficio de todos. En resumidas cuentas, la mejora de las condiciones del workplace es entendida como un ingrediente fundamental para el incremento de la productividad de sus empleados. Y parece lógico:

Great workplace = empleados felices = clientes felices = mayores beneficios = empresa feliz

Es por ello fundamental estar atento a las tendencias que afectan al workplace e intentar adaptarse al cambio. Si efectivamente se pretende favorecer un ambiente de trabajo saludable (en todos los sentidos) en el que los empleados no se sientan desconectados de la empresa o desmotivados, hay que hacer un esfuerzo y mantenerse al día. Éstas son pues algunas de las tendencias del workplace que te afectan tanto si eres empleado como si eres empleador.

Los sistemas y herramientas serán cada vez más colaborativas

Teniendo en cuenta que los mercados se internacionalizan cada vez más y que también lo hacen las empresas, veremos un incremento de plataformas y sistemas que permitan a los empleados colaborar y trabajar en equipo, independientemente del lugar en el que se encuentren o la distancia que los separe.

La nube sigue creciendo

El uso de la nube para almacenar y gestionar información se ha consolidado en el ámbito doméstico, pero en el mundo de la empresa todavía queda camino por recorrer. A pesar de ello, son cada vez más las compañías que abandonan el uso de servidores locales y apuestan por servidores externos gestionados por terceros. Ello favorece además la colaboración entre unidades de negocio deslocalizadas, tal y como describíamos en el punto anterior.

El workplace en sí, se transforma

En este punto sí que nos referimos al espacio físico y éste está experimentando cambios drásticos. Se sigue abandonando el modelo de cubículos con empleados aislados entre sí en favor de conceptos de espacio más diáfanos en el que todos interactúan y se relacionan.

Los avances en materia de comunicación y telefonía reducen también las necesidades de espacio de algunas empresas, puesto que no es tan necesario acudir al lugar de trabajo para realizar el trabajo, valga la redundancia. En el futuro no se tratará tanto de estar “presente” sino de estar “conectado”.

Las reuniones presenciales pierden fuelle

¿Por qué desplazarme hasta la oficina para asistir a una reunión con el departamento comercial de mi empresa cuando puedo conectarme con videoconferencia? Esta tecnología se integrará cada vez más con el mundo empresarial y se popularizarán sistemas como la “tele-presencia” de Cisco, pionera en este mercado.

 

Como conclusión, es interesante apuntar que en todas las tendencias subyace la necesidad de colaboración como motor de cambio del workplace. Las empresas se globalizan cada vez más y buscan la conexión ENTRE sus empleados y CON sus empleados. Se aspira a que el lugar de trabajo no sea una fuente de frustración o de descontento, sino más bien al contrario. La buena conciliación de la vida laboral y la personal es cada vez más prioritario para muchas empresas, lo cual es motivo de alegría para todos; ¿no te parece?