Las naves nido tienen el espacio ideal para un nuevo emprendimiento

Las naves nido, espacio para un nuevo emprendimiento

Las naves nido, espacio para un nuevo emprendimiento. En la España de los años 80 hubo un “boom de las naves adosadas” y muchos constructores dedicaron grandes cantidades de dinero a construir estas naves en los nuevos polígonos industriales. Aquello parecía que era un gran negocio y una fuente inacabable de ingresos, pero no fue así.

La “gran crisis mundial” que comenzó en el año 2007 produjo el cierre de muchas empresas que habían comprado o alquilado naves industriales, y paulatinamente fue menguando la actividad industrial y se incrementó la cantidad de naves vacías disponibles. Esto hizo que el precio del metro cuadrado cayese en picado y se produjese una contracción importante del mercado inmobiliario industrial.

En los últimos dos años, se logró cierta estabilidad económica, que favoreció la reactivación del

sector productivo, y se va recuperando de forma paulatina la actividad en los polígonos industriales.

Algunos ayuntamientos tomaron la iniciativa de construir más de estas naves adosadas en nuevas zonas industriales o reciclando las existentes en los polígonos industriales para la radicación de empresas de nueva constitución.

 

Las nuevas naves nido responden a las nuevas necesidades de espacio de las jóvenes empresas

 

Las nuevas tendencias empresariales hablan de incubadoras de empresas y siguiendo la misma tendencia terminológica, a los espacios físicos donde se alojan les llaman naves nido.

Conceptualmente, son naves pequeñas, de una superficie aproximada de 250 m2, similares a las exitosas naves adosadas de los 80. Pero actualmente deben cumplir una serie de requisitos

compatibles con la era tecnológica que vivimos.

A la hora de construir naves nido o reciclar las naves adosadas para transformarlas en naves nido, se deben tener en cuenta dos premisas:

 

1.El uso que se le va a dar: Industrial, logístico o alternativo:

-El industrial hace referencia al uso típico de taller o fabricación

-El logístico comprende generalmente empresas de distribución o al área logística de una empresa, separada de la planta de producción. Es importante pensar en el crossdocking, que es un proceso de logística en el que se entrega la mercancía directamente del productor o fabricante al vendedor o distribuidor. La carga que llega de distintos fabricantes se ensambla o combina formando kits de nuevos productos e inmediatamente se despacha por otro medio de transporte. En la operación no hay almacenaje. Las naves nido son ideales para estas empresas.

-El uso alternativo se refiere a que empresas jóvenes, de nuevos emprendedores, que usan las naves nido para colocar equipos de meteorología, antenas y equipos telefónicos, espacios de coworking, salas recreativas, etc.

 

2.La sostenibilidad, que implica certificación de eficiencia energética y responsabilidad social corporativa.  Hoy en día es necesario disponer de naves nido que cumplan estos requisitos para satisfacer la creciente demanda de las nuevas empresas que operan en el importante mercado de la logística.

En el mercado inmobiliario industrial hay una carencia de este tipo de naves. Por ello, una inversión en este sentido tiene muchas posibilidades de éxito a corto plazo.

Ferias inmobiliarias en España para el año 2016

El sector inmobiliario es en la actualidad uno de los más importantes en España, con tendencias en aumento. Precisamente para dar a conocer las numerosas opciones que salen en el mercado existen distintas ferias inmobiliarias como el SIMA en Madrid.

Ferias internacionales del sector inmobiliario

– SIMA. Del 21 al 23 de octubre, el Salón inmobiliario internacional de Madrid abre sus puertas en el Ifema Feria de Madrid. Esta feria internacional es una de las más importantes en nuestro país y ofrece una gran variedad de opciones de vivienda nueva y de segunda mano. También cuenta con ofertas no residenciales, de ámbito industrial, comercial, oficinas y locales, así como naves y adquisición de suelo. En cuanto a los servicios, ofrece información sobre financiación, certificados energéticos, interiorismo, reformas o valoración de inmuebles.

– FIVA, feria inmobiliaria de Valladolid 2016. Es otro evento ineludible para el sector inmobiliario de este año, y los interesados pueden visitarla entre los días 7 y 9 de octubre. Aquí, tanto profesionales como particulares pueden conocer a los grandes referentes del sector y descubrir las numerosas oportunidades de financiación e inversión en productos y servicios inmobiliarios de todos los tipos. Abarca, además de las viviendas, locales comerciales, parkings, oficinas…

– Salón Inmobiliario de Barcelona o Barcelona Meeting Point 2016. Se celebra entre los días 19 y 23 de octubre en Fira Barcelona, Montjuic. En este encuentro anual se dan cita los promotores inmobiliarios, entidades financieras, constructoras, arquitectos, ingenieros… más importantes del país. El objetivo principal es dar a conocer los grandes proyectos inmobiliarios, pero también podremos encontrar entidades que ofrecen financiación para invertir en distintos proyectos ya concluidos.

– SIMed Málaga. El Palacio de Ferias y Congresos de Málaga celebra entre el 11 y el 13 de noviembre su Salón inmobiliario del Mediterráneo para reducir el stock de viviendas de la zona de la Costa del Sol y Málaga, por lo que ofrece grandes oportunidades en el sector. Entre las opciones que incluye están, además de inmobiliarias, viviendas de primera y segunda mano, estudios o lofts y también oficinas, solares y locales comerciales de todos los tipos para el desarrollo de actividades profesionales.

– Feria de la vivienda y la decoración de Aragón. Este Salón Inmobiliario organizado entre el 11 y el 13 de noviembre en la Feria de Zaragoza es el mayor evento inmobiliario de todo Aragón. Aquí se puede acceder a todo tipo de opciones del sector donde se incluyen desde viviendas, pasando por naves industriales, hasta inmuebles destinados a empresas y oficinas.

Estas son solo algunas de las citas ineludibles para los profesionales y particulares que quieran conocer lo último en el sector inmobiliario en España. Una oportunidad de oro para adquirir las mejores ofertas con una financiación irrepetible.

EMPIEZA LA CARRERA (Visión del mercado inmobiliario – tipología OFICINAS)

EMPIEZA LA CARRERA (Visión del mercado inmobiliario – tipología OFICINAS)

Autor: Carlos Pérez-Baz (Mutualidad General de la Abogacía)

Son tiempos difíciles en cuanto a obtención de rentabilidades y producto se refiere, sin embargo, son momentos de oportunidades si las sabes buscar y tienes la posibilidad de hacerte con una de ellas. El último informe presentado por Aguirre Newman (1er semestre de 2016), relativo al mercado de oficinas en Madrid y Barcelona nos daba unas pinceladas básicas que auguraban, y así se está demostrando aunque con algo de más lentitud de lo esperado, una leve mejoría del comportamiento de esta industria – incremento de rentas, descenso de la desocupación, aumento de la contratación e incremento de la superficie media contratada, sobre todo, en edificios de reciente construcción o rehabilitados y con Certificados de Sostenibilidad que pongan en valor los mismos-.  Además, el hecho de que el comportamiento de la renta fija y demás productos de inversión mobiliaria esté incluso ofreciendo en algunos casos rentabilidades negativas, convierte al sector inmobiliario en una alternativa para muchos inversores, máxime, si además se encuentran con elevadas presiones de tesorería y se vean en la necesidad de diversificar sus inversiones. A cambio, ante la falta de producto de calidad hay que ser extremadamente rápido ya que una vez se encuentra éste y encaja con tu perfil de inversión, tienes que llevar a cabo todos los análisis de compra previos y decidirte en cuestión de días o pocas semanas, ya que en caso contrario y ante el apetito inversor, el Propietario no te concederá una exclusiva para llevar a cabo los análisis y tendrás que entrar en competencia directa con otros inversores, lo que conllevará en muchos de los casos tener que adquirir el activo a una rentabilidad más baja de la esperada o a un valor de repercusión más elevado, además de incurrir en costes y tiempo que, a priori, no tendrán retorno para tu compañía.

Desde la Mutualidad General de la Abogacía seguimos apostando por los inmuebles de calidad y bien ubicados, cumpliendo siempre con las máximas de, solvencia del arrendatario – en el caso de estar arrendado-, margen de solvencia en la adquisición – diferencia entre el valor de tasación y el importe de adquisición- y reposición futura – facilidad en el arrendamiento posterior a nuevo arrendatario, una vez llegue a vencimiento el actual contrato de arrendamiento-, entre otros. Todas estas variables indicadas anteriormente junto con el resto de activos de nuestro Portfolio, convierten a los activos inmobiliarios de la Mutualidad General de la Abogacía en valores seguros y así se ha podido constatar en las tres últimas adquisiciones realizadas durante el primer semestre de ejercicio. Un local comercial con contrato de arrendamiento a largo plazo con Entidad Financiera cotizada como arrendataria en la principal calle comercial de Valladolid y dos edificios de oficinas en Madrid, recientemente rehabilitados, con Certificados de Eficiencia Energética B y Certificado Breeam en uno de ellos (O´Donnell 12 y Príncipe de Vergara 110). En estos dos últimos casos y ante la dificultad de encontrar productos Core (bien localizados,  completamente arrendados a medio-largo plazo y con rentabilidad neta del entorno del 5%), hemos asumido el riesgo de comercialización (Producto Value Added) ya que en ambos casos se han adquirido con tan sólo un 20% de ocupación pero a unas repercusiones €/m2 algo por debajo de mercado y una vez arrendemos la superficie vacía a rentas de mercado, podremos alcanzar la rentabilidad de un producto Core.

En definitiva, ya quedaron atrás los entrenamientos y las medias maratones y toca enfrentarse a la realidad demostrando que, aunque estemos en continua competencia, podemos convertirnos en un corredor importante de la carrera y hacernos con nuestra medalla.

La medicion de oficinas y los diferentes sistemas existentes

La medición de oficinas y los diferentes sistemas existentes

La medición de oficinas y los diferentes sistemas existentes son fundamentales para clarificar la transparencia del mercado inmobiliario. Este dato es muy importante porque sirve para definir no solamente las operaciones comerciales de estos inmuebles, sino también para constatar cuáles son sus rentabilidades reales. Este último apartado tiene una gran incidencia sobre el rendimiento de las oficinas. No en vano fijarán los costes por empleado y de construcción, entre otros parámetros, sin olvidarse tampoco del elemento derivado de la inversión en estos activos inmobiliarios, que cobra mayor pujanza en los últimos años.

Diferentes estándares de medición

En la actualidad existen varios estándares para la medición de oficinas que se caracterizan fundamentalmente por emplear diferentes metodologías, que podrán ser muy útiles en función del cálculo realizado, pero sobre todo por la finalidad a que están destinados estos activos inmobiliarios.

Así pues, no es lo mismo sus efectos catastrales que los que están destinados a su venta ya que tendrán un tratamiento diferente, reflejándose en las diferentes mediciones realizadas hasta ahora. Lugar donde los metros cuadrados de las oficinas serán un valor determinante para llegar a las conclusiones de estos estudios.

Se trata de sistemas de medición internacional que emplean los diferentes organizadores, que no son peores o mejores entre sí, sino que directamente reflejan la realidad de estos inmuebles. Se aplican como paso necesario de una financiación hipotecaria o, incluso, para formalizar las coberturas de sus seguros. En algunos casos, cada vez más frecuentes, puede llegar a estar pactada entre los propietarios y los beneficiaros de las oficinas. Como puede comprobarse son muchos los criterios en los que se basa estos sistemas de medición, no uno solo.

¿Cómo se determina la valoración de las oficinas?

Para su valoración se han implantado varios estándares de medición de oficinas, que tienen

diferentes finalidades y parámetros de cálculo distintos. Uno de los más conocidos es el

ANSI/BOMA, el cual ha sido aceptado internacionalmente y cuya principal aportación reside en la facilitación de una clasificación más específica de las oficinas, diferenciándolas por su uso.

Otro sistema de gran penetración en el mercado inmobiliario es RICS, cuya diferencia con el anterior está en que su valoración se fundamenta en las superficies alquilables, que serán diferentes en función de la tipología del inmueble.

Estos sistemas se diferencian de ATASA en tanto que establece tres espacios objetos de medición, sin tener en cuenta el inmueble.

Y, finalmente, el estándar AEO, que está adaptado a las peculiares características del mercado de oficinas en España. En donde prima, por encima de otras consideraciones de otra índole, la uniformidad de criterios en lo que a las zonas comunes de la superficie destinada al alquiler se refiere.

La sostenibilidad de una nave logística

La sostenibilidad de una nave industrial o logistica se está convirtiendo en un criterio a tener encuenta a la hora de proceder a realizar nuevas construcciones de estas relevantes infraestructuras.

La crisis que se ha atravesado desde 2008 ha pasado factura al sector industrial español, lo cual seha notado también en el deterioro de unas infraestructuras ya de por sí un tanto anquilosadas. Sin embargo, hay empresas que han optado por no demorar su puesta al día en materia de instalacionesy se han lanzado a la construcción de sus naves industriales y logísticas sostenibles.

Al fin y al cabo, se trata de una inversión que va a producir un evidente retorno, en términos de

ahorro energético y Responsabilidad Social Corporativa (beneficios indudables de imagen para la empresa por proteger el medio ambiente e integrarse en el entorno).

Algunas empresas pioneras españolas ya están poniendo en marcha sus naves industriales y

logísticas sostenibles, pero aún son minoritarias, por lo que es posible afirmar que esta política de instalaciones continúa siendo una asignatura pendiente.

Los criterios en los que se fundamentan las naves industriales y logísticas sostenibles

A grandes rasgos, es importante que las empresas reduzcan su impacto ambiental, es decir, su

huella de carbono. Por otro lado, esta política eco-friendly se traduce en medidas e indicadores concretos que implican que una actividad sea respetuosa con la naturaleza.

A continuación, se señalan las bases características de las naves industriales y logísticas sostenibles.

Reutilización de las aguas pluviales, lo que favorece un ahorro notable.

Uso de vegetación endémica (menor impacto ambiental y ahorro en términos de mantenimiento).

Colocación de placas fotovoltaicas en las cubiertas de los almacenes (tanto mediante instalación aislada como por medio de una conectada a la red).

–  Aislamiento térmico que implique el cumplimiento de las normativas vigentes, la seguridad de las personas y los criterios de eficiencia energética.

–  Iluminación mediante luminarias de bajo consumo o LED.

Build local, lo que conlleva la colaboración en materia de construcción con empresas de la zona, las cuales generan menor contaminación con sus transportes.

Por otro lado, quienes estén iniciándose en la preparación de estos modelos de instalaciones han de saber que pueden recurrir a un certificado de sostenibilidad, que sirven para atestiguar la calidad y las características de la adaptación eco-friendly de la infraestructura en cuestión. Entre los certificados de sostenibilidad, destacan los siguientes: LEED (Estados Unidos), BREEAM (Reino Unido), HQE (Francia), DGNB (Alemania) y VERDE (España).

En definitiva, vale la pena apostar por la construcción de naves industriales y logísticas sostenibles, ya que también permiten ofrecer una renovada imagen de marca (en términos de branding) y poner en valor una innovación tanto funcional como estética.

Distrito Castellana Norte 10 preguntas y respuestas

Distrito Castellana Norte: 10 preguntas y respuestas

Sin preámbulos, analicemos la situación actual de la Operación Chamartín y hagámoslo mediante un ejercicio de preguntas y respuestas; ¿habrá respuesta para todas? Veámoslo.

  1. ¿Qué es exactamente la Operación Chamartín?

Se trata de un proyecto urbanístico gigante —más de 3.000.000 m²— consistente en prolongar el Paseo de la Castellana en hasta 4 kilómetros por su zona norte. Se viene gestando desde hace prácticamente 20 años y contempla la construcción de inmuebles con todo tipo de usos. Lo más llamativo quizá sea que está proyectada la construcción de 5 torres de oficinas, un rascacielos y 17.000 nuevas viviendas.

  1. ¿Qué es Distrito Castellana Norte?

Distrito Castellana Norte es la marca empleada para abanderar este proyecto.

  1. ¿Quiénes son los impulsores del proyecto?

Los principales promotores del proyecto Distrito Castellana Norte son ADIF —en lo que concierne a la reordenación del espacio ferroviario del área de Chamartín—, BBVA y San José. Distrito Castellana Norte tiene además el apoyo del Ministerio de Fomento y la Comunidad de Madrid.

  1. ¿Cuál es la edificabilidad anunciada por los promotores del proyecto?

Según Distrito Castellana Norte, la edificabilidad será de 1,05 m²/m², frente a los 2 m²/m² de la zona en la actualidad.

  1. ¿Por qué llevamos tanto tiempo oyendo hablar de la Operación Chamartín sin que haya habido todavía movimiento alguno?

Por la envergadura, alcance y transversalidad del proyecto, las negociaciones con los diferentes estamentos de la Administración han sido complejas. Ahora bien, se conoce que Distrito Castellana Norte ya cuenta con todas las autorizaciones necesarias para arrancar las obras.

  1. Pero… si el proyecto ya tiene luz verde, ¿por qué no se inician efectivamente las obras?

Porque, aunque el gobierno de Ana Botella dio su visto bueno al proyecto, quedó pendiente su votación y aprobación en pleno. Dicha votación depende ahora del actual gobierno municipal de Manuela Carmena. El Pleno del Ayuntamiento deberá votar a favor.

  1. ¿Cuáles son las últimas novedades en relación a Distrito Castellana Norte?

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado esta misma semana —semana del 9 de mayo de 2016— un proyecto alternativo, en el que propone reducir la edificabilidad, incrementar los espacios dedicados a zonas verdes, construir menos viviendas —pasando de 17.000 a 4.500— y reducir la altura de las torres proyectadas. A esta propuesta se le ha denominado Madrid Puerta Norte.

 

  1. ¿Madrid Puerta Norte contempla un cambio en el liderazgo y gestión del proyecto?

En efecto, en atención a la propuesta del equipo de Manuela Carmena, el protagonismo del Ayuntamiento de Madrid en el desarrollo y gestión del proyecto debería ser mucho mayor del que ha mantenido hasta la fecha. Ahora bien, no se conoce a fecha de hoy el alcance exacto de la participación pública.

  1. ¿Tiene viabilidad el proyecto de Madrid Puerta Norte?

Así como Distrito Castellana Norte requiere del beneplácito del Ayuntamiento de Madrid para llevarse a cabo, Madrid Puerta Norte requeriría del visto bueno de los principales interesados, inversores y propietarios del suelo, a saber, BBVA, San José, Ministerio de Fomento y Comunidad de Madrid. Las posiciones a día de hoy parecen muy enfrentadas por lo que no parece tampoco que esta nueva concepción de la Operación Chamartín vaya a llegar a buen término.

  1. Entonces, ¿en qué punto nos encontramos en lo que se refiere a Distrito Castellana Norte?

Desafortunadamente, la política está demostrando ser un factor altamente distorsionador, impidiendo cualquier progreso claro en una dirección u otra. Con la repetición a las elecciones prevista para junio y el gobierno municipal de Manuela Carmena sostenido gracias al apoyo del Partido Socialista, es probable que haya que esperar a que se produzca el correspondiente “juego de tronos”, después del 26J. Solamente entonces estarán las cosas algo más claras.

El papel de internet en el sector inmobiliario

Solamente si nos detenemos un momento a reflexionar sobre ello, podremos entender el calibre y profundidad de la revolución que ha provocado internet en el sector inmobiliario. La “red de redes” ha traído consigo cambios otrora impensables, en todos los ámbitos de nuestras vidas, incluyendo por supuesto el correspondiente al real estate.

Dependerá mucho de los años que tengas, pero no necesitas ser muy mayor para entender el alcance de dichos cambios. No hace tanto tiempo que el fax era el principal medio de comunicación escrita con clientes y propietarios de inmuebles. Las bases de datos inmobiliarias encontraban su soporte principal en el papel y acostumbrábamos a crear las fichas descriptivas de cada oficina o local con Word o PowerPoint.

“En los viejos tiempos”, la única manera de hacer networking era acudiendo a una feria, evento o conferencia y llegadas las fechas navideñas, la mitad de la empresa pasaba varios días firmando postales de felicitación y la otra mitad las ensobraba. Los mailings a nuestra cartera de clientes se hacían por vía postal y el teléfono solamente se utilizaba para hablar, una actividad hoy día casi en peligro de extinción.

Si echáramos la vista algo más atrás, hasta los tiempos previos al ordenador personal, el cambio sería todavía más abrupto, pero no es nuestra intención profundizar en ello; centrémonos en el papel de internet en el sector inmobiliario hoy día.

¿Internet en el sector inmobiliario = desintermediación?

La realidad es que en esta era de internet en la que vivimos, el trabajo de búsqueda de un inmueble -de cualquier tipología- parece haberse hecho muy fácil. Gracias a los diferentes buscadores inmobiliarios existentes, podemos conocer la oferta disponible con todo lujo de detalle, y no solamente en nuestro mercado o área de influencia; sea el que sea el rincón del mundo en el que busquemos, encontraremos aquello que buscamos.

Desde la pantalla de nuestro ordenador, nuestra tablet o nuestro teléfono móvil, podemos comprobar precios, detalles y disponibilidades, localizar informes de mercado, analizar fotografías aéreas y estudiar cualquier zona a pie de calle, casi como si paseáramos por la acera. Podemos conocer los servicios existentes en la zona y hasta el precio del gimnasio cercano a la casa, oficina o local que buscamos. Y da igual dónde busquemos. No importa si lo hacemos en Francia -por ejemplo- y no hablamos el idioma. Todo lo que encontramos en internet ya puede ser traducido con un solo clic de nuestro ratón. Incluso si queremos mantener una videoconferencia con alguien que habla una lengua diferente a la nuestra, existe ya el software de traducción simultánea que hace posible una comunicación verbal sin barreras idiomáticas.

Y los efectos de internet en el sector inmobiliario tocan muy de cerca a sus profesionales. En el pasado, el mayor activo de los intermediarios era precisamente la información que tan celosamente guardaban; información de clientes y contactos importantes, pero también información de inmuebles para el alquiler o la venta. Saber quién vendía qué, quién compraba y conciliar los intereses de unos y otros era una cuestión de inteligencia militar, casi artesanal.

Ahora bien, gracias a internet, los mercados y plazas son cada vez más transparentes. De manera prácticamente literal, “toda la información está al alcance de todos”. Todo se puede conocer y estudiar en internet. Todos tenemos presencia en las redes sociales. Toda la oferta de oficinas de Madrid y Barcelona la puedes encontrar en MisOficinas (¡por ejemplo!). Se han igualado las condiciones para competir de todos los “players” y, a priori, nadie cuenta ya con la ventaja que supone el uso de información privilegiada. ¿Esto quiere decir que la intermediación inmobiliaria es una disciplina condenada a la extinción?

La respuesta corta es que sí. Inevitablemente, la automatización de los procesos y la transparencia en la información hacen de la labor comercial un arte cada vez más prescindible, y no solamente en el mercado inmobiliario. Muchas otras profesiones que subsisten gracias a una distribución imperfecta de la información terminarán también por desaparecer, en tanto en cuanto dicha información se haga más accesible, entendible o digerible para el gran público.

Pero la respuesta larga es que el papel de internet y la tecnología en el sector inmobiliario es positivo para los profesionales de la intermediación, básicamente porque es muy diferente disponer de la información a saber comprenderla, interpretarla y aprovecharla. Siempre tendrá valor añadido el saber hacer profesional, el conocimiento local o la perspectiva cultural que un experto inmobiliario tenga de un mercado o una zona. Las decisiones inmobiliarias nunca se basarán solamente en factores objetivos de localización, precio o rentabilidad; pesarán también factores subjetivos y emocionales que condicionarán las transacciones, y es la labor del intermediario la de arbitrar y facilitar las relaciones entre los que participan en dichas transacciones.

En resumidas cuentas, la rebelión de las máquinas llegará, pero todavía no… ¿o sí?

Cuéntanos tu opinión. Nos interesa.

El mercado de inversión en España; la política frente a la economía

Con las elecciones del 20 de diciembre todavía muy recientes y un panorama político tan incierto en el corto y medio plazo, es difícil (por no decir atrevido) vaticinar lo que sucederá en lo económico, y por extensión en lo inmobiliario, en 2016. No obstante, los hechos son que las principales plazas viven actualmente en un frenesí constante, con un ritmo de transacciones y una actividad equiparables a la fiebre del oro californiana de mediados del siglo XIX. Parece razonable pensar que la inercia se mantendrá el año que viene; ¿o no?

Tras una larga travesía por el desierto desde 2008, por fin ha despertado el gigante dormido y todos tienen su mirada puesta en los protagonistas indiscutibles del escenario inversor, las SOCIMIs. Todo apunta a que éstas adquirirán gradualmente un mayor peso específico dentro del tejido empresarial español y que el mercado inmobiliario en general y el mercado de inversión en particular crecerá, madurará y se profesionalizará todavía más, si cabe.

Pero debido a las conexiones de lo político con lo económico es aventurado hacer predicciones sobre el futuro inmediato, sin poder ignorar que la falta de estabilidad no es precisamente lo que necesita la economía ahora mismo. Cuando el consenso general es que España empezaba a salir del bache (con grandes matices, dependiendo de a quién le preguntes) y centrándonos en el real estate español, uno no puede siempre alejar el fantasma de que las expectativas de mejoría son sólo eso, expectativas, y que el crecimiento es más un deseo que una realidad sustentada sobre sólidos argumentos macro.

Por ejemplo, incorporada la derivada política, nos encontramos con que Merlin Properties, una de las “reinas” del sector, se estrena en el IBEX35, justo el día posterior a las elecciones, con una caída cercana al 7%. Leemos también en la prensa que proyectos como la Operación Campamento o el Plan Chamartín podrían verse afectados negativamente, dado que su implementación depende de las aprobaciones de los gobiernos autonómicos o centrales. El futuro inmediato de la Sareb puede estar condicionado también en gran medida por los acuerdos de gobernabilidad política que se alcancen a lo largo de las próximas semanas, barajándose incluso el escenario de que deban producirse nuevas elecciones si no se llega a los acuerdos necesarios.

Tengamos además en cuenta que dos de los principales catalizadores que están impulsando (incluso “propulsando”) el ritmo de transacciones inmobiliarias en el mercado de inversión son el crecimiento esperado de las rentas en oficinas y el incremento de la afluencia y el consumo en centros comerciales, pero la mejoría en ambos frentes parece todavía frágil.

El mundo empresarial e inmobiliario está pues aguantando la respiración, aguardando silenciosamente lo que pueda suceder en lo político en el cortísimo plazo. Ahora bien, sí conviene plasmar aquí algunas cifras para dar fe de que 2015 ha sido un buen año y que, escenario político mediante, sí existen razones objetivas para ser optimistas.

Algunos datos; ¿cabe el optimismo?

  • Según la consultora Knight Frank, España ha sido durante 2015 el destino europeo favorito de los inversores internacionales, seguido muy de cerca por Alemania. El estudio realizado por esta firma también indica que el mercado de inversión español seguirá siendo el preferido durante 2016.
  • Los niveles de inversión alcanzados en 2015 constituyen un récord, superando incluso las cifras previas a la crisis. Según CBRE, se han producido transacciones por valor de más de 13.000 millones de euros, un 25% más que en 2014. La previsión para 2016 es la se superar los 10.000 millones de euros, algo inferior a las cifras de 2015 debido a que durante el año en curso ha habido una transacción altamente distorsionadora; la compra de Testa por parte de Merlin Properties, por valor de 3.000 millones de euros.
  • También según CBRE, más del 70% de la inversión tiene origen extranjero (americano, francés y británico) y casi la mitad del total se ha articulado a través de las SOCIMIs.
  • La punta de lanza de mercado de inversión han sido las oficinas (con casi 5.000 millones de euros) y el retail (con 4.000 millones de euros), seguidos por los hoteles (con 2.000 millones de euros) y la logística (con 800 millones de euros).

A la vista de estas cifras, ¿existen motivos para ser optimistas? Desde MisOficinas.es opinamos que sí, pero siempre desde la prudencia; ¿qué opinas tú?

¡Felices Fiestas!

Actores del mercado inmobiliario (iii): La Sareb y los fondos de oportunidad

Hoy toca finalizar nuestra trilogía dedicada a los actores principales del mercado inmobiliario español. Las pasadas dos semanas hemos escrito sobre los promotores, los consultores, las Socimis y la banca, y hoy cerramos con la Sareb y los fondos oportunistas.

Todas estas entidades han jugado su papel dentro del sector y juntas han escrito el guion de una película que hoy se encuentra en su punto álgido; el real estate nacional está en plena ebullición y somos el centro de las miradas de muchos inversores extranjeros. Pero todavía está por comprobar si nos encontramos verdaderamente al comienzo de un ciclo expansivo o si la situación que vivimos se trata más bien de un “quiero y no puedo”.

Ahora bien, independientemente de las expectativas que tenga cada uno sobre el futuro, nadie duda de la relevancia de Sareb, motivo por el que queremos dar unas pinceladas sobre dicha sociedad y lo que ésta ha significado para la recuperación del sector.

Sareb; algunas definiciones

“La Sareb” o el mal denominado “banco malo” (mal denominado porque, técnicamente, no es un banco, ni ejerce como tal) es la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria. Se creó en el 2012 con el propósito de comprar a la banca (bancos y cajas de ahorros) los activos “malos” (de ahí la otra parte de su apelativo informal) derivados del sector inmobiliario.

Explicábamos a su vez en los dos post anteriores que, debido a los problemas sufridos por el sector de la promoción inmobiliaria, bancos y cajas acumularon grandes cantidades de inmuebles y créditos impagados (o en riesgo de impago), provocando una falta de liquidez que afectó a todo el sistema, tanto en el tramo mayorista como en el minorista. “Se cerró el grifo” de la financiación y el sector inmobiliario, componente estructural de la economía española, entró en barrena.

Para paliar esta falta de liquidez del sistema, la Sareb procedió a comprar a la banca (la banca nacionalizada) los activos más problemáticos con grandes descuentos, pero no a cambio de dinero; Sareb pagó con deuda subordinada avalada por el Estado, deuda que las entidades financieras podían utilizar a su vez como garantía para solicitar financiación al Banco Central Europeo.

La Sareb es una sociedad anónima participada en un 45% por el Estado (a través del FROB) y en un 55% por capital privado, contando entre sus principales accionistas con otros bancos y cajas de ahorros, entidades aseguradoras y compañías eléctricas, con el compromiso de ofrecer una rentabilidad del 15% a lo largo de 15 años.

Por tratarse de un ente “semi-público” y de haber sido un mecanismo vertebrador en el denominado “rescate de la banca”, todo lo relativo a la Sareb está sometido a escrutinio ciudadano y político desde diferentes sectores de la sociedad. Son al fin y al cabo 50.000 millones de euros que deben ser gestionados y rentabilizados; en caso contrario, las posibles pérdidas podrían repercutir en el contribuyente.

La misión fundamental de la Sareb es pues vender paquetes y carteras de activos (aunque también hace venta minorista a través de varias empresas comercializadoras) a diferentes tipos de inversores, entre los que se encuentran los fondos oportunistas, de los que también queremos versar hoy brevemente.

Los fondos de oportunidad; ¿fondos buitre?

Los fondos de oportunidad (o fondos buitre, para algunos) son fondos de inversión que buscan precisamente eso, oportunidades, habiendo sido protagonistas de diversas (y grandes) transacciones de carteras de activos con la Sareb. Es frecuente ver en los medios de comunicación los nombres de empresas como Apollo, Cerberus, Centerbridge, TPG o Blackstone, todos inversores extranjeros con la mirada puesta en el mercado español.

Estos fondos apuntan a comprar carteras de inmuebles, créditos en riesgo de impago o créditos morosos, por debajo de su precio de mercado, con el fin de conseguir una rentabilidad futura a través de una gestión eficiente de los mismos.

El único problema de escribir sobre fondos de oportunidad y la Sareb es que no siempre es fácil esquivar la polémica. Aunque la Sareb sea una sociedad anónima con capital mayoritariamente privado, es cierto que el 45% de su capital es público, y los intereses de lo público no siempre confluyen con los intereses de lo privado, particularmente cuando se habla de fondos de inversión. Es por este motivo por el que no entraremos en mayor detalle sobre las grandes compras que estos fondos han realizado de activos de la Sareb. La información está disponible en Internet y cada uno puede sacar sus propias conclusiones.

Lo que nadie puede negar es la relevancia que los fondos han tenido y tienen en la escena inmobiliaria hoy día, motivo por el que hemos decidido incluirlos en el grupo de protagonistas del sector. Se podrá estar o no de acuerdo en sus políticas de inversión, pero han contribuido a flexibilizar y dinamizar el mercado; tendrán mucho que decir en el corto y medio plazo y no se les puede perder de vista.

Actores del mercado inmobiliario (ii): SOCIMIs y banca

Si no tuviste oportunidad de ver nuestro post de la semana pasada, te invitamos a hacerlo ahora, entre otros motivos porque se trata de la primera entrega de una terna dedicada a los actores del mercado inmobiliario en España. Échale un vistazo si quieres ponerte al día sobre el papel que juegan consultoras inmobiliarias y promotores en el escenario actual del real estate.

Hoy continuamos con las SOCIMIs y las entidades financieras a las que, si hubiera que darles un premio por el papel que juegan, les daríamos el de “actuación revelación” de la década. Esta afirmación se sustenta en una realidad bien clara; ni las SOCIMIs ni los bancos jugaban papel alguno en el sector inmobiliario hasta hace bien poco. Las primeras porque, simplemente, no existían y, los segundos, porque su negocio nunca fue inmobiliario; ¡mucho ha cambiado el panorama desde 2007!

¿Qué son pues las SOCIMIs? SOCIMI es el acrónimo de “Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario” y aunque hayan aparecido hace relativamente poco en España (prácticamente el año pasado…), el concepto no es nuevo. Se trata de hecho de una versión de los REIT americanos (Real Estate Investment Trust), los cuales cuentan con más de medio siglo de historia.

La actividad primordial de las SOCIMIs es la de comprar activos para a continuación explotarlos en régimen de arrendamiento, circunstancia para la que puede ser necesaria una rehabilitación o incluso la promoción de un proyecto todavía inexistente.

Las SOCIMIs se dirigen a todo tipo de ahorradores, aunque la realidad es que de momento son los grandes inversores los que están copando la mayor actividad en este tipo de vehículos. Ahora bien, este canal de inversión está disponible también para “la gente de a pie”, permitiendo el acceso al mercado inmobiliario sin tener que realizar una inversión directa en ladrillo. La existencia de un mercado normalizado y regulado procura además al pequeño accionista un nivel cierto de confianza y garantía que hasta ahora no existía.

Las SOCIMIs se pueden categorizar en función de los mercados en los que cotizan; las que cotizan en la Bolsa de Madrid, las que lo hacen en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y las que no cotizan pero que tienen previsto hacerlo. Aquí tienes algunos nombres que no debes perder de vista:

 

SOCIMIs que cotizan en la Bolsa de Madrid

  • Merlin Se incorporó a la Bolsa de Madrid en junio de 2014 y puede que pronto forme parte del IBEX35. Su CEO es Ismael Clemente.
  • Axiare Entró en la Bolsa de Madrid en julio de 2014. Al frente de esta entidad encontramos a Luis López de Herrera-Oria.
  • Hispania Activos Inmobiliarios. Presente en la Bolsa de Madrid desde marzo de 2014, es liderada por Concha Osácar y Fernando Gumuzio.
  • Lar España Real Estate, en la Bolsa de Madrid desde abril de 2014, comandada por Luis Pereda.

 

SOCIMIS que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil

El Mercado Alternativo Bursátil permite acceder al mercado de valores en unas condiciones de coste y regulación más asumibles para empresas de tamaño más modesto. Las SOCIMIs cotizadas hoy día en este mercado con las siguientes:

  • Autonomy Real Estate
  • Corpfin Capital Prime Retail II
  • Entrecampos Cuatro
  • Fidere
  • Mercal Inmuebles
  • Obsido
  • Promorent
  • Trajano Iberia
  • Uro Property
  • Zaragoza Properties

 

SOCIMIs no cotizadas

Como decíamos anteriormente, en esta categoría entran las empresas que no cotizan pero que pronto lo harán, una vez expirado el plazo de dos años durante los que la ley les permite operar sin necesidad de cotizar. Aquí destacamos los nombres de Zambal Socimi y GMP Socimi. Lo normal es que cada vez oigamos más de sus quehaceres.

Las entidades financieras

Paralelamente a las SOCIMIs también queremos hablar sobre la banca, protagonista “a regañadientes” del sector inmobiliario desde el 2007. Ha sido protagonista casi en contra de su voluntad porque las entidades financieras nunca tuvieron intención (ni vocación) de competir con sus clientes, los promotores inmobiliarios, pero esto es en efecto lo que ha pasado.

Cuando comenzó la travesía por el desierto del sector, los bancos recibieron ingentes cantidades de inmuebles, tanto por dación en pago de los promotores como por ejecución hipotecaria directa. El alcance de este proceso fue de tal calibre que las cajas de ahorros y los bancos se convirtieron de la noche a la mañana en las mayores propietarias de patrimonio inmobiliario del país, sin una estructura clara a través de la que canalizar una venta ordenada del mismo.

La banca tuvo que crear comercializadoras propias y era habitual (y sigue siéndolo) que cuando acudías a solicitar financiación hipotecaria a tu banco de referencia, éste te ofrecía viviendas de su propia cartera de inmuebles. La estructura comercial se tuvo que sofisticar hasta el punto de crear filiales a la medida. A continuación te ofrecemos una muestra de las principales:

  • Santander – Altamira Inmuebles
  • BBVA – BBVA Vivienda – Anida
  • Bankia/Bancaja – Bankia Habitat
  • La Caixa/CaixaBank – Servihabitat
  • Banco Popular – Aliseda Inmobiliaria
  • Sabadell/CAM – Solvia Inmobiliaria

A partir de la creación de estas filiales, la política de cada banco ha sido diferente, marcada por una mayor o menor participación en la operativa y accionariado de las mismas. Algunas de las comercializadoras se han vendido íntegramente, otras lo han sido sólo en parte y otras operan bajo nombre diferente. Hay bancos que ya no se sostienen sobre una pata inmobiliaria, pero hay otros que siguen fuertemente ligados al sector e incluso promueven vivienda nueva.

Tiene sentido no obstante que, a la larga, los bancos no tengan puestos de venta en las ferias inmobiliarias y que el zapatero se dedique a sus zapatos; los bancos a prestar dinero (esperemos que así sea) y los promotores a promover inmuebles de calidad y a buen precio.

¿Cuánto tardará en suceder esto? ¿Cuándo se normalizará el sector? ¿Cuándo parará el frenesí inversor de las SOCIMIs? ¿Cuándo se venderán todas las viviendas en manos de los bancos? ¿Cuándo se abrirá “el grifo” del crédito? Cuéntanoslo tú; ¡se escuchan todas las opiniones!