Los locales de la zona centrica recuperan la actividad gracias a las grandes cadenas

Las grandes superficies instaladas en el extrarradio ya no están de moda. Ahora son los locales de la zona centrica los que concentran a mayor número de potenciales clientes. Por eso las grandes marcas han cambiado su estrategia de expansión. La primera en ver el cambio de tendencia fue Carrefour, que hace diez años situó sus nuevas aperturas en locales más pequeños del centro de la ciudad. En 2017, el 80 % de los consumidores no quiere tardar más de 10 minutos en llegar a la tienda o al eje comercial.

Leroy Merlin, hábitos del cliente como motor de avance

Recientemente, Leroy Merlin anunció la apertura de un nuevo establecimiento en el centro de Barcelona, muy cerca de donde ya está instalado MediaMarkt, y también en Madrid, en un local cercano al paseo de la Castellana. Según Juan Sevillano, director de desarrollo de Leroy Merlin España, “la idea es continuar la expansión en la zona centro de otras capitales de España”. Según indica la propia empresa, esta nueva estrategia responde al cambio de hábitos de sus clientes, que no quieren perder más de 10 minutos en el trayecto hasta la tienda.

Ikea, el centro urbano como banco de pruebas

Ikea es otra de las empresas del sector retail que se ha sumado a la tendencia urbana. La apertura en la céntrica y exclusiva calle Serrano de Madrid se debe a un cambio de estrategia: “como respuesta a lo que demandan los clientes, estamos más cerca de ellos, nos adaptamos a los nuevos hábitos de compra y facilitamos los servicios de personalización y asesoramiento”, asegura la empresa en un comunicado al que se puede acceder a través de su página web.

El caso de Ikea es bastante peculiar. El local del centro de Madrid sirve también como laboratorio de nuevas experiencias de compra que, en función del feedback de los clientes, podrían instaurar en otros centros Ikea de España.

Decathlon, desarrollo basado en la cercanía con los clientes

Por último, otra de las grandes firmas que apuesta firme por la expansión en los centros urbanos es Decathlon. En la memoria de actividad de 2016 detallan que, de las 18 nuevas aperturas en nuestro país, 12 fueron bajo el sello “Decathlon City”, en los ejes comerciales del centro y en locales de menor tamaño. La empresa francesa mantiene desde hace años una estrategia comercial fundamentada en la “búsqueda de cercanía con sus clientes”

Los grandes ejes comerciales han recuperado clientes porque los consumidores priman el tiempo al precio o la variedad. Las estrategias comerciales y también de expansión y desarrollo de las grandes superficies han superado un punto de inflexión: tras el auge de los centros comerciales en la periferia, ahora las marcas vuelven a los locales urbanos para reconquistar a sus clientes.

Las grandes superficies instaladas en el extrarradio ya no están de moda. Ahora son los locales de la zona centrica los que concentran a mayor número de potenciales clientes. Por eso las grandes marcas han cambiado su estrategia de expansión. La primera en ver el cambio de tendencia fue Carrefour, que hace diez años situó sus nuevas aperturas en locales más pequeños del centro de la ciudad. En 2017, el 80 % de los consumidores no quiere tardar más de 10 minutos en llegar a la tienda o al eje comercial.

Leroy Merlin, hábitos del cliente como motor de avance

Recientemente, Leroy Merlin anunció la apertura de un nuevo establecimiento en el centro de Barcelona, muy cerca de donde ya está instalado MediaMarkt, y también en Madrid, en un local cercano al paseo de la Castellana. Según Juan Sevillano, director de desarrollo de Leroy Merlin España, “la idea es continuar la expansión en la zona centro de otras capitales de España”. Según indica la propia empresa, esta nueva estrategia responde al cambio de hábitos de sus clientes, que no quieren perder más de 10 minutos en el trayecto hasta la tienda.

Ikea, el centro urbano como banco de pruebas

Ikea es otra de las empresas del sector retail que se ha sumado a la tendencia urbana. La apertura en la céntrica y exclusiva calle Serrano de Madrid se debe a un cambio de estrategia: “como respuesta a lo que demandan los clientes, estamos más cerca de ellos, nos adaptamos a los nuevos hábitos de compra y facilitamos los servicios de personalización y asesoramiento”, asegura la empresa en un comunicado al que se puede acceder a través de su página web.

El caso de Ikea es bastante peculiar. El local del centro de Madrid sirve también como laboratorio de nuevas experiencias de compra que, en función del feedback de los clientes, podrían instaurar en otros centros Ikea de España.

Decathlon, desarrollo basado en la cercanía con los clientes

Por último, otra de las grandes firmas que apuesta firme por la expansión en los centros urbanos es Decathlon. En la memoria de actividad de 2016 detallan que, de las 18 nuevas aperturas en nuestro país, 12 fueron bajo el sello “Decathlon City”, en los ejes comerciales del centro y en locales de menor tamaño. La empresa francesa mantiene desde hace años una estrategia comercial fundamentada en la “búsqueda de cercanía con sus clientes”

Los grandes ejes comerciales han recuperado clientes porque los consumidores priman el tiempo al precio o la variedad. Las estrategias comerciales y también de expansión y desarrollo de las grandes superficies han superado un punto de inflexión: tras el auge de los centros comerciales en la periferia, ahora las marcas vuelven a los locales urbanos para reconquistar a sus clientes.