oficina disponible para el alquiler

El crecimiento en los alquileres de oficinas, ¿oportunidad de inversión?

Tras unos años nefastos para el sector inmobiliario, en los últimos años se ha ido experimentando un crecimiento económico que está haciendo repuntar el mercado. Esto se debe en gran medida gracias a los alquileres turísticos, ya que, han sido muchos los que han invertido en viviendas para darle este uso, pero otra oportunidad de inversión que está en alza es la compraventa de oficinas.

¿Por qué la compra de oficinas es una buena inversión en este momento?

Los datos del primer trimestre de 2017 son rotundos, por ejemplo, en Madrid, los alquileres de oficinas aumentaron un 62 %, además los precios de los arrendamientos de oficinas han crecido de forma generalizada. En Barcelona, también se ha experimentado un crecimiento destacable en la contratación bruta de oficinas, un 29 % respecto al año anterior. Y en ciudades como Valencia, Málaga, Granada y Sevilla, también se registran datos muy positivos, que avalan la oportunidad de inversión.

Esto se debe, según la agencia Aguirre Newman, a las buenas expectativas empresariales y el crecimiento de los negocios en Internet. Pero, las expectativas siguen siendo buenas, ya que, debido a la creciente demanda y a la poca disponibilidad de inmuebles dedicados a este uso, los precios siguen subiendo. La subida de las rentas en los alquileres ha provocado que el precio medio por metro cuadrado de oficinas en Madrid sea de 28,50 €/m2/mes, aunque algunos contratos han llegado a los 35 €/m2/mes. Por otro lado, en Barcelona los precios se sitúan en una media de 18,50 €/m2/mes.

Esta tendencia ha provocado que muchas empresas, incluso particulares, decidan rehabilitar edificios y viviendas en venta, para introducirse en el mercado inmobiliario de oficinas. De esta manera, la rentabilidad es notable, ya que, edificios que se habían devaluado, con una rehabilitación sencilla para uso empresarial, se revalorizan día a día.

Según la agencia Aguirre Newman, las expectativas hasta finales de 2018 son positivas, debido a la correlación entre el crecimiento del PIB y el comportamiento en el mercado de oficinas. En Madrid, se esperan superar los 500.000 m2 de contratación bruta para oficinas, además de una subida generalizada en los precios debido a la disminución de la disponibilidad. Por otro lado, en Barcelona, se prevén que se alcanzarán los 390.000 m2 para finales de 2017.

Cómo cabe esperar, las operaciones más grandes y la rehabilitación de edificios, han sido efectuadas, en su mayoría, por los fondos de inversión y las Socimis. Pero también destacan las oportunidades que hay para pequeños inversores, sobre todo, en zonas menos céntricas, donde muchas PYMES buscan una oficina en la que establecerse de manera más económica. Las oportunidades son múltiples, y la rentabilidad que se espera permite ser optimistas a inversores, que siguen en busca de inmuebles a los que sacarle rentabilidad.