Optimización de espacio en naves

Cuando se usa un buen sistema de organización en las naves se pueden obtener muchas ventajas. Un primer beneficio que aporta la optimización del espacio en la nave es poseer un control total sobre el stock de la empresa. También, se ganará rapidez y accesibilidad al mismo. No cabe duda de que la búsqueda será más sencilla cuando todo el material esté colocado y en orden.

Maneras de optimizar el espacio dentro de una nave industrial

Las naves industriales son realmente útiles para los negocios por su versatilidad. Y es que, pueden ser utilizadas como un espacio de almacenamiento o de fabricación.

Los almacenes ofrecen un espacio que puede ser utilizado para el almacenamiento. Si la empresa realiza pedidos es habitual que carezca de espacio suficiente para seguir almacenando productos. Por este motivo, es importante contar siempre con espacio en el almacén.

Habitualmente, se usan mamparas que delimitan el espacio destinado a las salas de reuniones. Los trabajadores gozarán de su ubicación en un espacio abierto o, lo que es lo mismo, una sala de enormes dimensiones con mesas y sillas en las que podrán desempeñar su función laboral.

Otra forma de optimizar el espacio es utilizar techo registrable. Se caracteriza por ser desmontable y aporta infinitas posibilidades siempre a gusto del consumidor.

En función del aire que se quiera dar a la oficina se utilizará un material u otro. Las opciones abarcan: placas de vinilo, escayola, fibra o incluso acabados en madera para lograr un ambiente rústico que recordará a la naturaleza.

Utilizar falsos suelos es también una acción muy común por aportar comodidad. La calidad y formas del pavimento se ajustan a cualquier ambiente. Además, cuenta con la ventaja de crear una cámara de aire por la que se puede pasar el cableado necesario para el funcionamiento de los equipos de la empresa.

Maneras de optimizar el espacio dentro de una nave logística

Una estructura de entreplantas en una nave logística son una solución económica e inteligente para aprovechar al máximo posible las dimensiones del almacén. Otras ventajas que aportan son:

Ahorro de espacio.

Con esta medida, se consigue triplicar la zona útil del almacén. Esto es debido a que las entreplantas aportan la posibilidad de construir varias plantas sobre el mismo suelo.

Ahorrar costes.

Se consigue el ahorro de costes gracias a que el metro cuadrado de una entreplanta es inferior al precio del suelo de planta habitual. La estructura de las entreplantas es reutilizable a la par que desmontable. Estas características hacen que la modificación de estructuras y dimensiones pueda realizarse sin problemas.

Versátiles.

Son sistemas muy versátiles, porque se complementan con otras estructuras. En definitiva, el sistema será adecuado para: almacenes, fábricas, naves industriales…

 

Claves para elegir la localización de las grandes marcas

La localización de los locales comerciales de las grandes marcas es un aspecto muy importante dentro de su plan de negocio. Se trata de operaciones que pueden tener una repercusión directa tanto a nivel de ventas como de la imagen de marca, por ello no se escatima en esfuerzos y estudios que ayuden a tomar una decisión correcta, y este proceso puede durar varios años.

¿Quién decide cuál es la localización idónea?

Dada la importancia de un paso como este, la toma de decisiones al respecto corresponde de manera conjunta a varios departamentos de la empresa: el Departamento de Expansión traza el plan que establece las aperturas fijadas como objetivo y busca las ubicaciones más convenientes; el Departamento Inmobiliario es el encargado de gestionar con propietarios o agencias las condiciones de arrendamiento; el Departamento de Diseño visitará los locales para comprobar si es viable la adaptación del espacio a las necesidades de la empresa; y, por último, en operaciones importantes de grades marcas la Dirección General será quien supervise y dé el visto bueno a la operación.

¿Dónde conviene establecer el local?

Los criterios que se siguen a la hora de elegir una ubicación pueden ser muy diversos y variar en cada caso concreto, pero se consideran básicos la visibilidad y el tráfico.

Respecto a la visibilidad, la calle o centro comercial en que se ubique es de vital importancia, así como los metros de fachada, la cantidad de escaparates que posea, o si hace o no esquina.

Si hablamos del tráfico, se considera indispensable ubicarse en una zona de elevado paso, en una calle comercial o emblemática, en la acera y tramo correctos, y junto a los vecinos adecuados. Se hará un pormenorizado estudio de la clase de público que frecuenta la zona e, incluso, se negociará la reubicación de negocios cercanos si su proximidad no se considera apropiada.

Aunque hay otros factores a valorar, como el precio de local, o si se trata de abrir una primera tienda o se trata de una expansión.

¿Cuánto se puede llegar a pagar?

El precio de un local es muy variable, dependiendo de la zona, las dimensiones, si hace esquina, si necesita o no reformas…

Cabe destacar que las empresas apuestan en un 90 % por el alquiler frente a la compra de los locales, por suponer un desembolso más asequible y rentabilizable y permitir la flexibilidad de un cambio de ubicación.

Una regla general es que el precio del alquiler no debe superar el 15 % de las ventas mensuales, aunque esta cifra se rebasa si los beneficios de imagen hacen que valga la pena la inversión.

Se trata de una decisión de peso en la marcha de una empresa, por lo que hay que tener en cuenta todos estos factores antes de decidir la ubicación de una tienda.

 

Cómo afecta el E-commerce al sector logístico

El e-commerce está implantándose a un ritmo vertiginoso. Cada año aumentan las cifras de personas que compran de forma cada vez más habitual a través de Internet. Se ha creado un gran mercado digital que está causando un gran efecto en el Sector logístico. Por ello, es necesario analizar este efecto y analizar si la logística e-commerce está en crisis o auge.

La logística e-commerce

Obviamente, esta revolución digital y crecimiento del e-commerce hace que el mundo del transporte empresarial haya mutado, y se encuentre en una fase de adaptación y actualización. Hasta ahora, una empresa de transporte estaba pensada para hacer sus entregas en almacenes u grandes empresas, que eran los distribuidores físicos a los que acudía el cliente para comprar su producto.

Con el e-commerce, el distribuidor es una firma que monta una web, atrae a los clientes con mejores precios gracias al ahorro en salarios de empleados, y permite que la compra viaje hasta el domicilio, muchas veces sin coste añadido.

Ello, sin embargo, está trastocando hasta poner al límite al sector de operadores del sector logístico. Un ejemplo son las entregas ultrarrápidas. Hasta ahora, lo habitual era hacer entregas al cliente de la e-commerce entre 24 y 72 horas, lo que había permitido que las empresas con flotas más diversas y adaptables triunfasen e hiciesen mucho dinero.

Sin embargo, existen un aumento de distribuidores que ponen sus entregas en pocas horas, lo que obliga a los distribuidores a llegar a extremos un tanto absurdos, como hacer varias entregas en un mismo edificio de pisos, a clientes distintos, en horas diferentes, lo que imposibilita una rentabilidad igual a la que tendría hacer todas las entregas en la misma franja horaria y en solo un viaje.

Cifras y perspectivas

Sin embargo, las empresas del sector logístico ven estas transformaciones como una oportunidad, un reto en el que las grandes pueden mejorar su posición, y las pequeñas aprovechar las economías de escala para crecer y adaptarse a públicos y formatos de compra digital nuevos y rentables.

Se trata de 1.100 los millones de euros que la logística e-commerce mueve solo en España, un país en el que el 10% (y subiendo) de las compras se realizan ya a través de Internet. Surgen nuevos formatos y empresas que parecían condenadas a la desaparición, como Correos, que crecen gracias a una buena adaptación de sus servicios, con paquetería urgente.

Empresas de transporte tradicional adquieren nuevos camiones frigoríficos de menor tamaño, para envíos más pequeños, o adquieren vehículos eléctricos que no consumen gasolina en ciudad, abasteciendo la demanda urbana con almacenes de tamaño medio y flotas de vehículos sin coste en carburante.

La cadena de suministro está cambiando, probando sus límites y adaptándose a la gran transformación del e-commerce.

La importancia del Stand en una feria inmobiliaria

El stand es el elemento más representativo de una marca en una feria inmobiliaria ya que ofrecemos una imagen directa de nuestra empresa al público. Dependiendo de su diseño, mejoraremos nuestros resultados comerciales por lo que, a continuación, hablaremos sobre algunos de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el diseño y montaje de un stand:

Medidas del stand: Dependiendo del espacio disponible facilitado por el organizador de la feria, debemos pronosticar el espacio necesario, permitiendo realizar una actividad comercial con nuestro retail cómoda para no perder visitas.

Localizacion del Stand: Intentaremos situar nuestro stand junto a cafeterías, zonas de negocio u otro expositor que atraiga a mucho público.

Diseño del stand: Es muy importante que se pueda distinguir fácilmente el stand y asimilar rápidamente la información que pueda propiciar la visita. El Diseño debe tener una finalidad concreta para atraer al visitante que realmente pueda estar interesado y así evitar aglomeraciones de público en general.

La visibilidad de la marca: Es muy importante que pueda ser vista desde todos los ángulos: de lejos, de cerca y de muy cerca. Los datos de contacto de la empresa y el sitio web de la misma deben ser visibles por todo el stand.

A continuación, dejamos una serie de ventajas e incovenientes sobre el stand en una feria:

Ventajas de un stand

– Podemos transmitir nuestro mensaje a profesionales interesados en nuestro producto o servicio.

Generamos interés por nuestro producto o servicio.

– Nos da la oportunidad de presentar un nuevo producto o servicio a un gran número de personas

– Nos permiten hacer contactos potenciales que no acaban de comenzar.

– Mostrando nuestra imagen al público directamente conseguiremos transmitir confianza al comprador potencial.

Aumentamos la publicidad de nuestra empresa

Mejoramos la imagen de nuestra marca.

– Podemos reunir información sobre nuestros competidores.

Desventajas de un stand

Muchas ferias, por lo que es complicado para el personal encargarse de estas y la oficina a la vez.

– Los costes de participación son cada vez más altos.

– Probablemente gastaremos más de lo previsto ya que estar presente en una feria incluye no solo el desembolso del alquiler del espacio, el montaje y personal, sino seguros, publicidad física, folletos, imágenes y otros asuntos que pueden sumar a nuestro presupuesto.

– Nuestro gasto total en tiempo, dinero, atención y seguimiento puede no verse recompensada en el plazo de tiempo que tengamos en mente, por lo que debemos evaluar la inversión en dichas ferias al mismo tiempo que otras tácticas de marketing como por ejemplo la publicidad, promociones o difusión en redes sociales.

Como conclusión podríamos decir que, aunque tienen tanto ventajas como desventajas, las ventajas son más significativas, pues nos ofrecen una oportunidad única para mostrar nuestro retail al público, además, se pueden hacer demostraciones en vivo de un producto y, sobre todo, es un gran lugar para cerrar una venta.