Cómo conseguir oficinas con buena calificación energética

Estamos acostumbrados a escuchar hablar de eficiencia energética en electrodomésticos o en vehículos de transporte, pero esta también es muy importante en los edificios y las oficinas. Vivir o trabajar en un lugar con alta calificación energética redunda en nuestro propio beneficio y también en el de nuestro ecosistema, así que es importante ser conscientes de ello y dar cada vez más pasos en esa dirección.

Tipos de calificaciones de eficiencia energética

Actualmente, la eficacia energética de un edificio se mide a través de la certificación LEED, que es un sistema estándar internacional voluntario, aunque se han convertido en la referencia en el sector. De este modo, se evalúan diversos aspectos de un edificio como son su sostenibilidad, la energía y su impacto atmosférico, el buen aprovechamiento que se hace del agua, los materiales y los recursos utilizados, la calidad de su ambiente interior y su proceso de diseño.

Evaluados estos criterios, las edificaciones se distribuyen en distintas categorías: la normal, el certificado de plata, el de oro e incluso el de platino, que sería el más elevado. No obstante, en España todavía hay que avanzar mucho en este aspecto energético porque tan solo hay cerca de 250 edificios con certificación LEED en alguno de sus niveles.

Cómo conseguir un edificio con calificación energética LEED

Aumentar el parque de edificios LEED en España pasa por empezar a ser conscientes de su importancia desde la construcción. Así, hay que cuidar los materiales empleados y las técnicas de construcción. Lo cual suele incrementar los precios y necesita también de constructores y técnicos especializados en la materia. No obstante, estos gastos de más se amortizan en menos de cuatro años. Además, aportan una mejora considerable en la calidad de vida e incluso en la productividad cuando se trata de oficinas.

Por otra parte, también se pueden perfeccionar en gran medida los edificios ya construidos con medidas como renovar los sistemas de energía por otros más eficientes y respetuosos, integrando las energías renovables. Mejorar los aislamientos y aprovechar la luz natural y la orientación.

En España este certificado, que se creó en Estados Unidos, está vigente desde 1998 a través del Consejo de la Construcción Verde. Desde entonces ya se han creado diversos edificios siguiendo estas premisas, entre los que destacan algunos como el parque empresarial Las Rozas en Madrid, la torre Iberdrola de Bilbao o las nuevas tiendas de Mercadona en Móstoles o San Sebastián de los Reyes; así como la nueva sede de Roche en Madrid, que ya es el primer edificio de oficinas de la península que usa tan solo gases naturales y respetuosos. Su iluminación es 100 % con LEDs, cuenta con paneles solares para calentar el agua y con modernos sistemas de refrigeración natural.

Ventajas de los distintos tipos de sociedades mercantiles

En este artículo se exponen las características más importantes y exigencias fiscales de los principales tipos de sociedades mercantiles en España. Este enlace es muy útil para profundizar en los diferentes tipos de negocios.

Ventajas de los respectivos tipos de sociedades

Las principales ventajas de constituir una sociedad limitada son la sencillez de los trámites (tanto al inicio como en el mantenimiento), tener una responsabilidad limitada al capital social y bienes de la empresa, unos costes bastante asequibles para su constitución y la posibilidad de crearla una sola persona.

En cuanto a la sociedad anónima, podemos mencionar, en primer lugar, del mismo modo que con el anterior tipo, la limitación de la responsabilidad a los bienes y el capital de la sociedad, la libre y flexible transmisión de las acciones, la incorporación de un número amplio de eventuales inversores y la opción de constituirla como unipersonal.

En tercer lugar, encontramos la sociedad limitada nueva empresa, con los pros de la sociedad limitada a los que añade que su constitución también puede hacerse por Internet, un sistema de contabilidad simplificado, un objeto social abierto y facilidades en el aplazamiento de impuestos.

En cuanto a la cooperativa, su sistema de gestión mancomunado permite la igualdad entre todos los trabajadores, que comparten la titularidad de la empresa. La organización se realiza de modo democrático, participativo y social, lo cual hace que todos se sientan más involucrados. La responsabilidad está también limitada a los bienes de la compañía y a su capital social. Además, posee ventajas fiscales, tanto en la constitución como en la tributación por beneficios, y mayores opciones de recibir subvenciones y ayudas de organismos públicos.

Por su parte, la sociedad laboral también es propiedad de los trabajadores, tiene responsabilidad limitada, beneficios fiscales en la constitución y, en general, los mismos pros que las cooperativas. Los socios trabajadores deben disponer al menos del 51 % del capital.

Cambios en la sociedad civil

Otro tipo es la sociedad civil, que hasta el pasado año no era considerada propiamente una sociedad mercantil, por lo que sus socios tributaban en el IRPF y no en el impuesto de sociedades. La fiscalidad era por tanto individual y la responsabilidad de presentar la declaración correspondía a cada miembro por su cuenta.

A partir de 2016, los miembros de cada sociedad civil han tenido que decidir si pasaban a tributar por el impuesto de sociedades o si, por el contrario, liquidaban la sociedad. Al convertirse en sociedad mercantil a todos los efectos, necesitan una contabilidad como tal, mayores gastos en auditorías o asesorías y nuevos modos de declarar y registrar los ingresos correspondientes. Durante el primer semestre de 2016, contaron con un régimen fiscal especial, que sirvió como transición hacia el nuevo modelo de fiscalidad que ya les rige.

Los e-commerce son fundamentales en el mercado de naves industriales

Los usuarios de todo el mundo cada vez se acostumbran más a comprar por Internet. Las empresas e-commerce o de comercio electrónico se han convertido ya en unos referentes a la hora de adquirir toda clase de productos y, entre ellas, se encuentran algunas tan importantes como Amazon, Decathlon, Zara… que mueven miles de millones en cifras de negocio cada año. Estos incrementos han disparado también la necesidad de contar con naves industriales de grandes extensiones para albergar los productos, gestionar los pedidos… De ahí que la relación entre el e commerce y las naves sea no solo fructífera, sino también indispensable.

Los e-commerce fomentan el crecimiento de la demanda de naves

Una nave industrial es fundamental para los e-commerce. Sobre todo, para los de mediano y gran tamaño, que necesitan mover gran cantidad de paquetes y mercancías. Una prueba del incremento que el comercio electrónico tiene sobre ellos es que, en la Comunidad de Madrid, en 2016, aumentó, por primera vez en ocho años, la contratación de naves industriales, coincidiendo con el establecimiento de diversas empresas e-commerce. Mientras que en Francia, ya en 2015, este sector era el responsable del 61 % del total de las transacciones sobre naves. Cifras muy parecidas a las de otros países europeos, como Países Bajos o Reino Unido.

En 2017, se estima que el sector de la logística seguirá en crecimiento, pues, entre otras cosas, ofrece niveles de rentabilidad más elevados que otros activos comerciales o de oficinas. En este sentido, resulta clave el informe de la consultora BNP Paribas Real Estate, que registró, en 2016, un récord sin precedentes en la inversión industrial y logística en España, la cual alcanzó la cifra histórica de 1.050 millones de euros. Es decir, un 58 % más que en 2015, cuando fue de 662 millones de euros. En la presentación del informe, referencia en el sector, el director nacional de Industrial y Logística, Jean-Bernard Gaudin, aseguraba que «el e-commerce sigue marcando la evolución del inmobiliario logístico, que hace prever las buenas perspectivas de futuro en este sector?.

Parece indudable, por tanto, que las naves industriales y los e-commerce van a seguir muy de la mano en un a corto y medio plazo. De ahí que, desde PNB, se pida más inversión en suelo, para evitar, precisamente, que se dé una carencia de suelos urbanizados que impida un crecimiento mayor de este sector de la logística. Barcelona y Madrid siguen liderando la oferta y el volumen de negocio, en cuanto a logística y e-commerce se refiere. En Madrid, la contratación aumentó un 24 % durante 2016. Mientras que en Barcelona se incrementó un 10 %, destacando las grandes naves que buscan las empresas e-commerce como Amazon, que va a abrir una nave de más de 60.000 m2 en El Prat de Llobregat.

Oficinas con incentivos, el futuro próximo

Puede sonar extraño que existan oficinas en las que los empleados tienen beneficios como el de recibir tres comidas al día, vacaciones pagadas, un completo seguro médico o un paquete de jubilación más que generoso. No obstante, cada vez son más las empresas que abogan por este tipo de incentivos, convencidas de que redundan en un aumento de la productividad.

Donde más ocurre es en las empresas tecnológicas, que lo que persiguen es atraer a las mentes más brillantes.

Beneficios de los incentivos

El trabajo es donde se pasa más tiempo. Si el ambiente y las condiciones no son idóneas, el empleado y la productividad se verán afectados a buen seguro. De hecho, ha quedado demostrado que la persona feliz tiene más energía y dinamismo en el desempeño de su trabajo. Esta persona es más eficaz y está más motivada. Además, un empleado feliz tiene menos riesgos de sufrir accidentes, porque valora más su vida, al tiempo que los que tienen una buena relación con sus compañeros generan un sentimiento de compromiso y de pertenencia con su empresa.

Las cafeterías gratis: el mejor de los incentivos

Algunas empresas han optado por ofrecer comida y bebida gratis durante todo el día a sus trabajadores. Esto se debe a que se ha demostrado que estar bien alimentados produce sensación de bienestar. También sirve para pasar más tiempo en la oficina, porque no hay que salir a buscar comida.
Ha llegado a correr el rumor de que en Google existe la norma de los cuarenta y cinco metros, es decir, ningún empleado debe estar a más de esta distancia de un lugar con comida.

Los incentivos más llamativos

En el mundo de la tecnología llama la atención una serie de beneficios que algunas empresas han otorgado a sus empleados por ser más que extravagantes. El número uno lo tiene Scopely, en Los Ángeles, por recibir a sus trabajadores nuevos con una maleta con once mil dólares cubiertos en tocino, un año ilimitado de cerveza, un traje a medida y un cuadro con un retrato del empleado pintado al óleo.

Los incentivos en España

En el caso de nuestro país destaca el caso del Ciudad Grupo Santander, donde se tiene en cuenta incluso la resolución de algunas gestiones del ámbito personal de los empleados. Lo que se busca en todo momento es su desarrollo profesional.

En este sentido, dispone de un centro de formación por el que cada año pasan miles de trabajadores, así como un centro de educación infantil con capacidad para 500 niños, por lo que se ha convertido en el más grande de toda Europa.

La lista de incentivos es más amplia bajo el convencimiento de que los incentivos van unidos a la productividad de manera indisoluble.