Zonas prime de locales en España

El fin de la crisis, que auguran los economistas, está propiciando que muchas empresas estén aventurándose a buscar nuevas oportunidades de negocio, animadas por un leve crecimiento del consumo por parte de las familias. Son muchos los barrios de España que ofertan locales a un precio que ya no es tan bajo como en los peores tiempos de la crisis. Ahora, muchas grandes marcas buscan sitio para instalar sus centros de operaciones y recuperar a la clientela que tenían antes. El resultado es que hay más demanda de locales que ofertas, los precios se disparan y las empresas españolas trabajan con la esperanza de recuperar su economía y alcanzar, de nuevo, la estabilidad financiera.

Estas son las zonas prime de España en la actualidad

Aunque tradicionalmente existían zonas favoritas para el comerciante, estas preferencias están cambiando. Al empresario actual no le interesa tanto instalar su empresa en la mejor zona de España, sino hacerlo donde resulta más accesible al consumidor, siendo así que aquellos locales que están en una zona de mayor afluencia, son precisamente los más cotizados. La mejor ubicación para una empresa es la que tenga una actividad comercial más intensiva. Por tener un alquiler en estos lugares, las marcas están dispuestas a desembolsar mayores cantidades de dinero.

Un ejemplo es la calle Serrano de Madrid. También, el Paseo de Gracia de Barcelona. Es decir, tradicionalmente, las calles más cotizadas por el comerciante. En la actualidad, sin embargo, están más valoradas las calles Preciados, de la capital, o Portal de l’Angel de Barcelona. Hoy un local en estos lugares cuesta más caro que uno ubicado en las llamadas millas de oro. Concretamente, alquilar en la calle Preciados o Portal de l’Angel de Barcelona cuesta 250 euros el metro cuadrado.

No solo Madrid y Barcelona, también Sevilla, Valencia o Zaragoza están viendo renacer sus calles gracias al comercio, con marcas que han decidido expandir sus horizontes en busca de nuevos clientes. La calle Colón, en Valencia, está experimentando un repunte gracias al comercio, pasando a tener solamente ocho locales disponibles en la actualidad, de los 92 que hay en la zona.

¿Qué clase de negocio predomina en la actualidad?

Por sectores, el de la moda es el que parece haber experimentado un mayor crecimiento. Marcas como Bershka y Stradivarius dominan los principales locales en ciudades como Valencia. Mientras que en otras ciudades como Madrid o Sevilla hacen lo mismo Cortefiel o Zara. Junto con la moda, el sector de los complementos es otro que concentra casi el 60% del volumen de negocios en las zonas prime. La hostelería y los restaurantes de lujo complementan la oferta.

El fenómeno de las macrotiendas es el que, en mayor medida, ha provocado que las rentas de las zonas prime se disparen.

¿Debo abrir mi tienda en un centro comercial o a pie de calle?

A la hora de abrir una tienda, no basta con tener una gran idea o haber encontrado un nicho de mercado poco desarrollado. El éxito de nuestro negocio va a depender, en buena medida, de la ubicación del mismo. Lo más habitual es buscar locales libres en centros comerciales o a pie de calle en zonas de mucho tránsito. Realmente, ninguna opción es mejor que la otra per se. También hay que tener en cuenta el producto que vendemos, quiénes son nuestros clientes y sus hábitos de compra. A continuación, vamos a ver los beneficios que nos puede aportar cada uno y también sus inconvenientes.

Tiendas de centros comerciales

Beneficios:

– La principal ventaja de tener nuestra tienda ubicada dentro de un centro comercial es que nos vamos a beneficiar de los servicios que este ofrece sin tener que realizar ninguna inversión extra: entretenimiento, guardería, limpieza, seguridad, aparcamiento gratuito, etc.

– Otra ventaja es que las personas que acuden a un centro comercial están más dispuestas a consumir.

Inconvenientes:

– El centro comercial puede imponernos un horario de apertura determinado, con las implicaciones que eso puede tener. Para empezar, eso va a incrementar los costes de personal, sea o no rentable permanecer abiertos a según qué horas.

– Las grandes cadenas presentes en los centros comerciales pueden suponer una dura competencia. Aunque también es verdad que un cierto número de personas se acerca a las tiendas más pequeñas en busca de un trato más personalizado y alternativas exclusivas. En este caso, es más fácil que entren en nuestra tienda si está en las proximidades de la gran superficie.

Tiendas a pie de calle

Beneficios:

– La visibilidad que nos aporta estar a pie de calle en una zona céntrica no se puede comparar con nada. Esto nos permite atraer no solo a quienes han salido de compras, sino también a las personas que pasan por delante, camino de sus quehaceres diarios, o que se acercan al centro a disfrutar de su tiempo libre.

– La otra gran ventaja es la ausencia de competencia. La mayoría de las ciudades cuentan con una normativa específica para regular el número de negocios del mismo tipo que pueden abrir en una misma zona.

Inconvenientes:

– Al estar en la calle, podemos vernos perjudicados por un número importante de factores sobre los que no vamos a tener ningún control, como el efecto que pueda tener en nuestra clientela la dificultad para aparcar, la meteorología, las obras o una manifestación, por ejemplo.

– Los precios de los alquileres de locales comerciales en las calles más céntricas pueden resultar prohibitivos. Si contamos con un presupuesto muy ajustado para este apartado, nos veremos obligados a optar por zonas menos concurridas y a gastar más en promocionar nuestra tienda.

Los locales outlet evolucionan hacia el futuro

Los locales outlet representan ya una realidad arraigada en nuestro país, muy visitados por todo tipo de personas y con grandes perspectivas de futuro y de negocio. Como es sabido, en ellos se encuentran prendas y artículos de marca fuera de temporada o con pequeñas taras, pero con jugosos descuentos sobre su precio normal.

Historia y evolución

Los outlet comenzaron en Estados Unidos en los años 60, en concreto a partir de la idea de un fabricante de zapatos de poner a la venta aquellos productos que tuvieran algún pequeño defecto. Ahora se pueden encontrar incluso cadenas de outlet. A España empezaron a llegar sobre los años 90, y pronto ganaron capacidad de venta y buena aceptación, sobre todo las tiendas de ropa, acogimiento que se acrecentó cuando se empezó a notar la crisis, porque la diferencia entre los productos de outlet y los demás productos radica especialmente en el precio, que suele ser notablemente inferior sin perder por ello calidad.

Aunque en un primer momento los outlet se dedicaron al sector textil, poco a poco se fue ampliando la oferta, y hoy se pueden encontrar establecimientos de campos variados, como informática, telefonía, mueble, bricolaje, electrodomésticos y otros, que van desde libros a muebles o complementos de cocina.

Su evolución ha conducido a ofrecer más cantidad y variedad de productos, así como acercarse físicamente a los consumidores, pasando de estar situados en el extrarradio de las ciudades a lugares más próximos o en centros comerciales con supermercados, cines y otros atractivos. Incluso, se han establecido secciones outlet de productos alimentarios en algunos supermercados.

Variedades de outlet

Han ido apareciendo diferentes tipos de local outlet. Siguen siendo mayoría los que ofrecen moda, incluso algunas grandes marcas consolidadas tienen su sección outlet dentro de los propios locales de la marca o tiendas con nombres diferenciados.

Algunos outlet se especializan en una sola marca, ofreciendo los diversos productos de la misma. Otros buscan su especialización por sectores, por ejemplo, dedicándose solamente a la ropa deportiva multimarca. También los hay especializados en un tipo de prenda de ropa o artículo determinado, como camisas, zapatillas deportivas o bolsos.

Últimamente se está dando el fenómeno de la aparición de tiendas outlet online que amplían la oferta de productos. El futuro de este tipo de locales parece estar garantizado debido a su gran aceptación y a las condiciones que ofrecen de inmejorable relación calidad/precio. Algunas encuestas sobre el tema indican que los clientes siguen visitando en su mayoría las tiendas físicas, las cuales, por otra parte, han ganado en orden, exposición atractiva de los productos y calidad. Su evolución a garantizar mejor atención al cliente, junto con el mantenimiento de su oferta en cantidad y precios imbatibles, auguran un futuro prometedor a este tipo de soluciones

Los locales con automatización son tendencia

Son muchos los que al escuchar hablar de la automatización de locales de oficinas piensan en un lugar deshumanizado donde las personas son autómatas. Todo lo contrario. Esta tendencia de negocio hace que mejore la competitividad. Además, se consigue una mejora en las condiciones de los trabajadores y un abaratamiento de los costes relacionados con la producción.

En estos casos, los trabajadores continúan siendo el corazón de la empresa, al tiempo que las máquinas se centran en labores que son repetitivas, incrementándose de esta forma la velocidad a la que se produce. Este hecho también incide en una mejora del bienestar tanto físico como psicológico de los trabajadores.

La automatización no solo se abre paso en grandes industrias, sino que también está presente en las oficinas a través, por ejemplo, de plegadoras o de ensobradoras, que se encargan de las pesadas y aburridas labores que tienen que ver con la preparación de mailings relacionados con la publicidad o con las felicitaciones en las fiestas navideñas y los envíos relativos a promociones o a comunicados.

Este tipo de máquinas consiguen más de mil ejemplares por hora y permiten que los trabajadores lleven a cabo otro tipo de tareas que, a buen seguro, les resultan más gratificantes. Estas tareas pueden ser de atención al cliente u otro tipo de cometidos que tienen que ver con un incremento de la competitividad, así como de la productividad de la totalidad de la empresa.

Unos ejemplos ilustrativos

Así, empresarios como Jeff Bezos se encuentran en la actualidad explorando la automatización por completo de supermercados por medio de sus comercios Amazon Go y, del mismo modo, la banca de Estados Unidos ha tomado ejemplo y ha optado por la apertura de oficinas en las que el coste en materia laboral no existe al no poseer trabajadores.

Bank of America Merrill Lynch, el segundo banco estadounidense por nivel de activos, ha asistido ya a la inauguración de un total de tres sucursales en las que no existen trabajadores. Por medio de cajeros automáticos avanzados, los clientes pueden realizar todo tipo de transferencias e incluso cursar la solicitud para la concesión de una hipoteca. Si se da la circunstancia de que un usuario tiene alguna duda, puede optar por una videoconferencia.

Otro ejemplo lo tendríamos en Bankia, que ha decidido que a finales de 2017 dispondrá de un equipo integrado por 500 empleados que prestarán asistencia de tipo virtual a los usuarios.

En definitiva, no se le debe tener miedo a la automatización, ya que, además de aumentar la producción y abaratar sus costes, supone una medida de mejora con respecto al factor humano y las relaciones con el exterior, es decir, entre la empresa y el mercado o el cliente.