Oficinas en la zona centro de Zaragoza: nuevo mercado, explicación y causas

La situación laboral de los últimos años ha hecho que el negocio de alquiler de oficinas en Zaragoza haya caído con fuerza. Los centros empresariales han visto como la aparición de «oficinas para emprendedores» y el desarrollo de espacios de trabajo colaborativos ha incrementado la oferta de oficinas en la zona centro de la ciudad.

Estos espacios son ocupados por empresas que contratan a las personas para desempeñar distintas funciones. Así que la consecuencia lógica de la crisis es que haya disminuido en gran medida la demanda de oficinas.

En la actualidad, en las zonas periféricas de Zaragoza nos encontramos con centros empresariales en los que el alquiler de oficinas oscila entre 4 y 5 euros el metro cuadrado. Pero, por el contrario, podemos encontrar verdaderas gangas en el centro de la ciudad. Los precios que se ofrecen en las arterias principales de la ciudad nada tienen que envidiar a los precios que nos encontramos en la periferia.

Las empresas prefieren el centro

Afortunadamente, los tiempos de crisis extrema poco a poco van suavizándose y la oferta y demanda de espacios de trabajo, oficinas de uso laboral… comienza a aumentar en Zaragoza. La tendencia actual nos refleja la aparición de nuevas zonas de negocio en las que cada vez son más las empresas que buscan beneficiarse con respecto a sus ubicaciones anteriores.

El mercado de alquiler y compra de oficinas está en auge en la capital aragonesa. Cada vez son más las multinacionales que buscan situarse en zonas más céntricas y mejor acondicionadas. Se asegura en diferentes medios que 2014 fue el año con mayor demanda de oficinas, lo que entonces supuso un récord.

Ubicaciones

Los diferentes estudios nos indican que el mercado actual de oficinas en Zaragoza tiene una capacidad de más de un millón de metros cuadrados (datos de CBRE). Si indagamos en las consultoras inmobiliarias, nos concretan que el parque actual destinado a las oficinas del sector empresarial en la ciudad se queda antiguo y requiere urgentemente una renovación. Con este cambio, se prevé que pueda adecuarse a la situación del momento.

En numerosas ocasiones hemos indicado que las empresas están volviendo de la periferia de la ciudad para reducir costes y beneficiarse de una ubicación céntrica al mismo o incluso mejor precio del que venían pagando. Las ubicaciones podrán variar entre el paseo de las Damas, el paseo de la Independencia… Otras ubicaciones céntricas, como la calle Alfonso I, toman mucha fuerza dentro del mercado de alquiler de oficinas para uso laboral.

En definitiva, un cúmulo de circunstancias que hacen que los profesionales y las grandes y medianas empresas busquen la manera de amortiguar la caída de peso laboral durante la crisis y al mismo tiempo abaratar costes.

Los negocios españoles que triunfan en el extranjero

España es un país de emprendedores, de gente trabajadora y de ideas valientes. Muchas de estas ideas tienen la suerte de convertirse en negocios. Pero lo realmente maravilloso es cómo los negocios españoles se atreven a salir de nuestro país para probar suerte en el extranjero y cómo, en la mayoría de las ocasiones, se convierten en un éxito rotundo.

 

Ideas españolas con éxito en el extranjero

Los ejemplos más claros de ideas españolas que revolucionaron el mundo son la fregona y el chupachups. Cambiaron totalmente la manera de hacer las cosas, no solo en España, sino también fuera  de nuestras fronteras.

Un ejemplo de llevar algo tradicional de España al extranjero adaptándolo a otro tipo de público son los churros de la famosa chocolatería madrileña San Ginés o los chocolates Valor. En países como China o Japón estos productos han disparado sus ventas.

También importamos desde España moda nupcial con la marca Pronovias, colocándonos como el segundo país exportador de ropa para novias. Esta marca utiliza modelos básicos de vestidos y los adapta a sus clientas.

Otro aspecto en lo que destaca nuestro país es en grandes fabricantes de aerogeneradores y empresas de energía fotovoltaica. Nombres como Gamesa, Acciona Wind, T-Solar, Elecnor o Quantum han abierto su mercado a naciones de todo el mundo, especialmente a Estados Unidos.

Cada vez más móviles, tablets y e-readers tienen marca española. BQ, Wolder, ImasD, Energy System, i-Joy, Leotec, Sunstech, Unusual o Primux consiguen cada día más presencia y el cliente puede encontrarlas sin problemas en Mediamarkt, Fnac, El Corte Inglés, Carrefour, The Phone House o Beep. La gran calidad de sus componentes, unos precios reducidos y una constante asistencia técnica para el cliente son los ingredientes perfectos para conquistar el mundo de las nuevas tecnologías.

España también marca la pauta en otros tipos de negocios, como son los de carrocerías de autobuses, en el que nuestra industria es la mayor de Europa, el de las funerarias, pues ofrecemos un servicio integral tanto al fallecido como a las familias, y las escuelas de negocios, cuyos centros (IESE, IE Business School…) son los más internacionalizados del mundo.

Modelos de marcas que ya se han consolidado fuera de nuestras fronteras con verdadera notoriedad son la conocidísima franquicia de yogur helado Llaollao, que ya ha hecho las delicias de los 26 países en los que ha instalado locales, la franquicia No+Vello, dedicada al mundo de la belleza, que ha conseguido implantarse en más de 14 países, la empresa Implaser, que fabrica pegatinas y señalización de seguridad fotoluminiscente y está presente en 25 estados, o la marca Artero, dedicada a la peluquería humana y canina y a los artículos para la cocina, que cuenta con gran capacidad de internacionalización.

Estos datos animan a quien tenga una idea de montar su propio negocio, a contar con nuestros locales para hacerlo.

¿Por qué las franquicias tienen más éxito que el comercio tradicional?

Las áreas comerciales de las ciudades acogen cada día un mayor número de franquicias. De hecho, la crisis económica ha favorecido la opción de abrir un negocio al amparo de una franquicia, en detrimento del comercio tradicional.

El principal motivo por el que los emprendedores confían en el sistema de franquicias es la seguridad que les aporta. Se estima un menor riesgo, puesto que creamos una empresa al amparo de una marca posicionada y definida en el mercado, que nos facilita el lanzamiento, nos provee de productos y se ocupa de la logística. Aunque se trate de una aventura empresarial, que puede ir bien o mal, la opción de abrir un negocio a través de una franquicia se percibe más segura que hacerlo a título individual. De ahí el éxito del modelo.

 

Ventajas de las franquicias frente al comercio tradicional

1. Las franquicias no son solo modelos de negocio, son estructuras empresariales que han pasado por toda la curva de aprendizaje. Ya han realizado investigaciones, han invertido en innovación, sistemas, logística y comunicación para llegar donde están. Un proceso que el responsable del comercio tradicional ha de pasar por sí mismo.

2. Inversión en marca. La comunicación es crucial para cualquier negocio, y las franquicias son conscientes de su poder, por eso invierten gran parte del presupuesto en posicionar su imagen de marca. La notoriedad que consiguen beneficia directamente a los franquiciados.

3. Las cadenas franquicias son conscientes de la importancia de instalarse en locales con buena ubicación. Cuentan con los medios técnicos y las herramientas para realizar cuantos estudios necesiten, consiguiendo así una información muy valiosa que permitirá hacer una previsión real del futuro del negocio.

4. Las franquicias se han especializado en crear nuevos nichos de mercado. Saben cómo dirigirse a su público y qué productos ofrecer. Escuchan las respuestas que reciben de los consumidores para adelantarse e innovar. Además, han desarrollado estructuras sólidas capaces de afrontar un rápido crecimiento o una situación difícil. En cambio, el responsable del comercio tradicional no dispone ni de los medios, ni de los recursos, para poder reaccionar a tiempo. Si no le va bien, lo más probable es que cierre directamente.

5. Capacidad de adaptación y diferenciación. Las cadenas de franquicias cuidan al milímetro todos los detalles. La comunicación, decoración, interiorismo, presentación de productos, sin olvidar la logística, los sistemas, la tecnología, la asistencia… Son conscientes de la importancia que tiene la capacidad de adaptarse a los cambios y trabajar por una constante diferenciación en el mercado.

Por todas estas razones mencionadas, las franquicias tienen más éxito que el comercio tradicional. Cuando un emprendedor o empresario se plantea invertir su dinero en una empresa busca la máxima rentabilidad y mínimo riesgo. Por eso funciona el modelo en todo el mundo.

¿Cuál es la superficie mínima necesaria para establecer oficinas?

Cuando tenemos en mente crear un espacio de trabajo en oficinas se debe de tener en cuenta la ergonomía, que consiste en la simple adecuación entre la persona y su trabajo. Por tanto, el diseño de ese puesto de trabajo se debe efectuar teniendo en cuenta alguna serie de medidas ya establecidas. Unos requisitos comunes para cualquier actividad que se vaya a realizar que tenemos que tener en cuenta a la hora de buscar un local para ello.

Por ejemplo, en la ciudad de Madrid casi todos los usos se permiten si son de planta baja, aunque en algunas zonas haya algunas restricciones, como industriales o de restauración. En primera planta hay más actividades que se pueden realizar, aunque deberán ser oficinas o consultas médicas para tener un acceso diferente al de las viviendas.

Conocer los tipos de establecimientos que existen cerca, además de conocer las medidas por las que se rige el poder habilitarla como oficina es el primer paso que debemos realizar. La normativa que irá adjunta a cada una la podemos o bien consultar por internet a través del visualizador urbanístico municipal, o bien concertar una cita con un informador urbanístico, acudir a alguna entidad colaboradora, entre otras.

 

Medidas establecidas por las regulaciones vigentes

Primero, hay que tener en cuenta, en cuanto a medidas se refiere según la normativa vigente, que las dimensiones de la superfie de un local deben permitir que los que la van a ocupar, es decir, los trabajadores, puedan realizar su trabajo sin riesgo alguno de salud, seguridad y bajo condiciones ergonómicas positivas. Por tanto, las dimensiones mínimas serían de un volumen total de unos 10 m3, no ocupados, por trabajador, y donde la superficie a su vez sería de unos 2 m2 de superficie libre por trabajador.

En cuanto a las medidas de altura, para oficinas de cualquier actividad la distancia del suelo al techo de cualquier estancia que conforme el lugar deberá ser de 2,50 metros. Para zonas no habitables como pasillos, almacenes o baños se reducirá a 2,20 metros. Si por defecto este local ya tenía licencia anterior con medidas más pequeñas, habrá que solicitar los antecedentes para verificarlo.

Otro aspecto a tener en cuenta es la ventilación, todas las estancias del local deben estarlo, natural o artificial, es decir, mediante ventilación mecánica a través de extractores que conectan con la fachada. Además, si se va a realizar una instalación de este tipo u otro, hay que tener en cuenta las limitaciones para evitar molestias a vecinos que se impone en la normativa.

Si en nuestra fachada queremos indicar la actividad de nuestro local tenemos que legalizar las muestras o banderines que tengamos en mente instalar o colocar, aunque exista licencia anterior.