¿Cuál ha sido el impacto del comercio online sobre el comercio tradicional?

Internet se ha convertido en un espacio al que casi todo el mundo va para mostrar su opinión con respecto a un producto o con respecto a un servicio, ya sea negativa o positiva. Este hecho se traduce en que se pueda acabar con un cliente potencial o que, por el contrario, se puedan captar nuevos clientes. La influencia por tanto de Internet, en este sentido, se hace notar de manera que el éxito o el fracaso dependen mucho de la red.

En base a algunos estudios, los locales como cafés y restaurantes son los primeros en ser objeto de investigación por parte de los consumidores: un 60 por ciento, mientras que el 35 por ciento se informa de los dentistas y el 30 por ciento se interesa por las tiendas en general.

El impacto que produce Internet está haciendo que el comercio tradicional esté encontrando una salida a la bajada de sus ventas. De este modo, la venta de tipo online puede ser una alternativa en algunas ocasiones y en otras una especie de complemento para que se dé un incremento de la venta. Así, además, el comercio no se queda obsoleto y se hace mucho más competitivo.

Hay que tener en cuenta que si el comercio se decanta por la venta online, no solo se sube al carro de las nuevas tecnologías y así le otorga más valor, sino que está dando la posibilidad a sus clientes de efectuar sus compras a cualquier hora del día y desde cualquier sitio en que se encuentren.

No obstante, hay que tener presente que trabajar con una tienda online y otra offline requiere dedicación. Hay que llevar a cabo una actualización del stock, mantener viva nuestra plataforma de venta, así como realizar la contratación con un servicio de mensajería.

Además, ha de tenerse muy en cuenta que hay que estar presentes en los principales buscadores para ser encontrados con facilidad, por lo que se necesita una inversión adicional en publicidad para generar así tráfico de datos.

 

Los locales tradicionales siguen siendo los preferidos

Pese a que con el enorme impacto de Internet se puede pensar que le queda poco tiempo de vida al comercio tradicional y que este será desbancado por el comercio online, nada más lejos de la realidad.

Al comercio electrónico le queda un largo camino para ganarle al comercio tradicional por diversas causas, entre las que se encuentra el hecho de que a los consumidores les gusta que haya una interacción con el vendedor.

Además, son muchos los que prefieren ver y tocar el producto antes de cerrar una compra. Un ejemplo de ello es que el 90 por ciento de las compras se sigue produciendo de manera offline.

La evolución de los centros comerciales en España

La evolución del comercio, en los últimos años, ha sido realmente interesante. Los centros comerciales nacieron por influencia de la cultura americana, en la que, con la explosión económica vivida a partir de finales de los años 60, se hizo muy popular la cultura de tiendas y compras.

Aunque la idea del comercio siempre ha existido y era en los zocos o zonas destinadas al mercado donde se formalizaban las actividades comerciales de los siglos pasados.

Evolución de los centros comerciales en España

España tiene una historia relativamente reciente en materia de centros comerciales y el futuro que espera, en este ámbito, resulta prometedor. Lejos de aburrir a la población, han ido variando sus locales y adaptándose a las necesidades de la sociedad en cada momento. Cierto es que algunos de ellos han acusado la crisis, posiblemente, por no haber sabido adaptarse a los cambios de la sociedad.

Los primeros centros comerciales surgen en España a finales de los 70. Se crean grandes superficies de supermercados que cambian los hábitos de consumo de la población. Surgen también modelos de negocios como las galerías, ya existentes en otros países y centros multimarca muy reconocidos en la actualidad.

El modelo de negocio inicial va evolucionando a lo largo de los años 80 y 90, cuando se empiezan a crear grandes superficies multidisciplinares, en las que se pueden encontrar cines, tiendas de moda y algunos locales de restauración.

El centro comercial inicial, enfocado al consumo de bienes materiales, no se preocupa tanto por el bienestar de los consumidores y es ya a partir del año 2000 cuando empiezan a plantearse las macrosuperficies destinadas a actividades lúdicas, grandes zonas de paseo y abiertas al exterior, para no resultar tan claustrofóbicas.

Futuro de los centros comerciales en España

Las tendencias han ido adaptándose a las necesidades de la sociedad y evolucionando con la crisis. En los últimos años, se han multiplicado los espacios dedicados a la restauración y las actividades lúdicas donde poder acudir en familia o a tomarse una buena comida. El espacio resulta agradable para su disfrute y las condiciones meteorológicas no estropean los planes de los consumidores.

La idea es saber anticiparse a esas necesidades de la población, aprovechar las nuevas tecnologías y crear negocios apropiados para el consumidor que visita estas superficies.

Grandes centros comerciales

España cuenta con grandes superficies comerciales, que se han ido haciendo famosas en los últimos años. Unos ejemplos son Marineda City de A Coruña, Puerto Venecia Shopping Resort de Zaragoza, Parquesur de Leganés o Xanadú de Arroyomolinos. Todos ellos cuentan con algún negocio diferente, como un hotel o una montaña rusa, en el interior que los convierten en ejemplos de la evolución de este tipo de superficies.

Ideas de negocio rentables e innovadoras que fascinarán a emprendedores

La sabiduría popular dice que todos tenemos dentro a un pequeño genio que tenemos que saber
desarrollar y sacar a la luz. Del mismo modo, llevado al mundo de la economía o los negocios, todos
tenemos dentro a un emprendedor, a una persona que le encantaría dedicarse en cuerpo y alma a
su propio negocio y crecer con él, pero a veces por falta de ideas, de tiempo o de inspiración no
conseguimos hacer realidad estos sueños difusos. Afortunadamente, en el mundo hay muchos
ejemplos de casos rentables y exitosos que pueden servir de inspiración, como los que proponemos
a continuación.

 

Los mejores ejemplos de negocios innovadores

Entre los negocios más recomendables para invertir en España se encuentran los relacionados con el
turismo, con deportes como el ciclismo o el running, con animales y con bebés, así como franquicias
de todo tipo.

Montar una agencia innovadora que ofrezca paquetes turísticos, excursiones y ofertas de ocio de
todo tipo, puede suponer una gran oportunidad en un país como España donde desde hace tiempo el
turismo es el principal sector de la economía.

Otra opción muy interesante, sobre todo para las personas que se inician en esto de los negocios y
en el alquiler o compra de locales es optar por una franquicia. Estas cuentan con la ventaja de que
asesoran en temas como administración, propiedades del negocio… Entre las más interesantes están
las de comida, las de agencias de viajes, peluquerías y centros de estéticas o fitness.

La contaminación y masificación de las ciudades está llevando a que cada vez más gente se plantee
formas alternativas de desplazarse. Y aquí surgen otros dos negocios muy interesantes. Uno sería el
alquiler y venta de motos eléctricas, las cuales están en auge en todo el mundo y ofrecen un buen
margen de beneficio.

En la misma línea, todo lo relacionado con el alquiler, venta y reparación de bicicletas, así como
todos sus accesorios, es una oportunidad de negocio claro, tanto porque su uso es cada vez más
habitual en ciudades que apuestan por el carril bici, como para bicicletas de carretera y de montaña.

Las mascotas son otra fuente de negocios innovadores como pueden ser los spas para perros. La
gente cada vez cuida más de sus mascotas y les compra todo tipo de artículos, además de
preocuparse por su bienestar general y por su estética. Alquilar locales para instalar peluquerías
caninas, tiendas de animales o de objetos para ellos puede ser una gran iniciativa.

Todo lo relacionado con los bebés también es un negocio constante que va a más. A las clásicas
tiendas de ropas para bebés, hay que añadir los fotógrafos especializados en recién nacidos, los
salones infantiles o incluso restaurantes pensados para ir con nuestros bebés.

Con estas ideas, alquilar locales puede ser muy rentable y también motivador para nuestros
negocios.

¿Qué licencias son necesarias para abrir un negocio?

Si queremos poner en marcha un negocio, además de contar con el capital, el personal y los
conocimientos necesarios, tendremos que tramitar una licencia de apertura. Esta licencia no es
más que un documento expedido por el Ayuntamiento en el que se acredita que el local, nave u
oficina cuenta con las condiciones de uso y de habitabilidad adecuadas para desarrollar la actividad.

Es importante tener en cuenta que esta licencia de apertura se concede al dueño del negocio y para
desarrollar una actividad determinada. En el caso de que esa actividad variase, se hiciesen
modificaciones en el local o se traspasara, es necesario que se renueve dicho permiso.

 

¿Qué tipo de licencias de apertura existen?

Dependiendo de lo molesta que pueda llegar a ser una actividad y de los riesgos que conlleve para
las personas, se conceden dos tipos de licencias de aperturas:

Licencias para actividades inocuas: este tipo de actividades no causan molestias reseñables, no
entrañan ningún tipo de riesgo y no tienen impacto medioambiental. Dentro de esta clasificación, por
ejemplo, se suele incluir todo tipo de tiendas de productos no perecederos y pequeñas oficinas.

Licencias para actividades calificadas: estos negocios pueden ser molestos o peligrosos, por lo
que están sujetos a una regulación especial y requieren medidas más estrictas (sanitarias, de
seguridad, de instalaciones, medioambientales, etc.). En este grupo tendríamos a bares, a
determinados comercios y servicios y a actividades industriales.

Existen algunas actividades que están exentas de licencia de apertura. Son aquellas que se llevan a
cabo en el domicilio sin ninguna molestia para los vecinos y en las que no existe venta directa al
público. En este caso, estaríamos hablando de artesanos, artistas u otro tipo de profesionales.

 

¿Cómo se acreditan los locales, naves u oficinas para que sean aptos?

En el caso de las actividades inocuas debemos adjuntar a la solicitud un informe técnico donde se
incluyan todas las características del lugar donde se va a desarrollar el negocio. Es importante tener
en cuenta que, aunque las exigencias en este caso son menores, hemos de adecuar las naves, las
oficinas o los locales a las normativas municipales en materia de accesibilidad, incendios, higiene,
etcétera.
Para las actividades calificadas tendremos que incluir un proyecto técnico más completo cuyo
contenido dependerá del negocio que vayamos a montar y de las características del local. Estos
informes de los que hablamos han de estar hechos por un profesional acreditado, ya que será
necesario que estén visados por el colegio profesional correspondiente.

Por último, añadimos que existen empresas especializadas que además de hacer el proyecto técnico
necesario, se encargan de asesorarnos y de realizar ellos mismos las reformas para adecuar el lugar
a las exigencias y así conseguir más fácilmente nuestra licencia de apertura.