Cómo escoger, entre todos los locales comerciales, el más apropiado para un negocio

Para encontrar el local comercial más apropiado uno de los factores decisivos a la hora de abrir un negocio es la elección de su emplazamiento físico. Actualmente, es posible encontrar numerosas opciones, en el mercado inmobiliario, de locales en venta o alquiler, por lo que resultará útil establecer una serie de criterios para averiguar cuál de ellos se adapta mejor a las necesidades (ubicación, tamaño, diseño, etc.).

 
Lógicamente, lo que va a determinar el tipo de local que uno necesita es la actividad comercial que
se vaya a desarrollar en él. Es importante que, mediante un estudio de mercado, se establezca un
perfil de cliente en función del cual se buscará el local que resulte más accesible para ese cliente
potencial. Un buen consejo a seguir, antes de continuar la búsqueda, es informarse acerca de todos
los requisitos con los que ha de cumplir el inmueble según la normativa vigente aplicable a la
actividad mercantil a desarrollar. Una vez conocido esto, se puede empezar a buscar el local.

 
¿Alquiler o compra?

 
El alquiler constituye la opción menos arriesgada y la compra resulta una expectativa inteligente, una
vez se ha comprobado la viabilidad del negocio. Otra opción emergente es el coworking, mediante el
cual un grupo de empresarios o trabajadores autónomos comparten un mismo espacio de trabajo.
Si uno se decanta por el alquiler, es importante que estudie con detenimiento el contrato de
arrendamiento propuesto por el arrendador. Sería interesante un contrato que ofrezca una
permanencia a largo plazo.

 
Ubicación

 
Al escoger una zona, hay que tener en cuenta el nivel socioeconómico de la población y sus
hábitos de consumo. Así como su conexión o acceso, en función de lo que precise un negocio
(aparcamiento, parada de autobús, zonas peatonales…). Otros factores a tener en cuenta son la
competencia existente o los posibles negocios «amigos» que favorezcan o complementen el
desarrollo de la actividad.

 
Espacio y diseño

 
Puede tratarse de una nave, un local comercial o una oficina; puede situarse en plena calle, un centro
comercial o un polígono industrial; etc. Entre otras cosas, hay que tener en cuenta qué superficie se
necesita, si se requiere un escaparate o si el espacio cumple con la normativa legal y las medidas
de seguridad exigidas. En el caso de necesitar una licencia de obras, es preferible consultar sobre
la idoneidad del local a tales efectos.

 
Presupuesto

 
Es importante invertir lo necesario en el espacio físico de la empresa, sin escatimar en perjuicio de
otras características vitales, como la ubicacion. Sin embargo, tampoco hay que excederte en un
alquiler mensual que suponga un obstáculo para los beneficios. Se estima que lo apropiado es que la
renta represente entre un 10 y 15 % de las ventas brutas.
Estas claves ayudarán a encontrar el local perfecto para el negocio, gracias al cual se podrá alcanzar
el éxito profesional.

¿Cómo han cambiado el ecommerce la compra venta de locales?

El alquiler y la venta de locales comerciales y pisos se consolida en internet. Estos productos, a pesar de ser todavía un paradigma de aquello que hay que ver y analizar antes en persona, son también un ejemplo de la comodidad y el ahorro de tiempo y dinero que supone buscar por internet y hasta, llegado el momento, decantarse por un tipo u otro de inmuebles. Todavía hoy los ecommerce inmobiliarios no son lo más común. Normalmente, sirven para concertar una cita con el agente inmobiliario, quien se encargará de cerrar el trato. Pero no es menos cierto que es una tendencia que va en aumento en el mercado y que, por ejemplo en el sector retail, o de comercio al por menor o al detalle, le gana terreno año tras año al modelo de negocio tradicional.

Ecommerce, una tendencia imparable, también en inmobiliaria

El informe trimestral Spain Country Snapshots, publicado en 24 países, puso de manifiesto que el sector inmobiliario en España había afianzado su recuperación en el tercer trimestre de 2016. Y, en este cambio de tendencia, la venta online, o gracias a plataformas que operan por internet, fue clave. Los potenciales compradores, atareados y metidos en sus ajetreadas vidas domésticas, cada vez tienen menos tiempo para recorrerse barrios o ciudades buscando inmuebles que cumplan con sus necesidades. Por este motivo, la búsqueda por internet, que ya realizan más frecuentemente durante sus tiempos libres con el móvil o tabletas, que a través de los tradicionales ordenadores de mesa, se ha convertido en fundamental.

Un sector en alza en internet

Los estudios en el sector online estiman que, en el conjunto de la Unión Europea, las ventas de comercio electrónico crecerán a un ritmo anual del 11% hasta 2017. Con lo que se alcanzarían unas cifras astronómicas de 191.000 millones de euros. En ellas, va incluido un porcentaje cada vez mayor de compra-venta de inmuebles de todo tipo, desde pisos, hasta locales comerciales, pasando incluso por naves industriales o centros comerciales.

Tener una tienda on line es ya algo fundamental y estratégico para cualquier negocio y, también para el sector inmobiliario. Con estas plataformas el cliente gana en tiempo y en dinero, pero sigue estando seguro de que detrás de toda la operación habrá un profesional responsable y eficiente con el que tratar o, si lo prefiere, podrá negociar directamente con el propietario.

Actualmente, el ecommerce y la compra-venta tradicional de inmuebles conviven y se complementan en el mercado, pero las agencias inmobiliarias ya no pueden sobrevivir sin una apuesta firme y decidida por su sector online. Los clientes, simplemente, están más en la red que caminando por las calles viendo desfasados escaparates. El presente y el futuro en la venta de locales es ya la red por mucho que haya quien se niegue a aceptarlo.

Oficinas: cómo el diseño es clave para la productividad

En la actualidad, el diseño ya no es esclavo tan solo del buen gusto. A la hora de elegir el
mobiliario perfecto para las oficinas, cada vez son más las empresas que relegan las cuestiones de
estilo a un segundo plano y destinan sus principales esfuerzos en asegurarse un espacio ideal para
el trabajador en el que se logre recrear un espacio propicio para una sana productividad.
Pero esto no quiere decir que no se realicen diseños fieles a las nuevas tendencias y con un
marcado gusto a la hora de elegir los elementos que formarán parte del mobiliario de trabajo de sus
empleados. Además de eso, también se persigue que el trabajador posea un puesto en el que sus
necesidades de iluminación, calidad del aire, temperatura y otras claves psicológicas estén
cubiertas para que su eficiencia y productividad no se vean amenazadas por la falta de bienestar.
¿Qué favorece al trabajador en cuestiones de diseño de oficinas?
Lo ideal es contar con oficinas con grandes ventanales por los que no solo entre luz natural, sino
que permita también admirar el paisaje, reduciendo con ello la percepción de ‘encierro’ del trabajador
y manteniendo a raya sus niveles de estrés y ansiedad.
Respecto al mobiliario, los colores claros son el ‘must have’ en este sentido. El blanco, los tonos
grises claros y los azules son entendidos como tonalidades que aportan tranquilidad y equilibrio a
quienes los admiran. Aun así, los colores vivos y alegres también son recomendables para que el
empleado no pierda la vitalidad con el trascurso del día. En relación a los materiales, los expertos
recomiendan la madera, a poder ser vista, dado que la percepción psicológica es de conexión con la
naturaleza. Y entrando en temas más de decoración que de diseño, tener plantas naturales en la
oficina descarga el ambiente y ayuda a los trabajadores a tomar una actitud positiva y relajada.
Las claves del éxito:
– Buena calidad del aire. Bajos niveles de CO2 y correcta ventilación aseguran hasta un 11% de
incremento de productividad.
– Buena temperatura. El exceso de calor cansa al trabajador y el frío le impide concentrarse. Se
recomienda una temperatura entre los 22 y 24 grados.
– Buena iluminación (a poder ser natural y con vistas al exterior).
– Fuera contaminación acústica. Los ruidos son fuente de nerviosismo y ansiedad para los
trabajadores, mantener esto a raya asegura su productividad.
– Estrategia de diseño. Se recomienda no ‘amontonar’ a los empleados y dotarles de lugares
espaciosos para desarrollar su trabajo sin limitaciones.
¿Qué empresas cuidan mejor a sus empleados?
Conocedores de la importancia de cuidar el diseño de los espacios de trabajo encontramos empresas
como Liberty Seguros, Adecco, Lilly, Novartis, BBVA o ING, que han sido incluidas por este motivo en
el prestigioso listado de ‘Great Place to Work’.

Diferencias entre Industrial y Logística. Hacia dónde evoluciona el sector

Diferencias entre Industrial y Logística tendencia del sector. Aunque puedan parecer lo mismo, no lo son. Las naves industriales están destinadas a actividades productivas y de fabricación, las naves logísticas se limitan al almacenaje.

Los diferentes tipos de actividad condicionan las características requeridas para cada tipo de inmueble, de este modo las naves industriales se caracterizan porque no requieren mucha altura y precisan de portones a nivel de calle para facilitar el acceso a la nave. Sin embargo, en las naves logísticas, al ser el almacenaje su única actividad, la altura a la que podamos almacenar es crítica ya que, a mayor altura, mayor capacidad de almacenaje y por tanto menor repercusión €/m2. En cuanto a los accesos a la nave, los inmuebles logísticos requieren muelles, portones elevados, donde se acopla la caja del trailer y facilita y reduce los tiempos de la descarga de mercancías.

Desde la crisis económica sufrida en 2008, ha sido mucho el tejido industrial destruido en nuestro país. Cientos de industrias tuvieron que cerrar, regenerar este tejido creado por varias generaciones no es sencillo, ni rápido. Por otro lado, la competencia de países como China y Marruecos con mano de obra más económica dificultan más si cabe esta tarea. Y, en este sentido, la logística en definitiva va ganando claramente cuota al sector industrial.

El ecommerce es un claro ejemplo de la evolución, de la tendencia hacia la nave logística en detrimento de la industrial. Hace unos años en las naves logísticas almacenábamos mercancías que luego se trasladaban a las tiendas y desde allí a nuestros hogares, con la potente irrupción del ecommerce y sus crecimientos constantes hemos transformado las naves logísticas en grandes tiendas con un coste muy bajo desde donde cuando el cliente realiza un compra se expide directamente la mercancía hasta el lugar que indica el consumidor.