¿Cuáles son las mejores oficinas del mundo?

Frente a las frías y grises oficinas tradicionales y convencionales, que aunque sorprenda aún no han quedado atrás, hay empresas que apuestan por espacios que funcionan como estímulos para los trabajadores, quienes van a trabajar más motivados, concentrados o relajados.

Algunos ejemplos de las mejores oficinas del mundo

A continuación, una serie de ejemplos de las que son consideradas las mejores oficinas del mundo para trabajar:

  1. Llama poderosamente la atención cómo las oficinas del estudio de arquitectura español Selgas Cano se funden con un bosque. La inclusión de la luz natural y el gusto por compartir las ventajas de la localizacion forman parte del decálogo de las mejores oficinas.
  2. Las instalaciones de Lego, en Dinamarca, crean un universo de los bloques de la marca de juguetes que inspira al trabajador. La personalización, sin duda, ejerce un rol fundamental.
  3. Algo parecido se puede decir de las de Pixar, donde el trabajo se convierte, en ocasiones, en juego.
  4. Gummo o Pallotta Teamworks son ejemplos de aprovechamiento de estructuras preexistentes, convirtiéndolos en espacios únicos y de alto rendimiento.
  5. En cuanto a la modernidad y preparación de espacios de esparcimiento y socialización, Google o Facebook se llevan la palma. También destacan en la generación de actividades que estimulan las habilidades sociales y laborales (lúdicas, corporativas, etc.). Es habitual que las empresas que apuestan por generar centros laborales de esta índole operen en el sector tecnológico o se muevan en el terreno de las startups. Funcionalidad, ergonomía y vanguardismo están entre sus características definitorias.
  6. En la línea del espíritu juvenil y fresco de la marca, hay que destacar el centro de oficinas de Red Bull en Santa Mónica. Una gigantesca pista de skate divide las instalaciones en dos partes y se erige en protagonista indiscutible.
  7. Por último, Zynga, como marca en auge del sector de los videojuegos, deleita diariamente a sus empleados con unas oficinas que se asemejan al decorado de una aventura virtual.

En definitiva, estas instalaciones ya están creando tendencia, de modo que, dentro de unos años, algunas de sus claves de diseño se pueden convertir en el acervo común de la arquitectura laboral.

La importancia del escaparate en los locales a pie de calle

La importancia del escaparate en los locales a pie de calle

La importancia del escaparate en los locales a pie de calle. Son innumerables los factores que se han de tener en cuenta a la hora de gestionar un escaparate, y más, si este se encuentra en un local cuya fachada da a pie de calle. Si todos los aspectos son tenidos en cuenta y se trabajan de forma óptima, todo ello repercutirá en la imagen del establecimiento, pero sobre todo en las ventas.

El tamaño del escaparate

Cuando no se tenga un local en propiedad y la opción sea el alquiler, podemos realizar la búsqueda de un local con un escaparate lo más grande que sea posible. Nuestro escaparate es una superficie donde exponemos nuestro género por ello, cuanto mayor sea, mucho mejor, pues podremos poner a la vista más artículos.

Asimismo es importante resaltar que nuestro escaparate está vendiendo la imagen de nuestra empresa de forma constante, las 24 horas al día los 365 días al año, de ahí que sea tan importante centrarse en él.

La decoración

Muy importante también es la armonía y la expresión que se recree en la decoración de nuestro escaparate, ya que esto hará que los deseos de comprar en nuestro negocio crezcan. Pero puede darse la situación contraria, que desaparezcan.

Por ello se aconseja que sea dinámica, para crear en el cliente potencial la necesidad de comprar el género en el momento, ante la posibilidad de que el artículo no esté disponible si la toma de decisión se alarga.

La iluminación

Siempre teniendo en cuenta la normativa vigente de cada ciudad, la iluminación de un escaparate ha de ser la más adecuada al estilo de nuestra marca, pero sin que pase desapercibida. Debe llamar la atención, pero nunca siendo estridentes.

Es importante no uniformar la luz en todo el escaparate y colocar luces directas sobre los artículos que más nos interese vender. También es fundamental utilizar la luz para crear un camino visual de modo que el escaparate esté ordenado y el cliente sepa hacia donde tiene que mirar.

El tipo de fachada

Es un factor esencial puesto que, además del escaparate, es importante la situación del acceso a nuestro negocio.  En la fachada debemos dirigir nuestra atención a la puerta, que debe ser sencilla y no muy llamativa, ya que, como dicen los expertos, la mejor puerta de entrada es la que no existe.

El escaparate debe ser amplio, las luces deben estar dirigidas a los artículos que más nos interesa vender y el rótulo, o el toldo si lo hay, han de imprimir el carácter de la marca y ser llamativos. Pero para que el resultado sea el esperado todos estos elementos han de funcionar junto con la fachada, que debe congregarlos en armonía.

 

 

El almacenaje en las naves logisticas e industriales

El almacenaje en las naves logísticas e industriales

El almacenaje en las naves logísticas e industriales resulta decisivo para el éxito o la rentabilidad de la inversión realizada en la compra o alquiler de la nave. Pero, para conseguirlo, es preciso y necesario llevar a cabo unas técnicas de almacenamiento que permitan optimizar el rendimiento de cada milímetro de nuestra nave.

 

Beneficios de una óptima organización

 

Son muchas las ventajas que un buen sistema de almacenaje en una nave nos puede proporcionar. El primer beneficio que nos ofrece un correcto orden es un absoluto control sobre el stock existente en nuestra empresa, así como una mayor y más rápida accesibilidad al mismo. Gracias a la disposición de las estanterías, de diversas formas y diferentes tamaños, resulta muy cómoda la colocación de todo tipo de elementos, por lo que ahorraremos mucho tiempo a la hora de buscar cualquier artículo o materia que sea precisa. Está claro que la búsqueda será más sencilla cuando todo esté colocado en orden.

Si en una nave industrial se emplea muy poco tiempo en la búsqueda de un elemento, el operario que está inmerso en esa tarea dispondrá de más tiempo para realizar otro tipo de gestiones que sean requeridas en la nave o en las oficinas. En consecuencia, se podría decir que en una nave perfectamente estructurada conseguiríamos aprovechar más y mejor todos los recursos humanos de los que disponemos.

Por lo tanto, si todos los trabajadores realizan sus funciones en un espacio ordenado, ahorrando tiempo, muy posiblemente estos se convertirán en piezas clave del aumento de la productividad de la empresa. Pero este aumento no solo es debido a que existe tiempo para realizar más tareas, sino que el resultado es también un mejor ambiente de trabajo cuando la nave está bien organizada y no se obliga a los trabajadores a andar sin cabeza de un lugar a otro.

En definitiva, son muchos los ahorros que se pueden generar gracias a un perfecto orden en una nave industrial o logística y que pueden traducirse en beneficios en múltiples aspectos. Existen numerosos sistemas de orden en naves industriales y logísticas pero lo más importante es que estos los gestionen y lleven a cabo verdaderos profesionales, puesto que son muchas las pérdidas o los beneficios que podemos perder o ganar gracias al sistema que se implante en una nave.

Implantar este tipo de sistemas no es una tarea fácil y sencilla ya que no es posible que cualquiera lo ejecute. Es una cuestión que resulta seria, organizar el almacenaje de naves industriales y logísticas debe ir cogido de la mano de un profesional. Entre otras razones porque también debemos contar con la integridad física de todos los trabajadores.

La medicion de oficinas y los diferentes sistemas existentes

La medición de oficinas y los diferentes sistemas existentes

La medición de oficinas y los diferentes sistemas existentes son fundamentales para clarificar la transparencia del mercado inmobiliario. Este dato es muy importante porque sirve para definir no solamente las operaciones comerciales de estos inmuebles, sino también para constatar cuáles son sus rentabilidades reales. Este último apartado tiene una gran incidencia sobre el rendimiento de las oficinas. No en vano fijarán los costes por empleado y de construcción, entre otros parámetros, sin olvidarse tampoco del elemento derivado de la inversión en estos activos inmobiliarios, que cobra mayor pujanza en los últimos años.

Diferentes estándares de medición

En la actualidad existen varios estándares para la medición de oficinas que se caracterizan fundamentalmente por emplear diferentes metodologías, que podrán ser muy útiles en función del cálculo realizado, pero sobre todo por la finalidad a que están destinados estos activos inmobiliarios.

Así pues, no es lo mismo sus efectos catastrales que los que están destinados a su venta ya que tendrán un tratamiento diferente, reflejándose en las diferentes mediciones realizadas hasta ahora. Lugar donde los metros cuadrados de las oficinas serán un valor determinante para llegar a las conclusiones de estos estudios.

Se trata de sistemas de medición internacional que emplean los diferentes organizadores, que no son peores o mejores entre sí, sino que directamente reflejan la realidad de estos inmuebles. Se aplican como paso necesario de una financiación hipotecaria o, incluso, para formalizar las coberturas de sus seguros. En algunos casos, cada vez más frecuentes, puede llegar a estar pactada entre los propietarios y los beneficiaros de las oficinas. Como puede comprobarse son muchos los criterios en los que se basa estos sistemas de medición, no uno solo.

¿Cómo se determina la valoración de las oficinas?

Para su valoración se han implantado varios estándares de medición de oficinas, que tienen

diferentes finalidades y parámetros de cálculo distintos. Uno de los más conocidos es el

ANSI/BOMA, el cual ha sido aceptado internacionalmente y cuya principal aportación reside en la facilitación de una clasificación más específica de las oficinas, diferenciándolas por su uso.

Otro sistema de gran penetración en el mercado inmobiliario es RICS, cuya diferencia con el anterior está en que su valoración se fundamenta en las superficies alquilables, que serán diferentes en función de la tipología del inmueble.

Estos sistemas se diferencian de ATASA en tanto que establece tres espacios objetos de medición, sin tener en cuenta el inmueble.

Y, finalmente, el estándar AEO, que está adaptado a las peculiares características del mercado de oficinas en España. En donde prima, por encima de otras consideraciones de otra índole, la uniformidad de criterios en lo que a las zonas comunes de la superficie destinada al alquiler se refiere.