Qué es el “crossdocking” y cómo me afecta a mí

¿Qué es el “crossdocking” y cómo me afecta a mí?

Estamos muy mal acostumbrados a la velocidad y a la inmediatez. Queremos que se responda rápidamente a nuestros emails o WhatsApp. Demandamos que nuestras comunicaciones sean instantáneas y somos muy exigentes con la velocidad de nuestro ADSL. En términos generales, aborrecemos las esperas innecesarias, sean por el motivo que sean. Y con el auge del comercio electrónico, una de nuestras mayores frustraciones es comprar un artículo por internet y sufrir la espera interminable de 48h que promete el remitente. Amazon pretende aliviar este tipo de males con el uso de drones, pero no ahondaremos en ello; hoy queremos hablar del crossdocking.

Porque gracias al crossdocking, los tiempos de espera inherentes al comercio por internet se han reducido drásticamente, motivo suficiente para que estudiemos con un poco de detalle en qué consiste esta práctica.

¿Qué es entonces el crossdocking?

El crossdocking se trata de un proceso logístico mediante el que una mercancía se entrega directamente desde origen (el productor o fabricante), al distribuidor o vendedor, sin apenas manejo o almacenamiento intermedio. Dicho manejo puede consistir en una redistribución o reconfiguración de la carga a un formato diferente, convirtiéndolo en la mercancía saliente que llega a destino.

Imagina que dos camiones llegan a una plataforma logística, uno de ellos cargado con 20 colchones y otro cargado con 20 somieres. Mediante el crossdocking, las cargas de ambos vehículos se reconfiguran de tal modo que de la plataforma salen también dos camiones, pero cada uno de ellos cargado con 10 camas completas (10 juegos completos de colchón y somier). No se almacena nada.

¿Qué consecuencias tiene el crossdocking para el mercado inmobiliario logístico?

El crossdocking permite agilizar la cadena de suministro, de tal modo que muchos retailers y vendedores finales requieren de cada vez menos espacio para almacén; ¿por qué almacenar mercancías en destino si mi proveedor es capaz de responder instantáneamente a mis necesidades de aprovisionamiento de productos y mercancías?

La consecuencia lógica de esta tendencia es que son los “3PL’s” (“third party logistics providers” o proveedores logísticos) los que lideran la demanda de espacio industrial y logístico hoy día, existiendo de hecho una carencia importante de espacio industrial moderno acorde a esta creciente necesidad. Esto está impulsando el mercado de promoción e inversión inmobiliaria logística a nivel mundial, una tendencia que desde nuestra empresa seguimos muy de cerca.

La contrapartida es que los vendedores finales, al no necesitar tanto espacio físico de almacén, pueden destinar el excedente de espacio a la exposición de sus productos al cliente comprador; una alternativa mucho más rentable.

¿Cuáles son las otras ventajas que el crossdocking representa para vendedores y retailers?

La minimización del stock permite reducir los riesgos del vendedor, derivados de los posibles daños que pueda sufrir la mercancía en el almacén, o de que un artículo deje de venderse por algún motivo; ¿por qué asumir este riesgo innecesariamente si puedo reabastecer los productos de mi tienda diariamente?

¿Cuál es el futuro del crossdocking?

De manera inexorable, los plazos se van a seguir acortando cada vez más, particularmente si tenemos en cuenta la tendencia al alza de recogida en tienda del comercio electrónico (“same day, in store pick-up”). En el futuro será más habitual realizar una compra online y acudir a una plataforma de recogida ese mismo día para reclamar el producto comprado. Amazon está liderando este cambio en los hábitos de consumo de todos, a través de sus tiendas físicas de libros.

Pasar de un modelo de tiendas a un formato de plataformas de recogida con plazos tan ajustados implica que será necesario acercar la logística al consumidor final, con mayor número de inmuebles, pero más pequeños. La agilidad y la inmediatez primarán y moldearán el patrón de promoción y construcción logística, antes de lo que nos imaginamos.

Pero, ¿cómo me afecta a mí el auge del crossdocking?

Ciertamente, ya hemos respondido de algún modo a esta cuestión. Queda claro que el crossdocking permite acortar los plazos de entrega en todos los eslabones de la cadena de suministro. Como compradores y consumidores, nuestra satisfacción será más rápida e inmediata. Recibiremos antes nuestras compras on-line y cuanto antes las recibamos, antes podremos descubrir otra necesidad subyacente que no conocíamos hasta ese momento… ¡a comprar se ha dicho!

El coworking; preguntas y respuestas

El coworking; preguntas y respuestas

¿Qué es el coworking?

El coworking consiste, literalmente, en trabajar en compañía de otros profesionales con los que no se guarda necesariamente ninguna relación, en espacios abiertos y flexibles, dotados de una infraestructura y servicios comunes, normalmente gestionados o mantenidos por una empresa u organización.

Se basa en la filosofía de que, por muy distantes que puedan ser dos personas en su línea de negocio o especialidad profesional, trabajarán mejor si lo hacen juntas que si lo hacen por separado, siempre y cuando sean personas que hagan suya y disfruten de la flexibilidad en el espacio de trabajo.

¿Dónde nació el coworking?

Aunque existen diferentes personas en el mundo que se atribuyen la creación del término “coworking”, literalmente traducido del inglés como “trabajar en compañía”, se podría decir que esta filosofía empezó a institucionalizarse en EE.UU., allá por el año 2005. Algunas start-up de San Francisco decidían agruparse y trabajar bajo un mismo techo, compartiendo gastos pero, sobre todo, compartiendo ideas y conocimiento.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del coworking?

Como todo en la vida, la respuesta a esta pregunta depende mucho del prisma desde el que pretendas responderla. Si eres un trabajador autónomo, sientes cierto aislamiento trabajando por tu cuenta y necesitas espacio a un coste reducido, el coworking es la solución a todos tus problemas.

Este tipo de espacios son además una excelente forma de conocer a otros profesionales en una situación parecida a la tuya, pertenezcan o no a tu sector o mercado. Se suele decir que los espacios de coworking son un hervidero de ideas, precisamente por la heterogeneidad de los que los ocupan.

Las desventajas son pocas, teniendo en cuenta que existe una “mega-tendencia” hacia la economía colaborativa, de la que las oficinas no están exentas. Ahora bien, sí es cierto que, para organizaciones más rígidas o convencionales, en las que la marca, la personalización y la jerarquización del espacio es importante, el coworking no es la solución más adecuada.

¿Cómo de grande es el mercado y cuál es su crecimiento futuro?

Según un estudio reciente en la materia, se estima que existen cerca de 8.000 centros de coworking en todo el mundo. Pueden parecer pocos, pero el número de centros crece a ritmos del 40% anual, muestra evidente de que existe una concentración muy baja de operadores. Aproximadamente 500.000 personas en todo el mundo trabajan en espacios de coworking.

¿Influye el coworking en el diseño de las oficinas?

Definitivamente sí y, si te detienes a pensarlo, dicha influencia ya está muy presente en el mundo de las oficinas. En una época no tan lejana, los cargos directivos de las compañías ocupaban todos su despacho y el resto de los mortales se atrincheraba en cubículos.

Hoy día los espacios son en general más abiertos, con menos despachos cerrados y más zonas abiertas y comunes. Esto se hace en las compañías para, precisamente, evitar el aislamiento, fomentar el trabajo en equipo, incrementar el “cross-selling” y mejorar en términos de productividad; todo esto es atribuible a la influencia del coworking.

¿Qué tipo de empresas o sectores son más favorables al coworking?

El coworking brilla especialmente en los, países o zonas con alta concentración de start-ups, particularmente en sectores de la rama creativa o digital. Ello es debido a que las empresas que han nacido al calor de internet, son más favorables a métodos de trabajo colaborativos y multidisciplinares, debido precisamente a su juventud. Sus estructuras son menos rígidas y por ende se adaptan muy bien a este tipo de espacios informales.

¿Qué diferencia existe entre un centro de negocios y un espacio de coworking?

La diferencia fundamental reside en la colaboración; la empresa que se instala en un centro de negocios no precisa necesariamente de interactuar o colaborar con otros clientes del centro, el cual permite alquilar espacios independientes y, hasta cierto punto, personalizables.

Ahora bien, dado el crecimiento de la tendencia del coworking, muchos centros de negocios están incorporando esta filosofía a su modelo de negocio, ofreciendo a sus clientes espacios abiertos y diseñados para el trabajo en equipo…aunque sea con desconocidos.

¿Y tú? ¿Eres de coworking o trabajas en una oficina convencional?

Elegir el local comercial perfecto para tu negocio

Elegir el local comercial perfecto para tu negocio

¿Cómo elegir el local comercial correcto? ¿Cómo acertar en cuestión de localización, tamaño y longitud de fachada? ¿Existe alguna metodología a seguir que sirva para no equivocarse en la búsqueda y selección? ¿Es imprescindible la ayuda de un profesional o es tan sencillo como buscar carteles a pie de calle o anuncios en internet y llamar por teléfono a los anunciantes? Si regentas una tienda o negocio, es probable que en algún momento te hayas formulado preguntas como éstas.

Los costes de adecuación de un local comercial y la puesta en funcionamiento de una tienda son altos (o muy altos). Dependiendo de qué productos o servicios ofrezcas al público, dichos costes de implantación pueden ser incluso más altos que los de una oficina y, para mayor gravedad, los contratos de arrendamiento de los locales suelen ser más largos que los de las oficinas. Todo esto supone un compromiso mayor con la inversión, haciendo que elegir el local comercial correcto sea un asunto de suma importancia; una buena decisión en este sentido esconde muchas veces la llave del éxito.

Debido a ello, nuestro propósito de hoy es darte algunos consejos para elegir el local comercial idóneo y que la aventura de abrir una tienda, un restaurante, un gimnasio o un parque infantil (por citar sólo algunos ejemplos) arranque con buen pie y que la derivada inmobiliaria de tu negocio no sea un lastre para el negocio, sino todo lo contrario.

Vaya por delante que hoy no cubriremos los aspectos normativos relacionados con la licencia de apertura de los locales comerciales, por haber sido tratados aquí anteriormente.

Elegir el local comercial perfecto; “lo que bien empieza, bien acaba”

1.- Visualiza el espacio. Antes de ni siquiera pensar en localizaciones para tu tienda, has de hacer un esfuerzo por imaginar y visualizar el espacio. ¿Qué vas a vender o qué servicios vas a ofrecer? ¿Vas a exponer mercancía o productos? ¿Cómo captas los clientes? ¿Necesitas llamar la atención de los transeúntes con un escaparate que sea visible? ¿Precisas superficie de almacén o trastienda?

Estas preguntas son fundamentales llegado el momento de elegir el local comercial y su objetivo es empezar a comprender qué superficie o tamaño de local necesitas, así como qué configuración ha de tener.

2.- Estudia la demografía. Luego vuelve a estudiar la demografía. ¡Y no olvides estudiar la demografía! Aunque empleemos el humor para recalcar este punto, no podemos ser más serios al insistir en ello. Elegir el local comercial perfecto depende en su mayor medida de que conozcas bien quiénes son tus clientes potenciales, qué patrones de consumo siguen, cuál es su poder adquisitivo, dónde viven, qué edad tienen o de qué género son. Hasta que no entiendas de manera clara y meridiana quién es tu comprador “tipo”, es inútil hacer cábalas sobre qué local comercial te conviene más.

3.- Analiza a la competencia. ¿Quiénes son tus competidores y dónde están? ¿Compiten directamente con tu modelo de negocio o podrían ser complementarios al tuyo? ¿Hay una alta concentración de tiendas similares a la tuya en las zonas o calles que estás estudiando?

En este apartado será determinante la sensibilidad y conocimiento que tengas del sector en el que operas, para detectar posibles cambios en modas o tendencias que puedan jugar a tu favor o en tu contra. Por ejemplo, en ocasiones las tiendas de un determinado sector se agrupan por barrios o zonas, atrayendo mucho público del que tu negocio se podría beneficiar. Ahora bien, para ello deberás ser capaz de ofrecer algo diferente y distintivo que invite a la gente a entrar en tu local, en lugar de -o además de- hacerlo en el del vecino.

4.- Averigua si existe alguna asociación de comerciantes en la zona, así como qué beneficios comporta pertenecer a ella. Existen agrupaciones muy activas, con acciones llamativas de promoción del área comercial en la que se encuentran. También son una buena manera de defender los derechos de una colectividad, en cuestiones como limpieza urbana, obras en la vía pública, etc.

5.- Conoce los accesos mediante transporte público, así como con transporte privado; ¿existen líneas de autobús o metro cercanas? ¿Hay oferta de aparcamiento en la zona? ¿Qué distancia hay que andar desde la parada o parking más cercano? Si es preciso, conoce todas las zonas que estás estudiando, y conócelas empleando todos los medios de transporte, todos los días de la semana. De nada sirve que sea muy fácil aparcar delante de tu futura tienda en días entre semana, si el grueso de tus ventas se concentrará en sábado y domingo, cuando aparcar es harto complicado.

6.- Intenta conocer los planes urbanísticos futuros de las zonas que estás estudiando, antes de elegir el local comercial y comprometerte con él. ¿Se van a producir obras en el barrio que podrían impactar en tus ventas? ¿Se va a soterrar alguna calle o peatonalizar alguna zona? ¿Podrían darse obras que molestaran a los viandantes o que complicaran el acceso a tu tienda?

Busca toda la información que puedas en internet, pero recomendamos también que consultes a la asociación de comerciantes correspondiente (si existe) o que entres en alguna tienda vecina y preguntes por ello; recibirás información, casi con toda seguridad desinteresada y de primera mano.

Realizadas las averiguaciones anteriores y hechas todas las pesquisas necesarias, es el momento de levantar el teléfono y empezar a llamar a los números que hayas visto en carteles por la calle o que hayas localizado a través de nuestro buscador.

Tampoco es éste un mal momento para llamar a un profesional inmobiliario que te pueda asesorar…

Buena suerte.

Las naves industriales más grandes del mundo

¿Sabes qué volumen ocupa aproximadamente un autobús urbano? En números redondos, multiplicando su longitud (12 metros), por su anchura (2,5 metros), por su altura (3 metros), llegamos a la cifra de 90 metros cúbicos (m³) de volumen total.

Ahora imagina que, por necesidades del guion, podemos apilar unos autobuses sobre otros. Imagina que construyes pilas de 10 autobuses de altura cada una y que lo haces ocupando una superficie de 50 campos de fútbol, formando una especie de enorme “caja” hecha de pilas de autobuses.

Esta caja estaría conformada por aproximadamente 150.000 autobuses y tendría un tamaño muy similar a la nave industrial más grande el mundo, situada en los Estados Unidos (¡como no podía ser de otra manera!) y ocupada por Boeing. Concretamente se trata de la Boeing Everett Factory, en la que desde mediados de finales de los años 70 se fabrica el 747, entre otros tantos modelos.

En la entrada de hoy queremos ofrecerte el detalle de ésta y otras naves, todas ellas caracterizadas por ser las más descomunales (no se nos ocurre otra palabra) que existen.

Las naves más grandes del mundo; el tamaño sí importa…

1.- Fábrica de Boeing Everett, situada en Washington, Estados Unidos. Su superficie es de 400.000 metros cuadrados y su volumen total es de 13.000.000 de metros cúbicos. Ostenta el récord con bastante diferencia respecto a las siguientes naves en la lista y será difícil superarla.

2.- Almacén de distribución de Target Import, situada en Georgia, también en Estados Unidos. Mide 188.000 metros cuadrados y su volumen es de 7.430.000 metros cúbicos. Target es una cadena de grandes almacenes americana, competidora de la marca líder en su mercado, Walmart. Curiosamente, Walmart no cuenta con ningún inmueble entre las naves más grandes del mundo.

3.- Planta Jean Luc Lagardère, situada en Toulouse, Francia. Con 123.000 metros cuadrados de superficie y 5.600.000 metros cúbicos de volumen, es el lugar de fabricación del avión comercial más grande del mundo, el Airbus A380. Debe su nombre al reconocido empresario francés, Jean Luc Lagardère, uno de los fundadores de EADS, fallecido en 2003.

4.- The Aerium, situada en Brandenburgo, Alemania. Quizá sea el caso más curioso de todos. Una nave construida originalmente como hangar para la construcción de naves dirigibles tipo zepelín y posteriormente reconvertida en parque acuático. Su superficie es de 70.000 metros cuadrados y su volumen es de 5.200.000 metros cúbicos. Alberga una selva tropical, una playa artificial, varias piscinas y diversas opciones de restauración.

5.- Astilleros Meyer Werft, en Papenburgo, Alemania. Con 63.000 metros cuadrados y 4.700.000 m3, es el cuartel general de un fabricante de embarcaciones de lujo que data de 1795. Es el astillero con la mayor superficie cubierta y sin columnas del mundo.

6.- Planta de ensamblaje de la NASA, en Florida, Estados Unidos. Con “sólo” 32.000 metros cuadrados, puede no parecer digna de figurar entre las naves más grandes del mundo, pero si a ello le sumas un volumen de 3.600.000 metros cúbicos, intuyes que debe ser un edificio muy alto también. Concretamente tiene 160 metros de alto y es el edificio más alto del mundo en una sola planta.

7.- Centro de exhibiciones O2, en Londres, Reino Unido. Con 102.000 metros cuadrados y 2.800.000 metros cúbicos, es la única entre las naves más grandes del mundo construida para dedicarla al entretenimiento. El centro O2, inaugurado en 2012, contiene a su vez diferentes edificios, zonas y explanadas dedicadas al ocio y a la restauración (tiendas, conciertos, deportes, etc.). Se construyó partiendo de la estructura original del “Milennium Dome”, un edificio que se proyectó para celebrar el fin de milenio y que albergaba una exposición sobre esta temática.

8.- Centro de distribución Tesco, localizado en Donabate, Irlanda. Con 80.000 m2 y 1.550.000 metros cúbicos de volumen, sus racks alcanzan una altura de 12 metros en 31 hileras, lo cual equivale a una capacidad de almacenaje total de 76.000 palets.

Para concluir y dado que se están construyendo nuevos inmuebles cada día, quisiéramos dejar la lista abierta a nuevas incorporaciones y sugerencias, teniendo siempre en cuenta que no solamente se trata de la superficie, sino de la proporción que guarda ésta con la altura. Los metros cúbicos es realmente el indicador que te permite saber el número total de autobuses que caben dentro de las naves más grandes del mundo…

Hasta la semana que viene.